Zamora

Las nuevas normas que tienen que cumplir los dueños de los perros en Zamora

27 marzo, 2020 17:50

Es frecuente ver a propietarios de perros que alargan innecesariamente los paseos con sus mascotas con el único fin de permanecer más tiempo en la calle, y el ocasiones no se observan las debidas medidas de distancia y seguridad, contribuyendo con ello a un mayor riesgo de contagio.

Por este motivo y siguiendo los criterios de la Dirección General de los derechos de los animales como consecuencia de la declaración del estado de alarma, el Ayuntamiento de Zamora ha establecido una serie de medidas para realizar los paseos con los perros y recomendaciones para evitar posibles contagios.

Se trata de unas medidas muy sencillas pero necesarias en su cumplimiento, que se concretan en los siguientes aspectos:

-Los paseos serán cortos, el tiempo necesario para cubrir las necesidades fisiológicas del animal. Se realizaran en el entorno del domicilio, a una distancia aproximada que no supere los 200 metros al domicilio. Hay que ser responsable. No es el momento para la diversión del perro ni del dueño, y hay que evitar el contacto con otros perros o personas.

-Es recomendable un horario y una ruta poco transitada, manteniendo las distancias a otros viandantes, siendo un paseo de mañana y otro de noche

-Es obligatorio llevar bolsa para las heces y botella de agua con detergente para los orines

-La Policía Municipal y los Cuerpos de Seguridad del Estado podrán solicitar la identificación del perro y del dueño, quien será el encargado de pasearlo, excepto por causa justificada y acreditada.

-Se recomienda al volver a casa, la limpieza de la patas, cola y hocico del perro, con una toallita con agua y jabón, con alcohol diluido en agua o gel desinfectante, por prevención, y lavarse las manos después de tocar al animal.

Por parte del Ayuntamiento se está manteniendo la reposición de bolsas, y extremando la limpieza y desinfección de los dispensadores, así como los evacuatorios caninos y las zonas de paseo. Como dato curioso cabe desatacar que durante el periodo de alarma prácticamente no se ha producido ningún abandono de perros en la capital, lo que puede interpretarse como una mayor responsabilidad de los dueños hacia sus mascotas, aunque también pudiera deberse a una mayor instrumentalización del animal en beneficio del dueño.

Colonias felinas



Por otra parte desde el Servicio de Salud Pública del Ayuntamiento se ha establecido un protocolo de actuación para garantizar la alimentación de las colonias felinas de la capital, para lo que se permite el desplazamiento de las personas, de manera individual, cuya finalidad es la alimentación, rescate o cuidados veterinarios de aquellos animales domésticos que habitan en los espacios públicos urbanos.

En ese sentido la alimentación seguirá realizándose como hasta ahora, mediante la colaboración de los alimentadores que actualmente portan un carnet de alimentador autorizado. No obstante si en este grupo hay personas vulnerables o sensibles deberán tenerlo en consideración para no elevar el riesgo para su salud, adoptando todas las medidas de protección y prevención necesarias para ello de acuerdo con el procedimiento de actuación de prevención de riesgos laborales del 24 de marzo de 2020, ya que el supuesto de carácter voluntario de esta actividad resulta análogo al carácter laboral, profesional o empresarial.

Se procurará dar la alimentación en un horario con menor afluencia de personas, y espaciarlo en el máximo de días posibles, en función de la demanda de alimento. Y si fuera necesaria el rescate o recogida de algún animal, se realizará por parte de la actual empresa encargada de la recogida de animales de la vía pública.

Los cuidados veterinarios en caso de urgencia o necesidad justificada, se realizarán a través de la clínica veterinaria colaboradora con la que tiene actualmente el acuerdo el Ayuntamiento para esterilizaciones. Y el mantenimiento, y alojamiento de animales vagabundos o abandonados, o necesitados por la situación actual, será en el centro municipal canino, cuya gestión está realizada actualmente por la asociación Scooby Zamora.