Zamora Cerealto Siro Foods asegura haber hecho "un último esfuerzo" para acercar posturas y mantienen estar "abiertos" a seguir negociando con los representantes sindicales este proceso, "de cara a alcanzar las mejores condiciones, siempre en un marco responsable que nos permita alcanzar la flexibilidad y competitividad necesarias para abordar los retos a los que nos enfrentamos y garantizar el nivel de actividad de la planta y el empleo"."Nuestro compromiso con Toro y sus personas se mantiene como hasta ahora", han remarcado desde la empresa galletera.

Siro tiende la mano a los trabajadores de Toro para conseguir un convenio con "las mejores condiciones", pero competitivo con nivel de actividad de la planta

21 mayo, 2021 13:59

El Comité de Empresa de Galletas Siro en Toro anunciaba este mediodía una huelga de carácter intermitente a partir del próximo miércoles, día 26 de mayo, para repetirse los días 2, 16 y 23 del próximo mes de junio . Una movilización afecta a unos 300 empleados de la factoría toresana y que se inicia tras la ruptura de negociaciones para la modificación de su convenio colectivo. Los trabajadores aseguraron hoy en rueda de prensa que "se han agotado" todas las vías de negociación, incluido el SERLA, para conseguir un incremento "digno" de los salarios. La empresa les ofrece el 0,8 por ciento para el año 2020 y el 1,2 por ciento para el año 2021. Algo que el Comité no acepta y que ha llevado a optar por la vía de la reivindicación. 

Por ello, Cerealto Siro Foods ha roto hoy su silencio para asegurar que las negociaciones con el Comité de Empresa se han prologado durante más de un año, "con la voluntad de ser competitivos de cara a garantizar el nivel de actividad de dicha planta y, por consecuencia, el empleo de la misma, pero sin ser ajenos al contexto de incertidumbre económica y sociolaboral internacional sin precedentes derivado de la pandemia" aseguran en declaraciones a El Español-Noticiascyl.

La empresa galletera asegura que, durante toda la negociación del convenio, la actitud de la compañía ha sido "dialogante, cercana y transparente", y buscando siempre "las mejores condiciones posibles" para los trabajadores de la factoría toresana. Cerealto Siro Foods asegura haber hecho "un último esfuerzo" para acercar posturas y mantienen estar "abiertos" a seguir negociando con los representantes sindicales este proceso, "de cara a alcanzar las mejores condiciones, siempre en un marco responsable que nos permita alcanzar la flexibilidad y competitividad necesarias para abordar los retos a los que nos enfrentamos y garantizar el nivel de actividad de la planta y el empleo".

"Nuestro compromiso con Toro y sus personas se mantiene como hasta ahora", han remarcado desde la empresa galletera. Cerealto Siro adquirió la fábrica de Toro en 1993 y ha invertido desde 2007 más de 80 millones de euros en la modernización y optimización de la planta de Toro, "con el fin de convertirla en una planta competitiva y garantizar la estabilidad del empleo. Desde su adquisición la compañía ha triplicado el empleo de la planta" recuerdan.

"Confiamos en poder alcanzar un acuerdo pronto que garantice, no solo el presente, sino el futuro de la fábrica y las personas de Toro", declaran a este periódico.