Valladolid

Triunfal festival de rejones en Rioseco

22 junio, 2019 12:17

Tres cuartos de plaza en tarde agradable en el homenaje a Ángel Peralta, representado por su nieto, en una tarde de rejones para recordar. Se lidiaron utreros del hierro de El Capea y Carmen Lorenzo, presentes en el festejo junto a su hija Verónica. Buenos, manejables, bravos, con acometividad y duración. Muy encastado el quinto.

Al tercero se le dio la vuelta al ruedo y tres de ellos fueron aplaudidos en el arrastre.

Abrió plaza el veterano Fermín Bohórquez que hizo el rejoneo ortodoxo al que nos tiene acostumbrados. Certero con los aceros en una faena compacta y vistosa cortaría las dos primeras orejas de festejo.

Pablo Hermoso de Mendoza lució a sus corceles con su temple habitual y llegando mucho al público. Pero no estuvo acertado con los aceros de muerte y el público le tributó una gran ovación saliendo a saludar al tercio.

El mejor novillo de la tarde fue el tercero que sorteó Andy Cartagena. Bravo y codicioso, el alicantino le hizo una faena vibrante, clavando certero y luciendo a sus caballos con piruetas y quiebros increíbles. El presidente sacó el pañuelo azul ante una gran ovación del tendido y Cartagena paseó las dos orejas y el rabo.

Leonardo Hernández hizo un rejoneo clásico y muy vistoso ante un novillo más hecho. Muy certero en toda la lidia ante un animal que fue de menos a más. Sin duda el desparpajo del cacereño ante la cara de los toros despierta la pasión en los tendidos. Mató de rejonazo y fue premiado con las dos orejas.

Ana Rita sorprendió al público por su buen concepto del rejoneo, aunque se le notó que es el arranque de temporada. Con su novillo, con muchos pies de salida y muy encastado, tuvo que echarle arrojo. Pero su estilo es de un rejoneo alegre, luciendo una buena cuadra y mostrando una buena doma. Paseó dos orejas.

Y apoteósico fue el debut de Guillermo Hermoso de Mendoza en el Coso del Carmen ante un novillo con mucha movilidad y Hermoso junior supo templarlo para aplacar su ímpetu. Luego demostró a lo largo de la lidia que es un rejoneador muy a tener en cuenta. Llevar el apellido Hermoso es un peso grande, y el joven dinástico sabe llevarlo y pasearlo con auténtica profesionalidad. Así lo demostró en Rioseco consiguiendo las dos orejas y el rabo.

Antes de dar la vuelta al ruedo llamó al ganadero -Capea hijo- y al mayoral para que le acompañasen en su triunfo.

Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio por el torilero fallecido en Benavente y se leyó un poema en honor de Angel Peralta en la voz de su nieto. El alcalde riosecano David Esteban entregó un obsequio a los seis participantes. La banda municipal de música amenizó el festejo.

Enhorabuena a los actuantes, al ganadero y al empresario Julián Alonso. Tardes como estas son las que hacen revivir la ilusión del toreo. Las gentes salieron encantadas por haber presenciado una tarde tan completa.

FOTOGRAFÍAS: NATALIA CALVO