Salamanca

Puebla de Yeltes recibe el artesanado de su iglesia parroquial tras ser restaurado por la Junta

La inversión desembolsada ha superado los 59.000 euros

16 septiembre, 2021 18:06

Puebla de Yeltes (Salamanca) ya cuenta de nuevo con el artesonado de su iglesia parroquial, de época renacentista y que ha sido restaurado con una inversión de 59.551 euros por parte de la Junta de Castilla y León.

Al acto de entrega han asistido el jefe del Servicio Territorial de Cultura, Adolfo Domínguez; la directora del centro de Conservación y Restauración de Valladolid, Milagros Burón; personal de la empresa Rearasa; el administrador apostólico de Ciudad Rodrigo, monseñor García Burillo; el restaurador de la Dirección General de Patrimonio, Carlos Tejedor, y el párroco de Puebla de Yeltes, Juan Carlos Sánchez.

En este encuentro, los vecinos del municipio han podido conocer al detalle y acercarse a la obra realizada en la iglesia gracias a una explicación de la restauración, según la información facilitada por la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca.

Tal y como ha reseñado, la iglesia de Puebla de Yeltes constituye "un ejemplo de tipologías constructivas y diferentes soluciones utilizadas por los maestros en carpintería de armar durante el renacimiento".

Tanto la cabecera como la nave se cubrieron desde su origen con armaduras de madera, entre las que destaca el artesonado del presbiterio ahora restaurado. Esta armadura y que cuenta con un almizate central de rueda de dieciséis y con figuras en relieve de personajes de la época, comprende así "un rico repertorio de tipos, vestimentas, hábitos, tocados, diademas, peinados, cascos y contrasta con el carácter del resto de la construcción, marcadamente mudéjar".

La intervención se ha realizado tras un análisis de su estado de conservación en el que los expertos constataron pérdidas de tablas, policromías y el repinte generalizado del arrocabe.

Intervencion

La restauración del artesonado ha consistido en la retirada de escombros y elementos de sobrecarga de la antigua cubierta, la limpieza de los faldones, tratamiento contra xilófagos, el encolado de piezas fracturadas y la sustitución de elementos estructurales debilitados y el reposicionamiento del almizate.

Además, los expertos han recuperado la policromía que decoraba los relieves del arrocabe, que entonan con el resto de la madera vista del conjunto de la armadura.