Zamora Según el relato de Vox Zamora, dichos inspectores de Trabajo detectaban a varios trabajadores que no estaban dados de alta, "a los que se levantó la pertinente diligencia, que podrá acabar en sanción administrativa". Algo que, si bien, la formación de ultraderecha ha calificado como "positivo", también ha afeado que esta diligencia "se dirija de forma prioritaria a sectores de población que no representan un problema ni económico ni social importante, mientras otros supuestos infractores no son perseguidos con igual eficacia por este Gobierno", en referencia a "los trabajadores del 'top manta', que sí son un problema social y económico, ya que comercian con productos ilegales y además están llevando a la ruina a muchos pequeños comerciantes". Vox Zamora critica que "sea este sector de las ventas ilegales y fraudulentas del mantero merecedor de más protección, e incluso impulso, por parte de nuestra izquierda progre que los sectores de la agricultura o el pequeño comercio, a los que no se le pasa ni una y se les fríe a impuestos"."Sorprende que cumpliendo instrucciones del poder político, es decir de los ministros socialistas María Jesús Montero y José Luis Escrivá, la Hacienda pública use el tiempo de sus funcionarios para perseguir a tan 'peligroso defraudador' y las inspecciones de trabajo se dirijan a unos feriantes que van a trabajar ilegalmente echando una mano a su familia, como mucho dos días, en un mercado tradicional que cuenta con más de 200 años de historia", finalizan en un comunicado. 

Vox Zamora afea al Ministerio de Trabajo que denunciara a vendedores por no estar dados de alta durante la Feria del Ajo

6 julio, 2021 17:42

Este fin de semana, la Feria del Ajo volvía a celebrarse en Ifeza con gran éxito de participación. Los 120 puestos allí congregados vendían hasta el último de los ajos, en dos jornadas de gran afluencia por parte de los zamoranos. Decenas de productores locales que, en dos jornadas maratonianas, sacaban la venta de buena parte de su producción y que da sentido a este evento.

Dos días de feria que ayudan a estos productores, en muchos casos familiares, a llevar se un merecido pellizco económico por el fruto de su trabajo en el campo. Y como en cualquier evento comercial, los técnicos del Minsterio de Trabajo estaban en el lugar inspeccionando que los vendedores allí congregados estuviera de alta en la Seguridad Social. Según el relato de Vox Zamora, dichos inspectores de Trabajo detectaban a varios trabajadores que no estaban dados de alta, "a los que se levantó la pertinente diligencia, que podrá acabar en sanción administrativa". 

Algo que, si bien, la formación de ultraderecha ha calificado como "positivo", también ha afeado que esta diligencia "se dirija de forma prioritaria a sectores de población que no representan un problema ni económico ni social importante, mientras otros supuestos infractores no son perseguidos con igual eficacia por este Gobierno", en referencia a "los trabajadores del 'top manta', que sí son un problema social y económico, ya que comercian con productos ilegales y además están llevando a la ruina a muchos pequeños comerciantes". 

Vox Zamora critica que "sea este sector de las ventas ilegales y fraudulentas del mantero merecedor de más protección, e incluso impulso, por parte de nuestra izquierda progre que los sectores de la agricultura o el pequeño comercio, a los que no se le pasa ni una y se les fríe a impuestos".

"Sorprende que cumpliendo instrucciones del poder político, es decir de los ministros socialistas María Jesús Montero y José Luis Escrivá, la Hacienda pública use el tiempo de sus funcionarios para perseguir a tan 'peligroso defraudador' y las inspecciones de trabajo se dirijan a unos feriantes que van a trabajar ilegalmente echando una mano a su familia, como mucho dos días, en un mercado tradicional que cuenta con más de 200 años de historia", finalizan en un comunicado.