Zamora

Sin aparcamientos y con paso restringido: así quedarán reordenadas estas calles de Zamora capital

25 marzo, 2021 13:41

El Ayuntamiento de Zamora ha diseñado un nuevo modelo de movilidad basado en la recuperación de espacios para el peatón, el "calmado" del tráfico rodado en las áreas del casco urbano, la promoción de otros medios alternativos en detrimento del automóvil, y la contribución a la lucha contra el cambio climático. El nuevo modelo, en el que se recogen ya una serie de actuaciones y proyectos concretos, ha sido presentado hoy por el alcalde, Francisco Guarido, y el concejal de Obras, Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Romualdo Fernández.

Y entre las acciones a llevar a cabo en este plan destaca la creación de la zona de bajas emisiones en el Casco Histórico para lo que se espera contar también con una subvención de la Junta de Castilla y León. Un proyecto que pasa por dejar las calles Cortinas de San Miguel, la Brasa, Traviesa, San Miguel y Luis Ulloa Pereira  en una plataforma única, sin alturas, y con la eliminación total de las plazas de aparcamientos. Además, el paso quedará limitado a residentes, empresas de reparto y el transporte público, en régimen semipeatonal.  

Romualdo Fernández ha comentado que, con esta actuación, Zamora se adelanta a las exigencias que vendrán del Gobierno de España de tener zonas de bajas emisiones en las ciudades. Aunque el concejal no ha especificado cuándo se producirá esta reordenación de tráfico y modificación de dichas calles, sí adelantaba que se producirá "durante los primeros meses del año".

Todas estas medidas se enmarcan en la Declaración de Emergencia Climática, que fue apoyada de forma unánime por todos los grupos políticos a través del Pleno y que goza también de un importante apoyo social, según manifestó Romualdo Fernández, para quien la nueva política de movilidad forma parte de la estrategia de lucha contra el cambio climático que está impulsando el Ayuntamiento, siguiendo los principios del a declaración de emergencia climática, apoyado por todos los grupos políticos. Por lo tanto, los objetivos de estas medidas estratégicas de lucha contra el cambio climático y de modernización del modelo de movilidad urbano son: la mejora de la calidad del aire y la reducción de emisiones tanto de gases de efecto invernadero, como de ruidos. Pero, además, no podemos olvidar que la contaminación producida por los vehículos de combustión es fuente de problemas de salud, que afectan especialmente a los niños y las personas mayores.