Valladolid

Crónicas urbanas, gastronómicas… y solidarias

28 octubre, 2019 13:33

Deliciosa velada la acontecida la pasada madrugada en el Argales 2, el restaurante que mi amigo César Lomas y su familia administran en el Polígono de San Cristóbal de nuestra capital. Había que atender la llamada de un amigo, y cuando se trata de solidaridad hay que acudir.

Uno es de yogur y manzana a la anochecida, pero aquí, en estos casos extraordinarios, nos empleamos como un buen toro en el caballo del picador, porque había que hacer honor al amigo…y a sus deliciosos manjares. Pedazo de cena, querido César.

Pero a lo que vamos. Desde hace unos años -unos dieciocho- llegó a Valladolid un chaval procedente de los campos de refugiados de Tinduf. Se llamaba -se llama- Admán Mohamed; un espigado mozo de 27 años que por aquel entonces fue adoptado por esta generosa familia.

Y desde entonces Admán se quedó en Valladolid por una serie de infortunios, que a la postre fueron bendiciones para los Lomas-De la Fuente. A partir de esas fechas César, el patriarca, mi amigo, ha venido viajando a aquellas tierras lejanas para compartir, junto a los Amigos del Pueblo Saharaui, unas jornadas de hermandad, de amistad y de solidaridad.

Y anoche había que arrimar el hombro -y el hocico- para que César, y otros veintiséis acompañantes, puedan partir hacia Tinduf el próximo 31 de octubre con alimentos imperecederos, medicinas y material escolar. Todo ello transportado en trece vehículos, por cierto que dos ambulancias (Ambuibérica) y dos coches de bomberos se quedarán en los campamentos para su utilización.

Unas setenta personas contribuimos a la causa aportando 30 euros per cápita para una cena que resultó deliciosa, tanto por los manjares que ilustran la galería de fotos, como por el motivo solidario. Entre los asistentes se encontraban la vicepresidenta de la Asociación, Blanca López y Antonio Adán, quién acompañará a mi amigo César Lomas en la expedición.

Un acto que finalizó con un auténtico espectáculo musical, protagonizado por profesionales que aportaron generosamente sus actuaciones. Gente sencilla allende los mares residentes en Pucela como el cubano Eladio y los dominicanos Maykel Luna, Fermín y su jovencísima y bella hija Nayi. La música caribeña inundó la sala.

Javi, el cocinero del Argales 2, es hermano de Fermín y el hilo conductor de este altruista espectáculo, que contagió a los asistentes invitándolos a salir a bailar a la improvisada pista del restaurante.

No faltó la familia Lomas-De la Fuente al completo con Montse (esposa de César), su hijo Cesitar y su mujer -dos padrazos con su pequeño Nicolás correteando por el salón- y Laura, la pequeña de la familia. Toda la plantilla del establecimiento colaboró desinteresadamente en este acto solidario.

P.D. El complemento de una velada tan exquisita había es “echar un mus”. Comprometido por mi buen amigo Félix Sanz -carnicero con raíces en Arrabal de Portillo- fui su compañero…y perdimos. Ajustado el envite, pero perdimos. Dita sea. Pero eso sí, ganamos dos amigos como Javier y Tasio, dos profesionales de la distribución alimentaria: Delamar Selección, que entre su amplia oferta tienen unas sardinas ahumadas de auténtica exquisitez. Fue uno de los entrantes, con base de pimiento rojo asado.