Valladolid

El Ayuntamiento de Valladolid prevé elevar su endeudamiento a niveles de 2014

16 diciembre, 2020 12:10

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este miércoles, en Junta de Gobierno, el Presupuesto municipal para el año 2021, marcado por la intención de promover la recuperación de la ciudad tras la crisis del COVID-19, con un fuerte incremento de las inversiones y también la previsión de aumentar el endeudamiento en 40 millones de euros, lo que lo llevaría a cifras que se daban en el año 2014.

En cualquier caso, como ha subrayado el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, el presupuesto podría modificarse en función de los remanentes de los que se pueda disponer, que se conocerán el próximo mes de marzo, lo que podría permitir reducir la necesidad de recurrir a deuda e incrementar las inversiones.

Las cuentas municipales de 2021 se han presentado a los medios de comunicación tras la Junta de Gobierno en una rueda de prensa ofrecida por el propio regidor socialista, el teniente de alcalde y concejal de Valladolid Toma la Palabra, Manuel Saravia, y el concejal de Planificación y Recursos, Pedro Herrero, y a la que han asistido los miembros del equipo de Gobierno así como el portavoz del Grupo de Ciudadanos, Martín Fernández Antolín, ya que el Presupuesto se ha consensuado con esta formación, lo que permitirá que salga aprobado en Pleno con, al menos, 17 votos favorables de un total de 27.

El presupuesto del Ayuntamiento de Valladolid y de sus entidades dependientes para el año 2020 será de 363.407.702 euros, de los cuales 311.156.950 euros corresponden al propio Consistorio, que contará con un incremento del 7,1 por ciento con respecto a 2020, mientras que el total consolidado sube en menor medida, un 4,8 por ciento.

El primer edil ha recalcado que es un presupuesto "en sintonía con las necesidades de los ciudadanos", en el que se mantiene la "contención de impuestos", ya que en términos generales no han aumentado desde 2015 e incluso se eliminó la tasa de basuras en su día; se contiene también el gasto "pero no la inversión", ya que se contempla el mayor importe en este apartado de la última década, con un total 63,3 millones de euros en el presupuesto del Ayuntamiento, lo que supone un incremento del 71,4 por ciento --en términos consolidados el aumento es menor, un 48 por ciento, ya que la inversión no crece tanto en las entidades municipales--.

Por todo ello, y con la vista puesta en favorecer la recuperación social y económica de la ciudad, Puente ha recalcado que son unas cuentas "difícilmente discutibles", por lo que ha añadido que le habría gustado contar con un "consenso aun mayor" en la corporación, y eso que ha destacado que serán las cuentas con un mayor porcentaje de votos favorables en la actual etapa democrática, un 63 por ciento de los concejales de la Corporación, por encima de los 18 votos de 29 en el segundo mandato del socialista Rodríguez Bolaños o los 17 de 29 en el último del 'popular' León de la Riva, cuando además se trataba de votos "de un solo grupo político".

Ahora, si nada cambia en estas dos semanas, el próximo 29 de diciembre en el Pleno habrá al menos tres grupos --PSOE, VTLP y Ciudadanos-- a favor de este presupuesto, por lo que Pedro Herrero ha incidido en agradecer la "altura de miras" de la formación 'naranja' en persona de su portavoz, presente en esta rueda de prensa.

El alcalde de la ciudad ha incidido también en que estos presupuestos incluyen "fondos propios del Ayuntamiento" pero pueden llegar en los próximos meses aportaciones de otras instituciones como la Junta, el Gobierno de España o los fondos extraordinarios de la Unión Europea y, además, se sumarán previsiblemente los remanentes de 2020, de los que los ayuntamientos pueden disponer sin limitaciones y que se conocerán con la liquidación del presupuesto del actual ejercicio, en el mes de marzo. Puente ha apuntado que no se puede precisar con exactitud esa cifra pero podría estar en torno a los 40 millones de euros.

DÉFICIT EN 2020

El alcalde ha recordado que el actual ejercicio se cerrará con déficit, todavía sin cuantificar pero "entre 20 y 30 millones de euros", pero pese a ello también es seguro que habrá remanentes, algo que ha reconocido que no entiende pese a que lleva seis años gobernando y en contacto con la gestión diaria de las cuentas. Incluso ha llegado a calificarlo de "magia".

La disponibilidad de remanentes incidirá por un lado en un posible incremento mayor de la inversión y puede que también en reducir la necesidad de financiación, ya que el Consistorio ha incluido en las cuentas de 2021 una previsión de endeudamiento de hasta 50 millones en una nueva línea de crédito.

De agotarse esa cifra, el ejercicio de 2021 se cerraría con una deuda viva --descontadas las amortizaciones previstas-- de 145,8 millones de euros --este año finalizará con 106,9 millones de deuda--, lo que situaría este parámetro en niveles que no alcanzaba desde 2014, último ejercicio completo gobernado por el Partido Popular, cuando se comenzó el año con 153 millones de deuda para concluir con 128. Pese a ello, la cifra prevista sería un 56 por ciento de los ingresos corrientes, cuando se permite a los ayuntamientos llegar hasta el 75% sin necesitar autorización del órgano de tutela.

De vuelta a las inversiones, como ha destacado Saravia, es un presupuesto "claramente expansivo", propio de la época actual en la que se requiere un esfuerzo municipal para ayudar a la recuperación y también gracias a la flexibilización de los remanentes.

Eso sí, como ya había apuntado el equipo de Gobierno, en las inversiones no hay grandes novedades y más partidas correspondientes a contratos anuales o a inversiones que se ejecutan desde hace años, como el Plan de 29 de octubre (1,5 millones en 2021) o la adquisición de vivienda pública (3 millones, con compromiso adquirido con Ciudadanos de llegar hasta los 6 millones con los remanentes).

Además, se contemplan 3,7 millones para la obra del centro de mayores y la Biblioteca de Parquesol, ya en marcha; 844.000 euros para iniciar la intervención en el Teatro Lope de Vega, adquirido este año por el Ayuntamiento, 429.000 para la consolidación del Convento de Las Catalinas y otros 300.000 para actuaciones similares en la antigua azucarera Santa Victoria. Además, se destinan 508.000 euros a la reforma del edificio de Jefatura de la Policía y 422.000 a la urbanización de la calle Nueva del Carmen.

REIMPULSO DEL PARQUE AGROALIMENTARIO

A ello ha sumado Manuel Saravia una serie de "políticas y gestos" del equipo de Gobierno que no se reflejan en el Presupuesto pero que "pueden ser críticas para la vida municipal", como han sido este año las actuaciones en materia de movilidad sostenible o, en 2021, el "reimpulso" a la tramitación del parque agroalimentario o los pasos para constituir la Zona de Bajas Emisiones en el centro de la ciudad.

También ha recordado el teniente de alcalde otros gastos "importantes" para la ciudad como los de Personal (114 millones), que son necesarios para "que funcione la ciudad", o los fondos destinados al impulso económico, que pasan de 23 a 26 millones, como la agenda urbana 2030.

En cuanto a ingresos, se reducen los procedentes de impuestos directos e indirectos y los correspondientes a tasas y otros tributos municipales --un 4,7% menos-- y también los correpondientes a enajenación de inversiones (venta de suelo municipal), que cae un 16 por ciento.

Del resto de entidades municipales, el incremento presupuestario solo es más amplio que en el del propio Ayuntamiento en el caso de la Fundación de Deportes (+11,7%), aunque aumenta en casi todas ellas, como en Auvasa (+6,5%), Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda (+1,4%) y Fundación de Cultura (+0,7%). La única entidad que ve reducidas sus cuentas para 2021 es la EPEL Aquavall, ya que cae un 3,7%.