Valladolid

VIDEO | Belén Viviente de Cabezón de Pisuerga, los oficios más ancestrales de interés turístico

27 diciembre, 2020 13:04

Cabezón de Pisuerga, fiel a su tradición, un año organiza su Belén Viviente a pesar de las condiciones de restricciones sanitarias por la pandemia de Covid-19. Pero los vecinos han tirado para adelante y, al menos, se puede visitar de manera ordenada siguiendo todas las disposiciones sanitarias. Eso sí, este año no habrá representación, solo muestra de los oficios tradicionales, en cuya puesta en escena han trabajado todos los vecinos y, además, cada familia con un oficio sin llegar a mezclarse. Todo un acierto que merece la pena visitar, no es por menos que está declarado de Interés Turístico Regional, por lo que constituye una cita obligada esta Navidad en la provincia de Valladolid.

Visitar el Belén Viviente es gratuito. Los gastos se sufragan a través de las colaboraciones de entidades públicas y privadas, y a través de venta de papeletas para un sorteo que puede adquirir en la entrada. Las medidas se seguridad están esablecidas por un recorrido marcado y controlado, control de acceso y distancias de seguridad, geles hidroalcohólicos, recorrido al aire libre y máximo de 2 figurantes por escena y con mascarilla.

Ya son más de 40 años los que lleva este pueblo vallisoletano celebrando su peculiar Belén Viviente. Las primeras representaciones humanas del Belén se realizaban en los alrededores de la Iglesia de Santa María, pero en la actualidad tiene lugar en todo un parque temático que se construyó en la falda del cerro de Altamira. El primer proyecto de Belén Viviente de esta población vallisoletana tuvo lugar en el año 1978 por iniciativa del entonces párroco del municipio, Miguel Gallego, explica el alcalde, Sergio García Herrero. El cura invitaba a sus feligreses a representar algunos pasajes bíblicos durante la celebración de la misa de Navidad. Esta iniciativa cuajó entre un grupo de habitantes de la localidad, que la fueron mejorando e hicieron de ella una tradición que ha transpasado las fronteras de la provincia de Valladolid. Los responsables hoy en día de su organización son la Asociación Cultural Amigos del Belén, pero también colaboran en su realización tanto el Ayuntamiento de Cabezón de Pisuerga como la Diputación de Valladolid, además de contar con el apoyo de vecinos, comercios y empresas locales.



Al pie del cerro de Altamira de Cabezón se ha creado un poblado dotado del estilo arquitectónico típico castellano, que ha sido realizado con elementos como la arcilla, el adobe, la piedra o la teja. En él ser han diferenciado dos ambientes, que corresponden al pueblo hebreo y al romano. No faltan el Portal de Belén, el castillo de Herodes, un río, la noria y apriscos para pastores y ganado y diversas casas y posadas. Además, este año se han sumado nuevas mejoras, como la farola en la plaza. Es, además, una muestra etnográfica para que las nuevas generaciones conozcan cómo era la vida y los trabajos de sus antepasados.

Lo más importante, si cabe, es que en el Belén Viviente están representados las costumbres y oficios castellanos, algunos de ellos ya desparecidos, como lavanderas, pastores, alfareros, canteros, panaderos, sastres, toneleros, leñadores.. Es una pena, esste año no hay representaciones pero sí visitas, debido a la situación de pandemia. Pero por ello no deja de desmerecer.



HORARIO DE VISITAS.



Domingo 27 de Diciembre: de 11:00 a 14:00

Sábado 2 de Enero: de 17:00h a 20:00h

Domingo 3 de Enero: de 11:00 a 14:00



Durante el recorrido se explicarán detalles de las diferentes escenas, no se venderá nada y no se podrá tocar nada. 

IMÁGENES DEL BELÉN VIVIENTE DE CABEZÓN DE PISUERGA