Salamanca

Corrida de rejones | Guijuelo habla en portugués

Diego Ventura corta tres orejas, Duarte Fernandes, dos y, finalmente, Rui Fernandes, una

17 agosto, 2021 09:23

Los astros quisieron que el cartel quedase finalmente en una terna de rejoneadores portugueses. Duarte Fernándes el desconocido (para muchos) sobrino de Rui Fernandes, que abría cartel, entró por vía de la sustitución de Sergio Pérez, anunciado en principio, y no dejó indiferente a nadie. Acompañó finalmente a Diego Ventura en la Puerta Grande. Ambos firmaron una gran tarde gracias también en gran medida al buen juego que ofreció el encierro de Sánchez y Sánchez en líneas generales.



Diego Ventura sacó toda la artillería pesada con el quinto de la tarde. Su actuación fue verdadera explosión de toreo a caballo que hizo temblar los cimientos de la plaza. El portugués afincado en Sevilla sabe entenderse con el público y así lo demostró durante esta faena a un toro que colaboró y le dejó lucirse en banderillas. Realizó lo más jaleado y aplaudido a lomos de Bronce, dejando incluso pares a dos manos después de quitarle la cabezada al caballo, una verdadera demostración de compenetración entre jinete y animal. Dejó llegar mucho al toro, y la gente vibró de verás. Cortó dos orejas que se sumarían a la ya cortada al segundo de la tarde.



Duarte Fernandes, como ya he apuntado, resultó ser una verdadera sorpresa. No sé achicó a pesar de tener como compañeros de cartel a su propio tío, figura del rejoneo más que reconocida, y al mismísimo Diego Ventura. Su frescura y buen hacer encandilaron a la gente desde el comienzo, que fue cariñosa con él en todo momento. Realizó una gran labor a un excepcional toro de Sánchez y Sánchez que hizo tercero pero la marró con los aceros. El toro fue ovacionado en el arrastre. Sin embargo no se dejó escapar los trofeos del que cerró plaza, al que a la postre desorejó luego de firmar una sobresaliente faena.



Rui Fernandes, que abrió cartel, hizo lo más destacado ante el cuarto de la tarde. Un toro noble que colaboró y con el que dejó pasajes importantes. Cortó una oreja. El primero de su lote fue más mansito y nada más salir llegó a alcanzar al caballo, derribando al propio animal y al jinete, aunque todo quedó en un susto. No acertó con el rejón de muerte y la faena se diluyó. Resultó ovacionado.

FICHA DE LA CORRIDA

Plaza de Toros de Guijuelo. Rozando el lleno, dentro del aforo permitido por las medidas sanitarias. Se lidiaron seis toros de Ángel Sánchez y Sánchez, de buen juego en líneas generales.

Rui Fernandes, ovación y oreja;

Diego Ventura, oreja y dos orejas; y

Duarte Fernandes, ovación y dos orejas.