Zamora

Zamora dedica un jardín a Ursicina Martínez Gallego, impulsora de la Casa de Cultura en la ciudad

27 enero, 2021 13:30

La que fuera principal impulsora de la Casa de Cultura de Zamora, Ursicina Martínez Gallego, dará nombre a los jardines situados frente a los números 12 y 14 de la calle Diego de Losada, según el acuerdo de la Comisión Informativa de Trabajo y Desarrollo Económico de la pasada semana, adoptado por unanimidad de todos los grupos políticos. La propuesta realizada en base a lo establecido en el Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento, así como en el Reglamento sobre Denominaciones y Rotulaciones de Vías Públicas, supone el reconocimiento a título póstumo a Doña Ursicina Martínez Gallego como impulsora y primera directora de la Casa de Cultura, de la que este año se celebra el 50 aniversario de su apertura.

Ursicina Martínez Gallego nació en Santa Cristina de la Polvorosa el 20 de abril de 1906 y falleció en Zamora el 14 de diciembre de 2004. Huérfana de padre desde los 11 años, se licenció en Historia por la Universidad de Madrid (San Bernardo) en 1928, obteniendo el premio extraordinario de licenciatura. De 1931 a 1941 vivió en León donde obtiene la plaza de Facultativa del Cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos del Archivo Arqueológico de San Marcos, e impartió clases en el Instituto 'Padre Isla' de León. En 1941 se trasladó por concurso a la Biblioteca 'Fernández Duro' de Zamora como directora, cargo que desempeñó hasta su jubilación el 20 de abril de 1976 en el puesto de Directora de la Casa de Cultura de Zamora, que ella misma promovió y de la que fue primera directora. Casada y madre de cinco hijos, fue también socia fundadora del Instituto de Estudios Zamoranos 'Florián de Ocampo' y profesora agregada de Bachillerato en el Instituto 'Claudio Moyano' desde 1942 a 1974, en la asignatura de Latín. 

Una vez determinado el acuerdo municipal, en próximas fechas se instalará la placa correspondiente con la que se identificará a este espacio ajardinado situado entre la calle de Diego de Losada y los Jardines de Eduardo Barrón, y que actualmente carecen de denominación específica alguna.