Zamora El nuevo módulo se sitúa en el ala norte del recinto, en la zona de ampliación del cementerio y alineado con otros módulos de nichos ya existentes.

El cementerio de San Atilano estrena 72 nuevos nichos y 40 columbarios

20 mayo, 2021 13:49

El Cementerio municipal cuenta con 72 nuevos nichos y 40 columbarios, una vez concluidas las obras de construcción de un módulo de nichos contratados por el Ayuntamiento para atender las futuras necesidades de espacios de enterramientos. El nuevo módulo se sitúa en el ala norte del recinto, en la zona de ampliación del cementerio y alineado con otros módulos de nichos ya existentes. Ocupan una superficie de unos 170 metros cuadrados y el espacio cuenta con un pasillo frontal de 4,50 metros de anchura, además de una separación de unos tres metros respecto a los módulos existentes, donde se ubican los columbarios.

La construcción se ha efectuado en base a estructuras prefabricadas de dos nichos cada una en colocación vertical de 9 columnas y cuatro metros de altura, lo que hace un total de 72 nichos. Los columbarios, de menores dimensiones, se ubican en los laterales del módulo principal donde se han instalado cuatro filas de cinco alturas en cada lateral, lo que suma un total de 40 espacios. El conjunto está dotado además de un cámara interior de evacuación de gases y lixiviados, con dos chimeneas laterales equipadas con filtros de carbón activo. El presupuesto de licitación era de 69.629,72 euros y las obras fueron adjudicadas al a empresa que presentó la oferta más ventajosa, por un importe de 55.285,99 euros; a los que hay que añadir otros 2.057 euros de la redacción del proyecto.

Los nuevos nichos se suman al otro módulo de 72 nichos e idénticas características levantado hace dos años y a las 160 sepulturas construidas en 2018, 30 de las cuales están adaptadas a enterramientos por el rito musulmán. Con estas ampliaciones se estima que se cubrirán las necesidades de enterramientos para los próximos años en el cementerio municipal. No obstante, el recinto cuenta con un espacio libre suficiente para poder acometer futuras dotaciones en función de las necesidades que se vayan produciendo a lo largo del tiempo.

En una colocación vertical de 18 filas con cuatro nichos por cada fila, lo que supone una altura total de cuatro metros. Los columbarios, de menores dimensiones, se ubican en los laterales del módulo principal donde se han instalado cuatro filas de cinco alturas en cada lateral, lo que suma un total de 40 espacios. El conjunto está dotado además de un cámara interior de evacuación de gases y lixiviados y un pozo de registro que conecta con la red general de saneamiento del recinto, para la recogida de las aguas pluviales. El presupuesto de ejecución de las obras ha sido de 65.000 euros.

Los nuevos nichos se suman a las 160 sepulturas construidas por la Concejalía de Cementerio a mediados del pasado año, 30 de las cuales están adaptadas a enterramientos por el rito musulmán. Con estas dos actuaciones se cubren las necesidades actuales para enterramientos en el cementerio municipal. No obstante el recinto cuenta con un espacio libre suficiente para poder acometer futuras dotaciones en función de las necesidades que se vayan produciendo a lo largo del tiempo.