Zamora

El barrio de Carrascal de Zamora en el Senado

16 diciembre, 2020 11:36

UPL, a través de Compromis, ha presentado una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para la inclusión de la depuradora de aguas residuales del barrio de Carrascal en las partidas del Gobierno de España.

UPL recuerda que tanto las aguas residuales domésticas como de explotaciones ganaderas de este barrio son vertidas al Duero sin tratamiento alguno, a escasos kilómetros de la EDAR pese a que la construcción de una estación depuradora lleva comprometida desde hace seis años.

En el año 2015 se firmó convenio entre el Ayuntamiento de Zamora y la Confederación Hidrográfica del Duero (dependiente actualmente del Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico) por el que se acuerda la construcción de una depuradora de aguas residuales en el barrio de Carrascal, y de la que la CHD se hará cargo del proyecto y construcción y el Ayuntamiento de la gestión, aportación de terrenos y camino de acceso, su costé será 250.000 €., anunciándose públicamente por ambas administraciones al año siguiente que se han realizado los trámites necesarios para el inicio de su construcción.

En octubre de este mismo año el subdelegado de Gobierno en Zamora, también públicamente, anuncia que esta infraestructura verá la luz en 2021, con un coste de 258.000 €., sin embargo no se refleja esta partida en los PGE, y así ha sido anunciado por el Ayuntamiento.

Desde la formación leonesista, mediante esta enmienda solicita su inclusión presupuestaria para la finalización de esta infraestructura, cuyos trámites fueron iniciados hace ya seis años, y evitar de esta manera vertidos contaminados al río Duero, incongruentemente sólo dos km aguas abajo de la salida ya depurada de otras aguas de la ciudad en la EDAR, lo que le resta eficacia.

ENMIENDA A LOS PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO 2021

La depuradora de aguas residuales procedente de la red municipal de saneamiento, Carrascal (Zamora).

La mayor parte de la ciudad de Zamora depura sus aguas residuales a través de la EDAR situada a 2 km al oeste de la localidad, en la margen derecha del Duero, en el paraje denominado la Candelada, sin embargo, uno de los barrios de la ciudad, Carrascal, en la margen izquierda, junto al río, continúa a fecha de hoy, vertiendo aguas residuales tanto domésticas como de explotaciones ganaderas, directamente al cauce sin ningún tipo de tratamiento.



En 2011, mediante documento remitido por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), dependiente actualmente del Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico, se afirma que la falta de depuración de aguas residuales en esa zona de la ciudad es una situación transitoria, ya que la construcción de un sistema de depuración está prevista en el Plan Nacional de Calidad de las Aguas y la construcción se iniciará antes del 31 de diciembre de 2015.



En 2015 se firma convenio entre el Ayuntamiento de Zamora y la CHD por el que se acuerda la construcción de una depuradora de aguas residuales en el barrio de Carrascal, y de la que la CHD se hará cargo del proyecto y construcción y el Ayuntamiento de la gestión, aportación de terrenos y camino de acceso, su costé será 250.000 €.



En 2016 se anuncia públicamente por parte del Ayuntamiento y CHD que se han realizado los trámites necesarios para el inicio de la construcción: expropiación de la parcela elegida por la CHD, evaluación de impacto ambiental, etc., quedando pendiente la licitación del proyecto por parte de la CHD.

En 2018 el Senador Carles Mulet García formula pregunta sobre la situación administrativa del proyecto, obteniendo respuesta del Gobierno, que informa que éste fue redactado en noviembre de 2016, pero debe adaptarse a la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, actualización que se estaba llevando a cabo en esos momentos, y que se procedería a continuación con su licitación y ejecución de obras.



En octubre de 2020 el subdelegado del Gobierno en Zamora informa que la Unión Europea considera que el proyecto de depuradora presentado por la CHD es invasiva para el río Duero por lo que la Confederación Hidrográfica está desarrollando un nuevo proyecto que verá la luz en 2021, con un presupuesto de 258.000 €.



En este mismo mes se da a conocer que no se incluye partida alguna para esta infraestructura en los Presupuestos Generales del Estado.