Zamora

Requejo promete gobernar con igualdad y sin mirar siglas

28 junio, 2019 17:00

Francisco Requejo ha tomado esta mañana posesión como nuevo presidente de la Diputación Provincial tras el acuerdo con el Partido Popular y en su discurso ha resaltado que gobernará “con igualdad y sin mirar siglas”, así como ha tendido la mano al resto de grupos de la nueva corporación para que se trabaje en beneficio de la provincia

Reproducimos a continuación el DISCURSO ÍNTEGRO de Francisco Requejo:

Buenos días a todos

Autoridades y público que hoy nos acompaña, y también a los medios de comunicación, que han venido a cubrir este acto hoy.

Lo primero que quisiera decir es que asumo el cargo para el que hoy se me ha elegido con humildad, absoluto respeto y responsabilidad, pero también con visión de cambio. Los ciudadanos nos pidieron cambio y el cambio se consigue modificando las políticas, con reformas y rompiendo la continuidad.

Por primera vez desde el inicio de la democracia presidirá esta institución un partido que no es el Partido Popular, sino Ciudadanos, por lo que el cambio en la Diputación ya ha empezado y veremos cambios mucho más importantes, en muy poco tiempo.

Será un cambio real, el cambio que prometimos y que debemos a todos los zamoranos de esta provincia.

Una provincia con futuro, con muchas posibilidades, generadora de riqueza y de talento humano, pero también con muchos problemas, casi endémicos, que entre todos debemos revertir. Nuestros vecinos merecen que unamos esfuerzos, que miremos más allá de siglas y que trabajemos unidos por su futuro, por el futuro de todos.

La Diputación, que desde hoy tengo el honor de presidir, será una institución eficiente, transparente y donde prime la igualdad. No puede ser de otra forma.

Vamos a encaminar nuestras medidas hacia la transparencia, con políticas que permitan conocer a los ciudadanos el trabajo real que se lleva a cabo en esta institución, que además sean una vía de comunicación directa con ellos.

También hacia la generación de riqueza, hay que ofrecer facilidades, hay que poner alfombra roja a los que quieren crear empleo en nuestra provincia. Trabajaremos para que los emprendedores y autónomos puedan establecerse en esta tierra, puedan progresar, puedan crear trabajo. Simplificaremos los trámites y la burocracia administrativa.

Tenemos que fomentar la natalidad, potenciando ayudas, ofreciendo servicios sociales, guarderías, apoyando a las familias en todas sus vertientes. El cuidado y la atención a nuestros mayores será también prioridad.

Anunciamos desde ya que seremos muy rigurosos con el dinero público, con el dinero de todos. Habrá un seguimiento constante y guiaremos nuestras actuaciones dentro de los criterios de: objetividad, resultados, beneficio público y libre concurrencia.

Colaboraremos con las administraciones competentes para que los pueblos de la provincia tengan asegurados sus servicios básicos como el de abastecimiento y depuración de agua.

Dedicaremos una especial atención a la seguridad vial de nuestras carreteras, utilizando los medios más modernos y reuniendo los estándares adecuados.

También ofreceremos nuestra colaboración para que Internet de banda ancha y Televisión Digital Terrestre llegue a todos los pueblos de nuestra provincia.

Tendemos la mano, además desde ya, al Ayuntamiento de la capital y a los principales ayuntamientos de la provincia para promover acciones conjuntas con el Patronato de Turismo, y en otras materias.

Trabajaremos para que ‘Zamora 10’ tenga además el impulso necesario para llevar a cabo sus objetivos con los que, sin duda, colaborará al desarrollo de nuestra provincia.

Vuelvo a reiterar que la intención de este mandato, que hoy comienza, es poner a los ciudadanos en el foco de la política, abogar por la transparencia, la libertad y la regeneración como pilares necesarios, además de por la igualdad. Vamos a conseguir que la igualdad sea real en nuestra provincia. Que los representantes de nuestros pueblos sean atendidos con igualdad, sin mirar siglas, mirando solo proyectos beneficiosos para nuestros vecinos.

Quien me conoce, sabe que no suelo prodigarme en calificativos hacia mí mismo, siempre he pensado que son los demás los que deben valorar nuestros trabajo y acciones, pero sí puedo decir que soy una persona de diálogo, que sabe escuchar y de consenso.

Desde ya, tiendo la mano también a los diputados de la oposición. Nuestra provincia necesita del trabajo de todos sus representantes, más allá de posturas ideológicas. El equipo de gobierno que presido no aplicará el rodillo, buscará el consenso cuando se pueda, y razonará su decisión cuando tenga que aplicar las decisiones políticas que nos correspondan.

Quiero llevar a cabo una presidencia de integración, este equipo lo conforman dos grupos políticos que tienden puentes en pos del beneficio común de nuestros vecinos, de todos, los que apostaron por estas siglas, y los que no.

Apostamos por la regeneración, por el diálogo y, sobre todo, por cambiar y mejorar la vida de los ciudadanos. Vamos a poner en marcha desde ya un programa conjunto con políticas concretas que sea capaz de cumplir las expectativas de cambio que los ciudadanos nos han pedido.

Para finalizar, solo me resta agradecer a mi familia que hoy me acompaña todo el apoyo, el amor, el cariño y los valores que me han inculcado durante toda mi vida. En especial, a mi madre de la que he aprendido el valor de la honestidad, de la rectitud, y del amor inmenso que ha prodigado siempre a todos sus hijos. A mis hermanas por su apoyo incondicional.

También a mi padre, que me ha enseñado a no rendirme nunca y a luchar por lo que considero justo.

No puedo olvidar mencionar al equipo que ha estado conmigo durante todo este trayecto, gracias por vuestro trabajo, y a David Castaño, secretario autonómico de Acción Institucional de Ciudadanos, por confiar siempre en mi trabajo