Zamora

Nuevos contenedores y camiones, soterramientos y más limpieza: así es el nuevo contrato de basuras aprobado por el Ayuntamiento de Zamora

El Pleno ha dado por fin luz verde a la adjudicación a la empresa CESPA de este contrato de basuras por un plazo de 8 años y un importe de 6.057.700 euros

30 julio, 2021 19:07

Tras años de retrasos, el nuevo contrato del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria de Zamora será una realidad. El Pleno del Ayuntamiento ha dado por fin luz verde a la adjudicación a la empresa CESPA de este contrato de basuras por un plazo de 8 años y un importe de 6.057.700 euros, con una baja del 24% sobre el precio de licitación. Un histórico convenio que llevaba caducado desde el año 2014 y cuya renovación traerá consigo "una mejora sustancial" para la ciudad de Zamora, según ha manifestado el alcalde de Zamora, Francisco Guarido. El contrato se aprueba con los catorce votos a favor de Izquierda Unida, la abstención del PSOE y Ciudadanos, y el voto en contra del Partido Popular. 

El nuevo contrato incluye la renovación completa de toda la maquinaria, camiones y barredoras, que además deberán funcionar con gas en el caso de la maquinaria grande. También se cambiarán todos los contenedores de la ciudad, tanto los orgánicos como los de papel/cartón, envases y vidrio; y se irá implantando el contenedor de 'restos', obligatorio a partir de 2022. Y, al fin, se responde la reclamación desde hace años del soterramiento de los contenedores en el Casco Antiguo, con doce nuevas 'islas soterradas'. El Ayuntamiento exige que se mantenga a todo el personal contratado actualmente, y Guarido ha querido destacar que en este nuevo contrato "la masa salarial ha sido mejorada al alza por lo que entendemos que los trabajadores recuperarán los derechos perdidos con anteriores gobiernos". Un contrato que como novedad tamién incluirá el Punto Limpio y a sus trabajadores como parte del convenio, añade un plan específico de limpieza permanente de pintadas en toda la ciudad, mejora la frecuencia del lavado de los contenedores y se extiende en la limpieza al mercadillo, las fiestas de los barrios y todo el Mercado de Abastos. 

Una noticia que desde el equipo de gobierno defienden como muy positiva para la ciudad, pero que parece generar muchas dudas entre los miembros de la oposición. Y es que la empresa que se ha hecho con el contrato de basuras de la capital ha sido recientemente vendida al inversor alemán Grupo Schwarz, que es dueño de Lidl. Tanto el concejal socialista, David Gago, como el popular, Víctor López de la Parte, han destacado este hecho por la posible viabilidad de que la nueva inversora acate la oferta económica planteada por Cespa cuando la empresa ya estaba en venta, por sus bajos precios, que Víctor López ha defendido que "no es del 24% sino del 53% si no tenemos en cuenta la masa salarial". "Y es que un camión de basura no puede salir a la calle por 30 euros", ha detallado. 

Algo a lo que el teniente de alcalde, Miguel Ángel Viñas se ha mostrado "sorprendido". El también concejal de Contratación ha defendido los informes de los técnicos del Ayuntamiento, que avalan la elección de esta empresa, y que "tienen más de 250 páginas de explicaciones" para dar luz verde a la concesión de este contrato. "Este contrato se ha hecho con la celeridad máxima, pero sin meter prisa a los técnicos y con toda la cautela necesaria", ha puntalizado Viñas.

Rabiche, La Alhóndiga y el estadio Ruta de la Plata

También se aprobaba una partida de 43.560 euros para la licitación de la redacción de un Plan Especial de Reforma Interior en Rabiche para ordenar urbanísticamente esta zona del barrio de San Frontis, que se encuentra muy deteriorada, en la que el propio Ayuntamiento construyó viviendas sociales, hace ya más de treinta años con el fin de erradicar el chabolismo, pero que cuenta ya con nuevos asentamientos. El alcalde de Zamora ha defendido que la redacción del PERI será "un punto de partida" en poner fin al chabolismo de la zona con la reordenación de los viales, la determinación de las titularidades, la liberalización de las parcelas ocupadas y se abrirán nuevas calles asfaltadas, de tal forma que este espacio marginal quede integrado urbanísticamente en la ciudad. Guarido ha remarcado que se trata de un primer paso en un proyecto "a medio/largo plazo e imprescindible" para dar solución a marginalidad de Rabiche.

Por otro lado, el Ayuntamiento también daba de paso el  nuevo reglamento de uso de los espacios de la Alhóndiga, que no permitirá las actividades de tipo litúrgico o en la que se haga proselitismo, así como otras actividades que conlleven riesgo para la salud, de carácter deportivo, de los partidos políticos para actos internos del partido, las de carácter económico, y en general todas aquellas que conlleven comportamientos contrarios a la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Algo que ya suscitaba bastante polémica hace una semana cuando Vox calificaba esta nueva normativa como "simplemente delirante", y acusaba al Ayuntamiento de estar en contra de las actividades de los partidos, "como en cualquier dictadura" y de profesar "odio a la religión". 

Por último, el Pleno también aprobaba la cesión del estadio Ruta de la Plata al Zamora C.F., como concesión privativa demanial al transformarse el equipo en Sociedad Anónima Deportiva, entre cuyos objetivos está el ánimo de lucro. Dado que se trata de una ocupación privativa de un bien de uso público, debe iniciarse un nuevo procedimiento para la cesión del estadio. Además, debido su carácter privativo, que excluye su uso por parte de otros clubes deportivos de la ciudad, debe acreditarse que cumple una finalidad o utilidad social, lo que en este caso puede considerarse como de interés "para el general esparcimiento de los ciudadanos y en particular de los aficionados al deporte fútbol". 

Algo por lo que el concejal del Partido Popular, Víctor López de la Parte ha pedido al concejal de Deportes que "tranquilizara" al club por unas declaraciones realizadas por Francisco Guarido en 2007, entonces como concejal, y en las cuales exigía que esta cesión tuviera un precio para el Zamora CF de 750.000 euros. Manuel Alonso ha asegurado que todo este proceso está realizado en consenso con el propio club, que ha solicitado esta cesión y que "no entiende el oscurantismo que el PP quiere darle al asunto". El concejal de Deportes ha enviado un mensaje de tranquilidad y ha pedido "esperar" a los informes que se realicen para establecer el canon que el Zamora CF tendrá que pagar por dicha cesión.