Valladolid Más que bares (Asociación de Bares de Valladolid) acusó hoy a la Junta de aumentar su “agonía” y de ignorar “sistemáticamente las consecuencias emocionales y económicas” que padecen con la nueva medida de cierre de la actividad no esencial a las 20 horas, que este miércoles entra en vigor.El colectivo afirma, en un comunicado recogido por Ical, que observan “estupefactos” la medida restrictiva anunciada por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, después de que el Tribunal Supremo anulara el adelanto del toque de queda a la misma hora.“Medidas como esta, no hacen más que acrecentar nuestra agonía y fomenta de una manera exponencial, la actividad no regulada de fiestas y concentraciones no permitidas en hogares y locales privados, siendo esto, como sabemos, lugares de alta incidencia de contagios”, asegura.Así, defiende que los bares y terrazas son seguros, que están controlados y desinfectados en todo momento, cosa que “no ocurre en las fiestas clandestinas que tendrán lugar por culpa de la medida tomada por la Junta de Castilla y León”.También, subraya que llevan casi un año soportando cuantiosas pérdidas en sus negocios por “culpa de continuos cierres, restricciones y cambios sin sentido en el proceder del gobierno autonómico”.

Una "agonía" en aumento

17 febrero, 2021 21:12

Más que bares (Asociación de Bares de Valladolid) acusó hoy a la Junta de aumentar su “agonía” y de ignorar “sistemáticamente las consecuencias emocionales y económicas” que padecen con la nueva medida de cierre de la actividad no esencial a las 20 horas, que este miércoles entra en vigor.

El colectivo afirma, en un comunicado recogido por Ical, que observan “estupefactos” la medida restrictiva anunciada por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, después de que el Tribunal Supremo anulara el adelanto del toque de queda a la misma hora.

“Medidas como esta, no hacen más que acrecentar nuestra agonía y fomenta de una manera exponencial, la actividad no regulada de fiestas y concentraciones no permitidas en hogares y locales privados, siendo esto, como sabemos, lugares de alta incidencia de contagios”, asegura.

Así, defiende que los bares y terrazas son seguros, que están controlados y desinfectados en todo momento, cosa que “no ocurre en las fiestas clandestinas que tendrán lugar por culpa de la medida tomada por la Junta de Castilla y León”.

También, subraya que llevan casi un año soportando cuantiosas pérdidas en sus negocios por “culpa de continuos cierres, restricciones y cambios sin sentido en el proceder del gobierno autonómico”. En tal sentido, recuerda que hay numerosos bares sin posibilidad de terraza a los que se les ha llevado a “la ruina absoluta, negocios de servicio de comida que tenían su mayor numero de ventas en la franja hora de ocho a diez de la noche.

“Un nuevo cierre prematuro, es la gota que colma el vaso. Ha quedado demostrado, tras la decisión del Supremo, que es nulo de pleno derecho y apunta a la extralimitación de funciones por parte del gobierno de la Junta de Castilla y León”, indica el colectivo.

Por último, hace responsables directos de las pérdidas ocasionadas y de los cierres y quiebras “de tantos y tantos negocios” en la Comunidad al presidente de la Junta, al vicepresidente y a la consejera de Sanidad y anuncia que van a exigir responsabilidades y compensaciones para todos los sectores afectados.