Zamora

VOX pide de nuevo al Ayuntamiento de Zamora que facilite el uso de los quioscos vacíos

15 agosto, 2021 17:30

Ya en mayo del pasado año, VOX Zamora preguntó al Ayuntamiento por el estado en que se encontraban los quioscos en desuso instalados en 2004 con un diseño clásico, que pretendía imitar la cúpula de la Catedral.



Se preguntó qué número de ellos estaban desocupados, así como el destino que se pretendía dar a estos elementos que debían servir para lo que fueron diseñados, para un uso comercial capaz de generar algunos puestos de trabajo.



Se quería conocer también si ha habido interesados para utilizarlos, en fin, qué pensaba el Ayuntamiento hacer con ellos en el futuro.



Ahora se ha dejado de utilizar el que se encuentra en la Plaza de la Puentica por jubilación de su titular, por lo que las preguntas de hace más de un año vuelven a ser vigentes, sin que en todo este tiempo se haya tomado ninguna decisión por el Ayuntamiento.



Según informaba entonces el Concejal de Comercio, "se está valorando la posibilidad de dotar de nuevas funcionalidades a los inmuebles". Añadía que la valoración de las nuevas utilidades y su tramitación es compleja, por lo que no se había tomado ninguna decisión ni abierto ningún concurso de adjudicación para proceder a su uso.



Debe ser muy complejo el tema o muy incompetente el Concejal, ya que un año y medio después estamos en el mismo sitio.



Esa es la queja de VOX, la falta de gestión efectiva, la inacción del Ayuntamiento de Zamora, al que desde aquí pedimos la mayor celeridad en la toma de decisiones sobre esos quioscos, para que puedan ser utilizados en el menor tiempo posible con la intención de crear puestos trabajo.



También nos llama la atención que precisamente un Ayuntamiento comunista permita instalar un cajero en un quiosco. No nos quejamos porque se use un quiosco por una Caja, sino porque se hace sin que lo permita la norma municipal que regula la explotación de los quioscos.



Eso, salvo que se base en una normativa que el Ayuntamiento no ha hecho pública, se llama nepotismo o trato de favor.



Parece lógico buscar otras utilidades a estos quioscos que de acuerdo a la Concesión Administrativa Municipal vigente, solo pueden vender "periódicos, revistas y golosinas". No creemos que en los cajeros se vendan golosinas, periódicos y revistas.



Nos consta que hay empresarios interesados en su uso, pero para ello debería el Ayuntamiento, y en especial el Concejal de Comercio, facilitar las condiciones legales adecuadas. Naturalmente, no se ha hecho nada en estos seis años triunfales.



La última vez que se ofertó la explotación de los quioscos de prensa fue en 2011, según se desprende de la información que ofrece el propio Ayuntamiento.



"Los kioscos que han logrado sobrevivir parecen abandonados a su suerte y los cerrados no se sacan a concurso y se van retirando"

"Se propone que vuelvan a salir a concurso ya que se trata de puestos de trabajo para las personas con algún grado de discapacidad"

"Se tiene que resolver el mantenimiento de estas instalaciones, del que tenía que hacerse cargo la empresa que las colocó, que al parecer fue a la quiebra. Ahora nadie los mantiene y aparecen con elementos rotos y pintadas"

"Se solicita información sobre la actual situación del contrato, puesto que la empresa original suministraba los kioscos a cambio de explotar la publicidad durante 20 años. El Ayuntamiento debe asegurarse de qué se hace con la propiedad pasado el plazo y si nadie quiere explotar su publicidad, que lo haga la institución para sus propias comunicaciones a los ciudadanos"




Estas frases entrecomilladas fueron pronunciadas por el líder de IU y concejal Francisco Guarido en septiembre de 2008, "cuando era el martillo de los herejes. Ahora tiene una magnífica ocasión de responder a sus propias preguntas. Por supuesto, no lo hará. Una mentira más de Guarido".