Valladolid

Viviendas asequibles en todas las zonas de Valladolid

11 marzo, 2021 14:37

El Consejo de Administración de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda (VIVA) ha aprobado hoy   el nuevo programa ALVA 2021, para facilitar que viviendas vacías de titularidad privada se incorporen al mercado del alquiler a precios asequibles y con garantías para el propietario, con la intermediación de Viva.

Y se han aprobado también las subvenciones vinculadas a ese programa. En el Consejo de Administración presidido por Manuel Saravia, concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, se ha adoptado el acuerdo con el voto favorable de PSOE, VTLP y Ciudadanos, y la abstención de PP y Vox.

Para los propietarios se ofrecen numerosos beneficios: Se garantiza el ingreso puntual de la renta (que incluye alquiler más los gastos ordinarios mensuales de comunidad); se incluye un seguro del hogar multirriesgo; el certificado de eficiencia energético gratuito; asesoramiento jurídico y técnico, y la tramitación y formalización de contratos.

Para el inquilino los beneficios se concretan en que se garantiza una vivienda digna y un alquiler asequible (entre 250 y 500 euros mensuales, por debajo de los precios de mercado de la zona); la estabilidad en el importe de la renta a lo largo de la duración del contrato; el asesoramiento jurídico y técnico; la tramitación y formalización de contratos, y la información detallada de las líneas de ayuda existentes.

VIVA asume el pago del coste de la contratación del seguro de hogar multirriesgo que dé cobertura a la vivienda objeto de cesión hasta que finalice el periodo de cesión; realiza todos los trámites legales, comprobaciones energéticas y análisis de buen estado de la vivienda, necesario para ambas partes, así como la tramitación y formalización de contratos.

En esta nueva convocatoria se ha ajustado el precio máximo del alquiler del m2 útil, que se sitúa en los 6 euros/m2 útil, y se han modificado las condiciones para que el precio final resulte más favorable al inquilino, pues ahora se establece que no quede a su cargo el pago de los gastos de comunidad. Se sigue manteniendo el objetivo de que con el pago del alquiler no se supere el 30% de los ingresos del inquilino.

Con los ajustes aprobados ahora se pretende incentivar a los propietarios que tienen viviendas vacías para que las pongan en el mercado con todas las garantías, ya que la sociedad municipal dependiente del Ayuntamiento de Valladolid gestionará los alquileres.  Y se pretende también eliminar las reticencias para lograr la incorporación de viviendas en todas las zonas de la ciudad.