Valladolid La localidad vallisoletana atesora, además de todo su encanto patrimonial, cultural y vitivinícola, un gran atractivo natural del que disfrutar al aire libre y al que complementar con múltiples actividades de turismo activo

VÍDEO | Cigales, más que vino

5 diciembre, 2020 09:30

Cigales es conocido, sobre todo, por sus excepcionales vinos y también por su cultura y patrimonio con la Iglesia de Santiago Apóstol, conocida como la Catedral del Vino, como referente, pero también disponemos de unos magníficos espacios naturales y rincones con mucho encanto que merece la pena conocer”, nos cuenta el alcalde de la localidad vallisoletana, José Ignacio Fernández.

La estampa del municipio vallisoletano, lejana, con esa majestuosa maravilla arquitectónica rodeada de viñedos antes de entrar al pueblo es digna de la más bella de las fotografías como lo es su encanto natural. El Canal de Castilla y el Río Pisuerga son claves para disfrutar de diferentes rutas que vienen acompañadas, siempre, por un buen clarete.

El turismo activo, con el senderismo y los paseos en bicicleta son también para gozar al máximo. Cigales demuestra que no es solo vino pero que con vino disfruta más y mejor de todos los encantos que atesora.

Aire puro, naturaleza, y la importancia del agua



“No mucha gente sabe que por el término municipal de Cigales pasan el Canal de Castilla y el Río Pisuerga, incluso con una pequeña playa en Zamadueñas”, nos confiesa el Técnico de Turismo en el Ayuntamiento de Cigales, Jesús Pilar Sobejano, que añade además que “guardan una especial unión con la historia y cultura vitivinícola de la localidad”.

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS: TURISMO CIGALES 

Y es que desde tiempos ancestrales se usaba el Canal de Castilla para transportar vigas de los lagares y llevar los vinos hacia el Norte. Ahora, se emplea para el regadío de las viñas. Precisamente, uno de los parajes más espectaculares de Cigales se da en la confluencia del Canal de Castilla con un meandro del Río Pisuerga que crea una espectacular estampa en ‘El Mirador del Pisuerga’.

La Cañada Real Leonesa Oriental atraviesa también el municipio poniendo de relevancia la importancia histórica de la trashumancia en Cigales desde el siglo XIII. “La cercanía a Valladolid era importantísima porque los pastores hacían noche en nuestra localidad para seguir camino hasta la capital. Estamos valorando su señalización y la creación de una ruta que nos comunique con la vecina localidad palentina de Dueñas, unidas por esta importante vía pecuaria”, añade Sobejano.

El Canal de Castilla. Fotografía: Turismo Cigales 

También podemos disfrutar en Cigales de la Ruta del Teso Blanco. Un caminar de poco más de tres kilómetros que finaliza en un espacio con magníficas vistas donde el Ayuntamiento del municipio vallisoletano instaló un banco para que el que quiera descanse disfrutando de las vistas de los viñedos y campos de cereal llegándose a divisar la torre de la Catedral de Valladolid capital. La ruta parte desde el Camino Hoyo Lagarto y finaliza en el Teso Blanco, llamado así por el color de sus suelos yesíferos transitando entre viñedos y campos de cultivo.

Turismo activo de quilates



Esa Ruta del Teso Blanco es cercana, sencilla y apta para todas las edades y se puede hacer andando o en bicicleta. Parte desde el casco urbano de la localidad, donde se ubica la Oficina de Turismo de Cigales, y en colaboración con bodegas de la localidad se realizan catas de vino mientras se disfruta de unas vistas épicas.

En Cigales podemos divertirnos con las rutas de senderismo y de bicicleta. También con la pesca deportiva e incluso, en algunos puntos del Canal de Castilla con otros municipios ribereños, podemos hacer actividades en piragua. Además, estamos valorando poner en marcha el avistamiento de aves como otro recurso natural más en estos espacios”, asegura el primer edill, José Ignacio Fernández.

El municipio vallisoletano es también protagonista en el Proyecto Europeo Eurovelo, que incluye 15 rutas ciclistas de larga distancia por Europa. Cigales entra dentro del Eurovelo 1 que une Noruega con Portugal con un recorrido de 9.100 kilómetros  y que pasa por el municipio a través del Canal de Castilla.

“Se trata de un magnífico proyecto que está apostando por un turismo sostenible y responsable. Durante los últimos meses, el Ayuntamiento de Cigales ha presentado su Adhesión a la Red de Ciudades y pueblos Eurovelo 1 de Castilla y León para seguir promocionando esa ruta cicloturista”, nos detalla el alcalde.

Actividades de Turismo activo en Cigales como el piragüismo. Fotografía: Turismo Cigales 

Además, la realización de BTT (Bicicleta Todo Terreno) por el término municipal es otro gran recurso para Cigales que además tiene la suerte de contar con el club ‘MTB Cigales’ que, además de salir en ruta todos los fines de semana, organiza talleres de mantenimiento y arreglo de bicicletas y está preparando rutas con niños y niñas de cara al año próximo.

Todo bañado con el mejor vino



El Río Pisuerga, del que hemos hablado anteriormente, es una de las señas identitarias de la Ruta del Vino Cigales que atraviesa parte de su territorio y está muy unida a la historia y tradición vitivinícola de Cigales y los municipios de la Ruta junto al Canal de Castilla.

Los senderos del Clarete es otro proyecto encabezado por la Ruta que une a todos los municipios de la misma atravesando los barrios de las bodegas y viñedos de cada localidad de este caminar perfectamente señalizado y balizado, creando un recorrido de más de 70 kilómetros que puede atravesarse andando, a caballo, o en bicicleta de forma íntegra  o por etapas.

Imagen de la uva en Cigales. Fotografía: Turismo Cigales

“Debemos destacar la calidad de nuestros excepcionales vinos claretes, rosados, tintos y también blancos, pero si algo debemos valorar es la calidad de nuestros viñedos, algunos de ellos centenarios, que imprimen un carácter especial a nuestros vinos”, añade Jesús Pilar Sobejano.

Todo hablando de unos vinos que maridan a la perfección con esa naturaleza y esas actividades de turismo activo tan reseñables en el lugar. Solo nos queda invitaros a descubrir Cigales, la Cuna del Clarete o la Catedral del Vino, y disfrutar de su gastronomía, brindando con un vino de sus bodegas y recorriendo sus sendas, caminos y espacios naturales de un valor incalculable.