Zamora (Anexo I) Aunque podría ampliarse en caso de conocimiento de otros casos.El apoyo unánime en el Pleno de enero de los grupos políticos del Ayuntamiento de Zamora a esta iniciativa en la ciudad, lleva al Grupo de IU en la Diputación a trasladarla a la Diputación para instar a los municipios de zona rural de donde procedían algunas de estas víctimas zamoranas a que se sumen a esta iniciativa, así como a colaborar organizativa y económicamente con los pueblos que se acojan a ella.Se trataría de promover y financiar desde la Diputación esta sencilla forma de recordar a los zamoranos que fueron deportados a los campos nazis entre 1941 y 1945, que según los datos facilitados por el Foro de la Memoria afectarían, a 23 personas, de ellas 3 nacidas en la ciudad de Zamora y 20 nacidas en otros 19 municipios de la provincia: Benavente, Toro (2 personas), Coreses, Valcabado, Benegiles, Villalpando, Vadillo de la Guareña, Cañizal, Otero de Bodas, Peque, Valdespino (Robleda-Cervantes), San Román de Sanabria (Cobreros), Ribadelago (Galende), Fresno de la Carballeda (Mombuey), Tola (Rábano de Aliste), Alfaraz de Sayago, La Bóveda de Toro, Micereces de Tera, Santovenia del Esla.Como se explicó en el Ayuntamiento de Zamora, esta actuación se está llevando a cabo por el artista alemán, Gunter Demnig y su Fundación "para honrar a las víctimas del nacionalsocialismo, y la forma que esta Fundación ha establecido consiste en la colocación de adoquines en lugares simbólicos de los pueblos recubiertos de una lámina de metal en el que aparece en la inscripción el nombre de la víctima, fecha de su nacimiento, fecha y lugar del exilio y deportación… y a veces su fallecimiento en los campos de concentración.

IU propone que las victimas zamoranas del nazismo tengan una placa memorial ‘Stolpersteine’ en sus localidades de origen

2 febrero, 2021 11:33

IU propone que la Diputación se una a la iniciativa de apoyo a las víctimas zamoranas del nazismo instando a los ayuntamientos y colaborando con estos en la instalación de placas memoriales ‘Stolpersteine’ en sus pueblos de procedencia. Afectaría a veinte vecinos deportados a los campos nazis procedentes de diecinueve pueblos de la Provincia. (Anexo I) Aunque podría ampliarse en caso de conocimiento de otros casos.

El apoyo unánime en el Pleno de enero de los grupos políticos del Ayuntamiento de Zamora a esta iniciativa en la ciudad, lleva al Grupo de IU en la Diputación a trasladarla a la Diputación para instar a los municipios de zona rural de donde procedían algunas de estas víctimas zamoranas a que se sumen a esta iniciativa, así como a colaborar organizativa y económicamente con los pueblos que se acojan a ella.

Se trataría de promover y financiar desde la Diputación esta sencilla forma de recordar a los zamoranos que fueron deportados a los campos nazis entre 1941 y 1945, que según los datos facilitados por el Foro de la Memoria afectarían, a 23 personas, de ellas 3 nacidas en la ciudad de Zamora y 20 nacidas en otros 19 municipios de la provincia: Benavente, Toro (2 personas), Coreses, Valcabado, Benegiles, Villalpando, Vadillo de la Guareña, Cañizal, Otero de Bodas, Peque, Valdespino (Robleda-Cervantes), San Román de Sanabria (Cobreros), Ribadelago (Galende), Fresno de la Carballeda (Mombuey), Tola (Rábano de Aliste), Alfaraz de Sayago, La Bóveda de Toro, Micereces de Tera, Santovenia del Esla.

Como se explicó en el Ayuntamiento de Zamora, esta actuación se está llevando a cabo por el artista alemán, Gunter Demnig y su Fundación "para honrar a las víctimas del nacionalsocialismo, y la forma que esta Fundación ha establecido consiste en la colocación de adoquines en lugares simbólicos de los pueblos recubiertos de una lámina de metal en el que aparece en la inscripción el nombre de la víctima, fecha de su nacimiento, fecha y lugar del exilio y deportación… y a veces su fallecimiento en los campos de concentración. Con esta iniciativa de “piedras/adoquines que te hacen tropezar” (Stolpersteine), se pretende provocar la reflexión y el análisis, al acercarse a la lectura de la inscripción, pero también honrar con este gesto a las víctimas.

Los diputados y diputadas de IU nos hemos sorprendido al conocer estos datos que afectan a tantos municipios de la zona rural de Zamora, y que demuestran que nuestros pueblos han formado parte activa de la historia de España y de Europa en épocas de conflictos. "Y sobre todo que no han estado aislados ni lo están ahora, pese a los procesos de despoblación y de ninguneo al que han estado sometidos".



Esta iniciativa en los diecinueve pueblos de donde proceden las víctimas zamoranas del nazismo es un homenaje a las personas que sufrieron represión por defender la democracia que hoy disfrutamos. "Pero además sería un reconocimiento a la importancia de nuestros pueblos por pequeños que sean, y a sus hombres y mujeres que no merecen ser olvidados por la historia".



Evidentemente y por respeto a la autonomía municipal, no se trata de imponer desde la Diputación una actuación, "sino de invitar a los municipios a unirse a ella, sabiendo que cuenta con el apoyo ético, político, organizativo y financiero de los diputados y diputadas provinciales". 

Los municipios serían los que deben elegir el sitio donde colocar los adoquines “históricos”, que bien podrían ser en la calle donde nacieron, la entrada del ayuntamiento, o en lugares rescatados para honrar la memoria de los vecinos que sufrieron directamente la barbarie nazi.

Por todo ello, el Grupo de IU presenta la siguiente moción de urgencia:

1.    Apoyar la reparación moral y la recuperación de la memoria personal de los zamoranos deportados a los Campos de Concentración Nazis entre 1940-1945.

2.    Instar a los ayuntamientos de los municipios de procedencia de las víctimas zamoranas del nazismo deportadas a los campos de concentración nazis (entre los años 1940-1945), a unirse a la iniciativa de reparación moral y recuperación de su memoria personal y familiar a través de la colocación de piedras/adoquines para la reflexión, como pretende la Fundación “Stolpersteine” del artista alemán Gunter Demnig, como prueba de este desagravio que, además, persigue el fin de concienciación de las generaciones actuales y futuras, invitando a la análisis para que estas situaciones no deban repetirse.

3.    Poner a disposición desde la Diputación los medios humanos y materiales necesarios para llevar a cabo esta actuación en los municipios que voluntariamente respondan a esta iniciativa.