Valladolid

Puente desmiente la existencia de nuevos radares móviles para multar en 'calles 30' de Valladolid

13 mayo, 2021 14:05

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha desmentido que las fotografías de la instalación de radares móviles por parte de agentes de Policía Municipal que circulan por redes sociales se correspondan con la ciudad porque "no hay ningún dispositivo añadido destinado a multar a los conductores".

Así lo ha indicado este jueves, día de la celebración de San Pedro Regalado, patrón de la ciudad de Valladolid y su Diócesis, y en el que también ha realizado su tradicional petición al santo, que este año ha enfocado al ámbito deportivo. "La petición de hoy está bien fácil: hay un partido a las 19.00 con el Villarreal y hay que ganarlo como sea así que, en este año, voy a hacer esa petición y me voy a conformar con ella, porque la recuperación, las vacunas... todo va bien y estoy seguro de que vamos a salir adelante, así que, que nos ayude a ganar", ha aseverado, en relación a la cita del Real Valladolid de este jueves.

En relación al bulo de los radares, el primer edil ha afirmado que se está multando desde el primer día en aquellas calles cuya velocidad máxima se ha reducido a 30 kilómetros por hora, pero ha aclarado que "no hay ningún tipo de dispositivo especial dedicado a multar" en las llamadas 'calles 30', como ha visto en imágenes que circulan por las redes sociales.

Se trata, según ha explicado Puente, de unas fotos que no se corresponden con Valladolid, como tampoco los vehículos que se ven en las fotos pertenecen a la Policía Local de la ciudad. Por tanto, ha reiterado que "no hay ningún dispositivo en este momento más allá de los que ya existen desplegados por la ciudad dedicado a multar".

"Que quede claro que no hemos hecho nada que no esté ya desplegado en el diario público de Valladolid", ha insistido el regidor, quien también ha apuntado que la mayor parte de los radares están en calles que tienen una limitación a 50 y no recuerda ninguno que pueda multar a 30, salvo el de la entrada de Cebadería, "que además tiene, sobre todo, la misión del control del semáforo, no de la velocidad".