Valladolid

Puente pide la dimisión de Mañueco tras la suspensión del toque de queda a las 20.00: “Es una gestión caótica”

17 febrero, 2021 12:37

Siguen sucediéndose las reacciones tras suspender el Tribunal Supremo el toque de queda a las 20.00 en Castilla y León y tras decretarse, como anunció en la tarde de ayer el presidente de la Junta , el cierre de la actividad no esencial a las 20.00, que entrará hoy en vigor.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, no ha querido entrar a valorar la decisión del Tribunal Supremo pero sí que ha llamado a “hacer una reflexión” tras la gestión que ha llevado a cabo la Junta de Castilla y Léon.

“Ayer se tomó la decisión de cerrar los comercios esenciales en algo que se podía haber hecho un mes antes sin haber vulnerado la legalidad y sin tensionar la vida política y ciudadana de esta Comunidad. Es una decisión que procedía hace un mes, no ahora, es una respuesta en forma de bofetada a unos sectores que lo están pasando muy mal. Da la sensación de que no hay rumbo”, ha señalado el primer edil del consistorio vallisoletano.

Puente ha señalado también que las medidas que se están tomando “están muy relacionadas con el colapso de las ucis y de los centros hospitalarios” añadiendo que “llevamos dos décadas de jibarización de la Sanidad pública de Castilla y León sin avanzar este último año”.

Es una gestión caótica de la situación y de trazo grueso, que se contrapone con la gestión que está llevando a cabo este Ayuntamiento”, ha añadido el alcalde que ha asegurado que “va a llegar un momento en el que la gente va a cuestionar y a desafiar las medidas” porque con sentencias como la del Tribunal Supremo “se pierde autoridad”.

Óscar Puente ha ensalzado que desde el consistorio han intentado sacar “el mayor volumen de actividad posible preservando la salud” apuntando a esas actividades en el Calderón, el LAVA o a Seminci y haciendo mención también al rodaje de Prodigios en el Miguel Delibes. “Para una cosa que han hecho, en medio de la prohibición y se produce una plaga de contagios. No se puede hacer peor”.