Zamora

El Ayuntamiento de Zamora repara el muro lateral del aparcamiento de San Martín

12 agosto, 2021 12:05

El Ayuntamiento de Zamora está llevando a cabo una intervención sobre el muro lateral del aparcamiento de San Martín, que supone la reparación de un paño completo del cerramiento de mampostería e piedra que reviste el muro de contención que da a la calle de Carniceros y a la de Sor Dositea Andrés y uno de cuyos laterales alberga las piezas arqueológicas recuperadas en su momento durante la excavación del aparcamiento. Este deterioro se ha producido fundamentalmente por las humedades generadas por la lluvia y el paso del tiempo, ya que la edificación data de 2001, y se trata de una construcción incluida dentro del ámbito de aplicación del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de la ciudad.

El muro interior del aparcamiento es de hormigón armado pero está revestido por un panel de mampostería de piedra arenisca de Zamora que en algunos tramos presenta un estado con riesgo de desprendimientos de mampuestos hacia la acera. Con anterioridad se habían realizado ya diversas intervenciones sobre alguna zona puntual del cerramiento de piedra afectado, pero que no han resultado ser la solución más idónea para resolver el problema del muro, que se ha ido agravando con el paso del tiempo. Este deficiente estado de todo el paño del muro supone un riesgo evidente para la seguridad de los viandantes, y más aún cuando ya se han producido algunas caídas de los elementos pétreos, aunque afortunadamente sin tener que lamentar ningún daño personal; circunstancia hace más necesario realizar una intervención integral sobre todo el tramo afectado.

La intervención que se lleva a cabo supone la reconstrucción del paño de mampostería, apoyado sobre una nueva cimentación más sólida del terreno y debidamente retenido al muro interior de hormigón armado. Cabe destacar que no se alterará en ningún momento la estética ni la volumetría de la zona, ya que los mampuestos se desmontan y se acopian en lugar seguro para su posterior recolocación en el mismo muro, manteniéndose de esta forma los materiales de los que está compuesto el cerramiento; y lo mismo se hará con  las piezas arqueológicas recuperadas en su momento durante la excavación del aparcamiento, que serán previamente documentadas mediante su correspondiente ficha y características. El objetivo final de esta intervención es devolver al conjunto a su estado original, asegurando la estabilidad y la consolidación estructural del tramo, garantizando así la seguridad de sus usuarios y de la población que transite por la zona.

El coste de esta intervención es de 48.000 euros y el plazo de ejecución de las obras es de dos meses, por lo que estarán concluidas antes de que finalice el verano.