Zamora

Aviso a los dueños de solares en Benavente: no tenerlos limpios tiene consecuencias legales

6 mayo, 2021 16:50

La concejalía de Medio Ambiente recuerda que son reiteradas las quejas de vecinos de Benavente respecto al estado de conservación y mantenimiento de varios solares dentro del casco urbano, tanto vallados como sin vallar, que debido a la proliferación de vegetación, depósito de basuras etc, su falta de diligencia y atención hacen que sean verdaderos focos donde anidan roedores y otras especies. Otro tanto ocurre con algunos inmuebles de la ciudad. 

Por tal motivo, se informa a los propietarios de bienes inmuebles que el Ayuntamiento de Benavente, en aplicación del artículo 8 de la Ley 5/1999, de 8 de abril, de Urbanismo de Castilla y León que señala como obligación del propietario de los terrenos e inmuebles urbanos, entre otras, la de mantenerlos en condiciones de salubridad, realizando los trabajos precisos para conservar o reponer dicha condición, comunicará a los titulares de las edificaciones afectadas, la obligación de adoptar las medidas correctoras necesarias para proceder a limpiar y mantener dichos inmuebles en adecuadas condiciones de salubridad. 

La concejalía recuerda que la presencia de plagas está relacionada con la disponibilidad de comida, agua y refugios. Por lo que el estado de los solares y el deterioro de los edificios puede permitir el acceso a su interior de gatos o palomas que pueden utilizarlos como lugares de descanso o para anidar. La proliferación de esta y otras especies consideradas como plaga causan molestias a los ciudadanos por la existencia de heces, ruidos, deterioros y suciedad. Todo ello determina condiciones higiénicas deficientes y riesgo de enfermedades infectocontagiosas. 

Una vez más, desde la Concejalía de Medio Ambiente se invita a la ciudadanía a cumplir con nuestras propias normas de convivencia, con el objetivo de disfrutar de una ciudad más amable y un entorno saludable, recordando que en caso contrario se seguirán sancionando este tipo de acciones incívicas.