Zamora

Los "intereses políticos personales" impidieron el gobierno del PSOE en la Diputación de Zamora

2 marzo, 2021 16:44

Los "intereses políticos personales" frenaron el gobierno del PSOE en la Diputación de Zamora y el cambio de color tras 30 años de hegemonía del Partido Popular. Así lo ha manifestado el alcalde de Benavente y líder de los socialistas en la comarca benaventana, Luciano Huerga en una entrevista a Noticiascyl Zamora que les ofreceremos próximamente.

Luciano Huerga, que revalidaba la Alcaldía de la ciudad en 2019, un hecho que no se producía para el PSOE desde 1986, ha analizado la situación política del Partido Socialista en Zamora y cómo su convulsión actual hizo fallida su llegada al poder en la Diputación Provincial. Y es que, en el lejano mayo de 2019 el Partido Popular conseguía doce diputados; el PSOE, ocho; Izquierda Unida, cuatro, y Ciudadanos, uno. Así, Francisco Requejo se convertía en la llave para dar, a unos u otros, el gobierno de la Diputación. Requejo tenía que elegir si mantenía al Partido Popular en los despachos del palacio de la Encarnación, o si, por primera vez en 30 años, los socialistas gobernarían en la Diputación Provincial. Y el de Ciudadanos eligió un pacto con el Partido Popular.

Una realidad que, para el alcalde de Benavente, responde a que "fruto de nuestras propias divisiones nos hemos hecho daño a nosotros mismos y a la provincia. No hemos ofrecido un proyecto atractivo ni generador de ilusión, para aspirar de forma real a dirigir los designios de esta provincia". Una desunión entre los socialistas zamoranos que viene de lejos y que Luciano Huerga califica de "muy lamentable y triste" para la provincia de Zamora. Porque esta "debilidad" política en el seno socialista hace que "se haya producido la fortaleza de otra formación política como es el Partido Popular; y ha originado que, nunca jamás, la Diputación Provincial haya conocido otro color político que ellos", se lamenta el alcalde benaventano. 

Y aunque el primer edil de Benavente considera que el trabajo de Francisco Requejo ha supuesto "un cambio de actitud como de la noche al día", de cara a tratar con la Diputación de Zamora, se perdió "una magnífica oportunidad de tener un gobierno rompedor y renovador respecto al pasado de la provincia, que era muy necesario". Por ello, Luciano Huerga espera que, de cara al futuro, su formación "aprenda" y "seamos capaces de poner el interés de la gente por delante de los intereses políticos personales de muchos de nosotros".