Valladolid

VÍDEO | El alcalde de Valladolid reconoce que han "metido mucho la pata" al principio de la pandemia y cree mejor "admitir los errores"

30 diciembre, 2020 12:23

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha reconocido que muchos representantes políticos, entre los que se incluye, han "metido mucho la pata sobre todo en el momento inicial" porque no han "visto venir" la gravedad de la pandemia, pero ha reflexionado que "es mejor admitir" que los gestores de lo público cometen errores porque la gente "lo ve".

Así lo ha explicado el regidor socialista en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha repasado el complejo año 2020 que se ha vivido en Valladolid y en España, con la "esperanza" puesta en que a partir de primavera se pueda "salir a toda velocidad" de esta situación de crisis.

Óscar Puente ha comenzado por reconocer los errores, aunque en plural. "Hemos metido mucho la pata, incluso dos o tres meses después, no lo hemos visto venir, aunque hasta cierto punto es normal porque la sociedad llevaba más de un siglo sin vivir una situación como esta", ha aseverado el alcalde de Valladolid.

El regidor ha recordado esas equivocaciones "en el momento inicial sobre todo, no viendo la gravedad de lo que se venía encima", y a partir de ahí ha considerado que en el Ayuntamiento de Valladolid el trabajo ha sido adaptarse a una situación que "dentro de que ha sido en todo momento preocupante, ha sido muy cambiante, con momentos en que parecía que había pasado lo peor, o momentos en que ha costado aceptar las medidas que se adoptaban" desde la Junta de Castilla y León.

Puente ha recordado que en Valladolid se ha vivido, como en otras ciudades, "una situación complicada" y que el tiempo ha ido "situando las cosas" hasta el punto de que ahora considera que la actitud general es de "respeto por las decisiones de la autoridad sanitaria", trabajo para cumplirlas "en toda su extensión" y para intentar que "la gente que tiene mas difíciles las cosas reciba apoyo del Ayuntamiento.

Para el alcalde de Valladolid, "no se puede trasladar esa especie de sensación de que al ciudadano se le puede tomar el pelo", ya que la gente "ve" que los políticos cometen errores. "Somos humanos, nos equivocamos y es mejor admitirlo. También creo que hay que poner los errores en contexto, porque si lo que decíamos en febrero lo dijéramos ahora, no estaríamos hablando de un error, sino de estupidez", ha apostillado.

El balance de este año deja claro, para Óscar Puente, que la expectativa "muy positiva" que había hace doce meses, con unas cifras de desempleo "cada vez más bajas" ha cambiado, pero ha confiado en que se trate de "un paréntesis" tras el cual "cuando esto pase se pueda salir a toda velocidad", al tiempo que ha confiado en que "haya suerte con la vacuna" y que se pueda atajar la situación de pandemia.

Por ello, ha subrayado que el Ayuntamiento se prepara para, por un lado, "combatir la pandemia, guiándonos por las prescripciones de la autoridad sanitaria" y, por otro, para "salir como ciudad" de esta crisis.

"El Ayuntamiento va a hacer el esfuerzo máximo, y es mucho, creo que tenemos mucha capacidad y se van a dar circunstancias esperanzadoras, como los proyectos de Adif, de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, y otros de Fomento, o de la Junta que también espero que despliegue inversiones en estos próximos meses", ha explicado, a lo que ha sumado el Presupuesto inversor del Consistorio para 2021, lo que le hace ser "optimista" en cuanto a la capacidad de recuperación que las administraciones "van a poner sobre el tapete".

Todo ello con el matiz de que la situación sanitaria se despeje, porque, de lo contrario, ha advertido de que "por mucho que empujen las administraciones públicas, va a ser complicado".

Por eso el regidor ha recalcado su deseo de que en 2021 "la realidad ayude a volver a la normalidad". "En lo que todos estamos pensando es en recuperar la normalidad, cosas que antes no valorábamos tanto pero que se han convertido en una aspiración ideal. Me gustaría en septiembre tener otra vez la Plaza Mayor llena de gente viendo los conciertos, volver a ver las motos en enero, volver a ver a los cofrades procesionar en Semana Santa", ha enfatizado.

La normalidad, para Óscar Puente, es que se haya "dejado atrás esta pesadilla, que ya no muera gente por esta enfermedad" y que los vallisoletanos puedan de nuevo disfrutar de sus modos de vida que "pasan por la socialización, el encuentro, disfrutar de la vía pública, de la calle, sin restricciones, de manera libre".

A partir de ahí, de la vuelta a la normalidad, considera que "lo demás" depende del Ayuntamiento de Valladolid, porque está convencido de que la ciudad "está en buenas manos, que está en la dirección adecuada" y que el equipo de Gobierno que encabeza va a "sacar adelante muchos proyectos y muchas cosas buenas".

Así, confía en poder tener a sectores como la hostelería, los hoteles y el comercio que a lo largo del año puedan empezar a recuperarse "si todo empieza a despegar", aunque ha recordado que "lo que más está sufriendo" es la hostelería, pues es el sector que "más depende de la situación sanitaria" ya que mientras la industria y las fábricas no corren riesgo de paralización, los bares y restaurantes son las actividades que "antes se paran para evitar contagios".

A la Junta "se la sigue esperando"

Si la situación de estos negocios no mejora a partir de primavera "es importante las ayudas que se puedan ir habilitando", si bien considera que el Ayuntamiento de Valladolid ha "recorrido una parte de distancia importante en esa carrera", con decisiones como la suspensión y flexibilización de la tasa de terrazas, los cinco millones de euros del plan Reactiva para autónomos y pymes que "probablemente se amplíen con 3 millones más", o los dos millones de euros recién aprobados para adaptación y digitalización de negocios".

Y mientras el Gobierno de España, en opinión de Puente, ha hecho un "esfuerzo importantísimo" con los pagos de los ERTE, "a la Junta la seguimos esperando", por lo que ha apostillado que no es "entendible que no estén aportando nada a esos sectores que están tan tocados".