Valladolid

El Salvador busca su mejoría en Francia

31 enero, 2017 10:49

El equipo femenino de El Salvador ha aprovechado el fin de semana de descanso en la Liga Norte para continuar con su mejoría y su crecimiento. El equipo ha crecido mucho hasta la temporada pasada, momento en el que Autoconsa El Salvador se proclamó campeón de la Liga Interregional invicto y subcampeón de la División de Honor B.

A la capacidad de sacrificio y al espíritu de superación hemos de añadirle un tercer elemento: la ambición. El equipo femenino del Club de Rugby El Salvador es un equipo inconformista y por ello, ambicioso. Las blanquinegras no son de fácil conformar, siempre quieren más, mucho más. Esto es algo que les honra. A principio de temporada se propusieron como objetivo conseguir el ascenso a la División de Honor femenina del rugby patrio. Objetivo que desde el club se ha asumido también como propio y para el cual se están poniendo todos los medios posibles.

La participación en la División de Honor B del año pasado ha sido de gran ayuda para la planificación de esta temporada. Detectadas las carencias hay que buscar las soluciones, para lo que Club y staff se pusieron manos a la obra y han diseñado un plan de actividades complementarias para que nada falle.

En este plan se enmarcan los encuentros amistosos celebrados en fechas recientes. Primero fue el desplazamiento a Pamplona para enfrentarse a La Única RT, un probable rival en la segunda división nacional. Y segundo, los encuentros celebrados el pasado fin de semana (28 y 29 de enero) en las localidades francesas de Bayona y Biarritz.

La expedición blanquinegra se desplazó con 33 jugadoras para afrontar esta segunda fase de preparación. El plan de trabajo consistió en disputar un partido de rugby XV contra un equipo de nivel, Association Sportive Bayonnaise Neskak, el sábado y participar en un Torneo Triangular de Rugby Seven el domingo.

Amaneció el sábado con un día soleado que fue alternando con las nubes a medida que se acercaba la hora del encuentro. La mañana estuvo ocupada con una charla técnica y con un paseo de activación por las playas y casco de Bidart. En la comida se notaban ya las ganas de jugar, las caras de concentración se mezclaban con la sensación de nervios en el estómago. Todas las jugadoras, tanto las convocadas para el partido como las que no, estaban con ganas de oír el pitido inicial, ninguna quería perderse el choque. La tensión de las elegidas se diluía con el apoyo del resto. El equipo era un equipo, una familia, una piña.

A nuestras jugadoras no se les borraban de la cabeza las siete jugadoras internacionales que militan en el equipo de Bayona. Algunas ya se conocían tras el enfrentamiento el año pasado de la Selección de Castilla y León contra este mismo equipo para preparar el ascenso al Autonómico A de selecciones absolutas.

ASB sabía que se Autoconsa El Salvador era un equipo duro con un bloque compacto, por lo que alineó a la mitad de su equipo titular de Elite 2 completado con las jugadoras de Fédérale. Tres internacionales saltaron al campo en el quince titular: la talonadora Amaya González, la segunda línea Céline Ferrer y la apertura Céline Héguy. En el segundo tiempo, el técnico francés dio entrada a Pauline Bourdon y a Torha Balde, campeonas del VI Naciones.

Fran Carracedo alineó de salida a Edna Guerra, Sandra Ocariz, Raquel García, María Vega, Leticia Suazo, Cristina Chamorro, Joée Lavergnat, Trina Moir, Isabel Sierra, Inés Álvarez, Sonia López, Elisa Castro, Noelia García, María Blanco y Amanda Villa. También jugaron: Elia Hernández, Gabriela Carrión, Ana Pérez, Beatriz Rivera, Marina Díaz, Sandra Velasco, Inés Arranz y Andrea Muñoz.

El partido fue de 'tú a tú', las francesas comenzaron dominando el partido con claridad haciéndose dueñas del balón. No tardaron en plantarse en la zona de 22 chamiza. Sin embargo, las españolas plantaron cara y se defendieron con el cuchillo entre los dientes haciendo retroceder una y otra vez a las locales, que veían como sus ataques chocaban una y otra vez contra la defensa blanquinegra. Del mismo modo, cuando el balón era dominado por Autoconsa El Salvador las de Bayona se aplicaban en defensa para evitar sustos.

Los primeros 30 minutos fueron de gran intensidad, de poder a poder, ambos equipos demostraron tener una gran fortaleza física. El marcador no se movió llegando al primer descanso con el empate a cero inicial.

La segunda parte se inició sin cambios en ambos equipos. ASB dio una vuelta de tuerca para intentar romper el electrónico. Autoconsa El Salvador también la dio para que eso no sucediera. La actitud de las vallisoletanas, su comunicación y juego en equipo conseguían que la defensa no tuviera fisuras y que los huecos que el juego francés generaba se cerraran rápidamente con placajes contundentes.

A los diez minutos de la reanudación, Carracedo comenzó a introducir cambios para no sobrecargar innecesariamente a las titulares. Este fue el momento en el que las de Bayona consiguieron el primer ensayo aprovechando los minutos de reajuste del XV blanquinegro y fruto de una jugada de pillería en el saque de una touche a poco más de diez metros de la zona de marca chamiza. Sin embargo, la marca francesa no hizo mella en las jugadoras de Autoconsa, que supieron rehacerse y volver al juego desarrollado hasta el momento.

ASB Neskak realizó también varios cambios para dar frescura en su línea de tres cuartos y a su delantera. Chistophe Domingo dio entrada a la imponente Torha Balde, quien, haciendo uso de su poderío físico logró el segundo ensayo en el minuto 20 de la segunda parte, pese a los intentos de Inés Álvarez y Noelia García de pararla.

En la tercera parte, esta sólo de 20 minutos de duración, Carracedo dio entrada al resto de jugadoras para que todas adquirieran experiencia y tuvieran minutos de juego. Domingo hizo también lo mismo. Y el juego seguía siendo el mismo, ASB no daba el partido por ganado y Autoconsa El Salvador no lo daba tampoco por perdido. Sobre la bocina, las bayonesas lograban el tercer ensayo con el que finalizaba el encuentro.