Valladolid

Calidad, emoción y entrega en el XXXV Certamen de Dulzainas de Aldeamayor de San Martín

La Escuela de Música Tradicional Tierra de Pinares premió a los asistentes con una emotiva jota en honor a su patrón San Roque

14 agosto, 2021 23:14

Un certamen de raíz, un evento musical con solera que presume de los ritmos propios de la tierra, de las melodías de antaño que se mezclan con la fusión de nuevos acordes de dulzaina, caja y tambor. De eso precisamente disfrutaron anoche aproximadamente 160 asistentes fieles a su cita con la XXXV edición del Certamen de Dulzaina que convierte cada año a la localidad de Aldeamayor de San Martín en referente nacional de este instrumento. 

El edificio de la Casa de Cultura 'Adolfo Suárez' acogió este sábado una nueva edición de un festival que pone de manifiesto la calidad musical en la provincia. El público estaba entregado y entregados también estuvieron los componentes de los tres grupos que este año conformaban el cartel musical. Como indiscutible anfitrión, la Escuela de Música Tradicional 'Tierra de Pinares' de Aldeamayor, que asegura un relevo generacional importante y de calidad en las melodías ligadas a la tierra.

Comenzó el certamen pasadas las nueve y media de la tarde y bajo estrictas medidas de seguridad por la situación sanitaria, una vez acomodados en las localidades los asistentes disfrutaron de aproximadamente dos horas de melodías, ritmos y piezas cuya interpretación permitió al público viajar por todo el mundo sin moverse del asiento.

Pasodobles, jotas, samba, polcas, habaneras y boleros fueron interpretados y explicados uno a uno para completar un concierto didáctico que acercó a los vecinos de la localidad al mundo instrumental con la dulzaina como clara protagonista. 

Empezó 'Dulzaineando', grupo compuesto por miembros de Ávila y Segovia que regalaron a los asistentes piezas que mezclan tradición y modernidad con distintas actuaciones en las que la dulzaina, la caja y el bombo mostraron ritmos de la provincia y de lugares como América Latina o Europa del Este. El grupo dedicó una canción compuesta para los vecinos de la localidad como obsequio con el que agradecieron su participación en un evento que permite poner al municipio de Aldeamayor de San como epicentro nacional de la dulzaina.

"Hablar de Aldeamayor es hablar de un punto de referencia importantísimo para la dulzaina, no cabe duda que este pueblo ha sabido mantener viva la continuidad de este tipo de música", explicaban los componentes del segundo grupo que subió al escenario durante la noche del sábado, La Orquestina cuellarana de la Abuela Pina. Sus cinco componentes hicieron una demostración magistral de con el saxofón, la tuba, el bombardino, la batería y, por supuesto, la dulzaina. Mezclando ritmos de antaño con influencias actuales obsequiaron al público con varias piezas durante su actuación.



Jota al patrón de la localidad

Y como broche final a esta velada musical, la Escuela de Música Tradicional 'Tierra de Pinares' de Aldeamayor interpretó varias piezas de forma virtuosa gracias a los doce intérpretes del municipio que, con sus dulzainas, guitarras y tambores, protagonizaron el momento más emotivo de la velada al regalar a sus vecinos, con instrumentos y melódica voz, la jota a su patrón, San Roque.

El público disfrutó, no cabe, duda y muestra de ello fueron los constantes y sonoros aplausos con los que devolvieron su emoción y gratitud a los artistas que aseguran la continuidad y el nivel de este certamen anual de dulzaina que sitúa en el mapa, en cada edición, a la localidad de Aldeamayor de San Martín como epicentro indiscutible de la música tradicional.