Valladolid

Las jornadas de La Empalizada… y van doce ediciones

3 febrero, 2019 21:47

No fue como se esperaba por culpa de la climatología adversa, y esta le jugó una mala pasada a Raúl Redondo y a sus gentes de La Empalizada que tenían todo planificado al milímetro. Pero como decía aquel: las cosas pasan porque se hacen…

Y hete aquí que tuvimos que “echar la muleta abajo” para que el “toro imaginario” embistiera lo mejor posible y ofrecer una buena tarde a las deliciosas gentes de La Empalizada, de Montemayor de Pililla que, una vez más, demostraron su fidelidad llenando la sala “Vértice” de La Martina. Raúl y sus directivos respiraron tranquilos, además de Gabriel y Rodrigo Sanz, los técnicos de la sala cuyo trabajo hay que alabar.

Carlos Martín Santoyo, director y presentador del programa taurino “Grana y Oro” (CYLTV) desde hace casi cinco lustros, mostró todo el afecto que profesa a la asociación testarrona y acudió, junto a nuestros amigos y compañeros Jorge Cancho (redactor jefe de Diario Palentino) y Héctor Pérez (jefe técnico de La 8 Palencia) dando la cara tal y como estaba previsto, aunque el torero Ginés Marín faltase a la cita por culpa de la citada climatología adversa.

Y hete aquí que uno, siempre detrás de la cámara o con la pluma en mano, tuvo que ponerse delante de los focos y “lidiar” con mi jefe Santoyo. Por ello lo del subtítulo de inusual ya que Carlos Martín pasó de entrevistador a entrevistado. Y a juicio de estas gentes gustó.

Fue una charla amena, divertida y didáctica, ya que hablamos largo y tendido del programa taurino más longevo de los que se emiten en el universo televisivo taurino: “Grana y Oro”. Carlos Martín Santoyo dio detalles amplios de cómo se elabora el programa semana a semana desde que arrancara con aquel “Toros en Palencia” de 1995, pasando por “Sol y Sombra” hasta el actual “Grana y Oro”.

No faltaron las mil y una anécdotas con los invitados a lo largo de estos casi veinticinco años de emisión ininterrumpida, de los que uno forma parte desde hace diez años cuando se unieron los dos canales televisivos que existían en Castilla y León (2009), lo que dio lugar a la actual CYLTV (La 7 a nivel regional y La 8 a nivel de cada provincia).

Tras la distendida entrevista-charla, en la que ambos nos encontramos a gusto, según confesión de parte, la asociación invitó a un vino español a todos los asistentes para, posteriormente, acercarnos al Bar La Torre donde Oscar y su familia siempre reciben a los invitados con los brazos abiertos, además de ofrecernos otro aperitivo y los consabidos regalos en forma de estuche de vino. Gracias, Oscar.

Y no podía faltar -lo llevan a gala en La Empalizada- la deliciosa cena que nos ofreció Susy, “el poeta de las viandas”, en su taurino comedor decorado con los trabajos del pintor y escultor cuellarano Alfonso Rey.

Todo delicatesen empezando por la sopa con pan de setas y ralladura de trufa negra. No pueden ni deben faltar los calamares de La Martina, que en esta ocasión fueron acompañados de una deliciosa tortilla de “somarro”. Y luego a elegir: escalopines de solomillo de ternera con salsa de setas y patatas, o lascas de merluza con pisto. De la Ribera llegó un tinto bajo la marca “912, altitud”. Uno, fiel a sus principios del bebercio, tomó su clásico rosado cigaleño…con gaseosa. Rico, rico.

Impresionante, tanto la presentación como el sabor intenso de un postre imaginativo que había descrito Susy al principio de la cena, atentos: Mus de queso, plátano y pera, con su tapadera de azúcar, magistralmente elaborada, y una bola de helado mascarpone.

Cafés variados, chupitos y algún gin tonic que otro fueron sirviendo en la mesa mientras Natalia (la gráfica) mi amigo Javi Martín y un servidor nos largamos hacia Pucela cuando el reloj se acercaba a la una de la madrugada. Pero felices y contentos por haber podido culminar una jornada en la que todo parecía perdido.

Ay, Raúl, hombre de poca fe…te lo dije: que Santoyo da la talla¡¡¡

P.D. Gracias a La Empalizada, con Javier Sanz de nuevo presidente, María José, la tesorera, Raúl, etc. que nos colmaron de amistad… y de regalos. Nos faltó Diego Olmedo que andaba de “quintos” y eso en un joven como él está disculpado. Pero recuperamos a Gema, la viuda de “Fisi”, que el día 16 se le escapará alguna lágrima.

Volveremos, ya cámara y pluma en ristre, el próximo sábado 16 de febrero para completar la segunda jornada que será, sin duda, apasionante.