Valladolid El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha negado que se haya puesto en marcha en la ciudad ningún dispositivo especial para vigilar el cumplimiento de la reducción del límite de velocidad en vías urbanas y ha destacado la "normalidad" que ha imperado en estos primeros días en vigor de la normativa.Puente, que ha visitado la puesta en marcha de un nuevo tramo de carril bici en el Páramo de San Isidro, ha subrayado que los conductores vallisoletanos está cumpliendo la normativa "de manera voluntaria" y se está notando en una reducción de la velocidad con la circulan los vehículos, lo que ejemplifica, a su juicio, el "carácter cívico de la ciudadanía".Asimismo, ha subrayado que no se ha habilitado "ningún dispositivo especial" para vigilar y sancionar incumplimientos, a pesar de "algunas fotos" que han circulado por redes sociales y que, como ha advertido, en "la mayoría" de los casos se corresponden con "otros municipios".El regidor ha inaugurado este viernes los 900 metros de carril bici que conectan el Paseo de Juan Carlos I con el área de San Isidro, una obra ejecutada con cargo a los Presupuestos Participativos y cuyo importe ha superado los 200.000 euros.Como ha subrayado el primer edil, el objetivo es "consolidar, ampliar e interconectar" la red de carriles bici con que cuenta la capital, la cual "ya tenía bastantes kilómetros" cuando accedió al poder el actual equipo de Gobierno, pero que en muchos casos se encontraban "inconexos", por lo que no sólo se trata de ampliar esta red, según ha explicado, sino de "cerrar la malla".Puente ha estado acompañado por el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, así como por técnicos municipales han visitado las obras ejecutadas por la empresa Toyrsa, que ha contado con un presupuesto de adjudicación de 204.223 euros.Mejora en la red Este nuevo carril bici pretende conectar la red ciclista el barrio de Buenos Aires con los barrios de Pajarillos, San Isidro y Delicias.

El alcalde de Valladolid niega un dispositivo especial por la reducción de la velocidad y destaca la "normalidad" de los primeros días

14 mayo, 2021 12:53

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha negado que se haya puesto en marcha en la ciudad ningún dispositivo especial para vigilar el cumplimiento de la reducción del límite de velocidad en vías urbanas y ha destacado la "normalidad" que ha imperado en estos primeros días en vigor de la normativa.

Puente, que ha visitado la puesta en marcha de un nuevo tramo de carril bici en el Páramo de San Isidro, ha subrayado que los conductores vallisoletanos está cumpliendo la normativa "de manera voluntaria" y se está notando en una reducción de la velocidad con la circulan los vehículos, lo que ejemplifica, a su juicio, el "carácter cívico de la ciudadanía".

Asimismo, ha subrayado que no se ha habilitado "ningún dispositivo especial" para vigilar y sancionar incumplimientos, a pesar de "algunas fotos" que han circulado por redes sociales y que, como ha advertido, en "la mayoría" de los casos se corresponden con "otros municipios".

El regidor ha inaugurado este viernes los 900 metros de carril bici que conectan el Paseo de Juan Carlos I con el área de San Isidro, una obra ejecutada con cargo a los Presupuestos Participativos y cuyo importe ha superado los 200.000 euros.

Como ha subrayado el primer edil, el objetivo es "consolidar, ampliar e interconectar" la red de carriles bici con que cuenta la capital, la cual "ya tenía bastantes kilómetros" cuando accedió al poder el actual equipo de Gobierno, pero que en muchos casos se encontraban "inconexos", por lo que no sólo se trata de ampliar esta red, según ha explicado, sino de "cerrar la malla".

Puente ha estado acompañado por el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, así como por técnicos municipales han visitado las obras ejecutadas por la empresa Toyrsa, que ha contado con un presupuesto de adjudicación de 204.223 euros.

Mejora en la red 

Este nuevo carril bici pretende conectar la red ciclista el barrio de Buenos Aires con los barrios de Pajarillos, San Isidro y Delicias. Así, ha permitido conectar el ya construido en la calle Santa María de la Cabeza, además de mejorar esa conexión y generar un nuevo paso de peatones en ese cruce, en el Páramo de San Isidro.

El trazado de este nuevo tramo de carril bici discurre desde el Paseo Juan Carlos I hacia el sur, en el primer tramo por el lado izquierdo, pasando en el cruce con calle Santa María de la Cabeza al lado derecho hasta la calle Milagros, donde concluye esta intervención, no habiendo afectado a ninguno de los árboles de la zona.

La actuación de este proyecto ha concluido en la calle Milagros, aunque en el futuro se prolongará hasta la Carretera de Soria, por el trazado previsto en el PGOU.

En el planeamiento está prevista una nueva calle que cruzará en el futuro la actual zona de cuarteles, y será por ahí por donde se complete el actual carril bici.

El carril bici construido tiene un ancho neto de 2,40 metros, variando en algún pequeño tramo por cuestiones de limitaciones del trazado a 2,20 metros de ancho neto, que es el mínimo establecido.