Valladolid Después de que el Ayuntamiento de Valladolid solicitara ayer a la Junta de Castilla y León un cribado masivo para frenar el avance de los contagios en la ciudad si las autoridades sanitarias así lo consideraban, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, calificó de "contradictorio" en una rueda de prensa posterior que se reclamaran test masivos cuando continuaban funcionando en algunas zonas las conocidas como 'terrazas peceras'.

Puente y su equipo consideran "improcedente" que la consejera de Sanidad condicione el cribado en Valladolid a "dos o tres" terrazas peceras

3 febrero, 2021 10:59

Después de que el Ayuntamiento de Valladolid solicitara ayer a la Junta de Castilla y León un cribado masivo para frenar el avance de los contagios en la ciudad si las autoridades sanitarias así lo consideraban, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, calificó de "contradictorio" en una rueda de prensa posterior que se reclamaran test masivos cuando continuaban funcionando en algunas zonas las conocidas como 'terrazas peceras'.

Sin embargo, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha contestado hoy a la consejera, primeramente, señalando que si alguien tiene conocimiento de incumplimientos en la normativa de las terrazas, “tiene que denunciarlo”. Así, ha recordado que este tipo de instalación está obligada a tener paramentos acristalados abiertos para la ventilación y Puente no cree que “ese sea el problema”, añadiendo que no cree que hacer cribados o no dependa de las terrazas. 

Puente ha manifestado que le plantearía a la consejera Casado “que nos diga cuántas hay en Valladolid”, ya que no hay ninguna, afirma, en la Plaza Mayor, ni en la Plaza Martí Monsó, Paraíso o Antigua, las zonas más concurridas. “Yo solo conozco dos o tres en Valladolid y tienen que estar abiertas, en una ciudad de 300.000 habitantes”, recalcaba el alcalde. Asimismo, reiteraba lo manifestado ayer en el pleno: “No soy quién para decir a la Junta si tiene que hacer o no un cribado, eso le corresponde a la Consejería de Sanidad” tras la moción llevada al pleno municipal por el grupo Vox, pero sí ha mostrado la colaboración del Ayuntamiento para el posible desarrollo.

En relación a la labor realizada por la Policía de Valladolid para velar por el cumplimiento de la normativa, el regidor ha recordador que están haciendo su trabajo y que hay sanciones en terrazas. “Otra cosa es que pretendamos que haya un policía en cada esquina para que cada incumplimiento se sancione. No se puede poner el acento en los otros”, manifestaba Puente.  

Más duro incluso ha sido en este asunto el teniente alcalde, Manuel Saravia, quien ha calificado las declaraciones de la consejera de Sanidad como “completamente improcedente”. En su opinión, realizar un cribado en la ciudad dependerá de los índices de contagio, “no se pueden plantear así las cosas”, arremetía Saravia. En esa línea, insistía en que si se considera que se deben quitar esas terrazas, “que se diga”, pero rechaza que se condicione el cribado en función de estos temas.