Valladolid La Unión de Campesinos en Castilla y León (UCCL) ha convocado una movilización para este jueves, 20 de mayo, en Valladolid en forma de tractorada y de caravana de coches para compatibilizar las medidas preventivas frente al coronavirus con la reanudación de las exigencias al Gobierno que comenzaron en marzo de 2020 y que se paralizaron por la pandemia.La movilización partirá a las 11.00 horas del Estadio José Zorrilla de Valladolid y se dirigirá hacia la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, primero, para continuar su camino por la Avenida de Salamanca hasta la Delegación del Gobierno, después, y proseguir por el Paseo de Zorilla hasta la Plaza Juan de Austria y regresar al punto de inicio.Entre los objetivos de la movilización convocada por UCCL está exigir que la PAC 2021-2027, "que va a ser mucho más verde, con menos presupuesto y con mayores exigencias para todos los perceptores", de cabida "de una vez por todas" a los verdaderos profesionales del campo, aquellos que cobran más del 50 por ciento de ingresos agrarios, recordó el presidente de UCCL en Valladolid, Ignacio Arias, en la presentación de la movilización para lamentar que España haya hecho "oídos sordos" a una reivindicación de hace 25 años."Que todo el que no llegue quede excluido directamente.

Coches y tractores abarrotarán las calles vallisoletanas para exigir una PAC para los profesionales

19 mayo, 2021 17:54

La Unión de Campesinos en Castilla y León (UCCL) ha convocado una movilización para este jueves, 20 de mayo, en Valladolid en forma de tractorada y de caravana de coches para compatibilizar las medidas preventivas frente al coronavirus con la reanudación de las exigencias al Gobierno que comenzaron en marzo de 2020 y que se paralizaron por la pandemia.

La movilización partirá a las 11.00 horas del Estadio José Zorrilla de Valladolid y se dirigirá hacia la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, primero, para continuar su camino por la Avenida de Salamanca hasta la Delegación del Gobierno, después, y proseguir por el Paseo de Zorilla hasta la Plaza Juan de Austria y regresar al punto de inicio.

Entre los objetivos de la movilización convocada por UCCL está exigir que la PAC 2021-2027, "que va a ser mucho más verde, con menos presupuesto y con mayores exigencias para todos los perceptores", de cabida "de una vez por todas" a los verdaderos profesionales del campo, aquellos que cobran más del 50 por ciento de ingresos agrarios, recordó el presidente de UCCL en Valladolid, Ignacio Arias, en la presentación de la movilización para lamentar que España haya hecho "oídos sordos" a una reivindicación de hace 25 años.

"Que todo el que no llegue quede excluido directamente. Creemos que no tienen derecho a cobrar", sentenció Arias que recordó al respecto que países como Francia o Alemania ya han dado pasos en este sentido. Asimismo, exigió que las ayudas lleguen solo a los perceptores que estén al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad Social Agraria y con Hacienda, norma que cumplen "sólo" el 38 por ciento de los perceptores de la PAC.

"Hacen la vista gorda y creemos que lo lógico es que a cualquiera que quiera cobrar PAC se le exija Seguridad Social Agraria, si no se está colando aquí todo tipo de gente. Está entrando a cobrar aquí cualquiera", advirtió Arias que puso de nuevo como ejemplo el caso de Francia y Alemania donde el número de perceptores PAC es similar al de cotizantes en el régimen especial, a diferencia, lamentó de nuevo, de lo que ocurre en España, donde hay "bastante más del doble".

A esto se une el "secretismo" que, a su juicio, mantiene el Gobierno de la nación respecto al Plan Estratégico Nacional que, por primera vez, tiene que elaborar cada Estado miembro y que, según ha augurado, se va a retrasar hasta el mes de junio cuando la previsión inicial era presentarlo en mayo.

"A día de hoy no han negociado absolutamente nada con el sector (...) Se niegan a darnos cualquier dato y no sabemos la que están tramando", advirtió Arias que reivindicó la importancia de este Plan para decidir quién va a cobrar, cómo va a cobrar y en función de qué. "Es lo que queremos, que realmente empiecen a hacer política con este tema", defendió el dirigente de UCCL en Valladolid que acusó al ministro del ramo, Luis Planas, de haber cambiado de opinión en los dos últimos años y de haber dicho una cosa y la contraria.

"Que se ponga encima de la mesa y que las ayudas acaben donde tienen que acabar", sentenció al respecto para zanjar: "Cuando no lo dicen, malo".

Por otro lado, Arias, que se mostró a favor de la convergencia, ha exigido "un poco de cabeza" y tachó de "verdaderas barbaridades" los casos provocados por las "prisas" ya que, cuando había una horquilla de 2021 a 2027, España haya decidido aplicarla entre 2021 y 2022.

Respecto a los ecoesquemas, de obligado cumplimiento para los estados y voluntarios para los productores, Arias defendió la propuesta de la Junta de Castilla y León, "bastante más sencilla" que la del Gobierno, pero ha exigido "facilidades" para poder sumarse a las medidas ya que, de lo contrario, se perderá el 25 por ciento del presupuesto, unos 1.000 millones de euros. "Vamos hacia una chapuza importante o a una improvisación en un corre que te pillo", auguró en un llamamiento a que esos ecoesquemas no cuesten más al perceptor de lo que va a cobrar.

A pesar de que la movilización de este jueves está enfocada a la futura PAC, Arias recordó que siguen vigentes los problemas y las exigencias anteriores a la pandemia como la necesidad de unos "precios justos" para los productores que en el último año han visto caer el precio de sus productos un 20 por ciento mientras subía un 42 por ciento en los lineales.

"A río revuelto, ganancia de Mercadona", ironizó Arias que rechazó más promesas y declaraciones públicas por parte de las administraciones a las que ha instado a plasmar medidas en el boletín oficial. "Estamos bastante hartos de las promesas y el que gobierna es el que tiene la responsabilidad", sentenció para reclamar una vez más un observatorio oficial que determine el precio de costo de cada una de las producciones para lo que sólo se necesita "voluntad política".

Finalmente, exigió controles en origen y en frontera para evitar la entrada de productos de fuera de la UE con las materias activas prohibidas en Europa. "Por lo menos que lo sepa el consumidor y que venga con una etiqueta así de grande", reclamó el dirigente de UCCL en Valladolid.

Arias aprovechó la ocasión una vez más para volver a exigir "democracia en el campo" y cargó contra el ministro por reunirse "a dedo con tres organizaciones agrarias". "No lo cumplen nunca --la ley--. No tienen vergüenza democrática", ha espetado.