Salamanca

ENTREVISTA | "Unamuno sigue interesando y su pensamiento está hoy más vigente que nunca"

Ana Chaguaceda dirige desde hace más de 30 años la Casa Museo Unamuno, donde vivió el genial escritor y filósofo vasco cuando fue rector de la Universidad de Salamanca

27 julio, 2021 09:57

Miguel de Unamuno forma parte indiscutible de la historia de la capital charra. Fue el rector más internacional que tuvo la Universidad de Salamanca y todos los años la ciudad le recuerda con jornadas académicas, debates, exposiciones y la conocida ofrenda floral que se realiza cada 31 de diciembre delante de la estatua erigida en su honor en la céntrica calle Bordadores.

El rico legado de la Casa Unamuno se deposita en su Casa Museo, ubicada en la calle Libreros, justo al lado del edificio del Rectorado de la Universidad. Al frente de la Casa Museo se encuentra Ana Chaguaceda, quien dirige este espacio museístico desde hace más de 30 años. En esta entrevista con El Español-Noticias de Castilla y León, Ana Chaguaceda traza un recorrido sobre los fondos que están depositados en la Casa Museo Unamuno y reflexiona sobre la versátil personalidad del genial escritor y filósofo vascp.

Pregunta. -Cuántos fondos hay actualmente depositados en la Casa-Museo Unamuno?

R- La Casa-Museo Unamuno se estructura en dos partes bien diferenciadas, aunque complementarias, claro está. Por un lado, la casa, como tal, y la zona museística reúnen el mobiliarios y enseres personales de la familia Unamuno, tanto de los años que ocuparon esta vivienda rectoral, como de los que habitaron en la casa de la calle Bordadores. Asimismo, exponemos un interesante fondo fotográfico, pictórico y escultórico más moderno pero de gran interés, que sirven de complemento para tener una visión global del personaje. Por otro lado, contamos con una importantísima zona reservada a la investigación. 

La Casa Museo es es muy afortunada en este sentido también y esta condición se la debemos tanto al propio Miguel de Unamuno, quien poco antes de morir cedió su biblioteca personal a la Universidad, como a sus hijos, quienes en los años 60 vendieron al Estado el archivo de su padre con la condición de que quedara depositado en esta institución.

P- La Casa-Museo no es un museo cualquiera, porque se recuerda al rector más internacional que ha tenido la USAL ¿Qué supone para usted dirigirla desde hace tantos años?

R- Un privilegio. Son más de 30 años ya trabajando en un centro tan especial como éste, que me ha permitido enriquecerme en un plano profesional pero, sobre todo, personal. He conocido en lo más íntimo a un personaje de la talla de Miguel de Unamuno, esposo, padre, abuelo. También como escritor y pensador –manejando sus documentos del archivo y los libros de su biblioteca-. No olvidemos que estamos ante uno de los intelectuales más prestigiosos del siglo XX, con una proyección pública en España, Europa e Hispanoamérica realmente apabullante.

He tenido la suerte de conocer a la familia, a los nietos principalmente, aunque ahora también son muchos bisnietos los que nos visitan y se interesan por nuestro trabajo. El apoyo y conocimiento que me han proporcionado ha motivado que tanto para ellos, como para mí me sienta como uno más, como un miembro más de la familia Unamuno.  He podido aprender de nuestros investigadores y me he sentido respaldada por la Universidad de Salamanca, de quien dependemos, y también en ocasiones de urgencia del Estado, a través de la Subdirección General de Archivos Estatales.

P-¿Es conocida la Casa-Museo suficientemente por la sociedad salmantina?

R- Creo que ahora puedo afirmar que sí. Son ya muchos años de actividades, de trabajo con colegios e institutos, con otras instituciones de la ciudad -como con la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura, por ejemplo-. Hemos recibido un empuje inusitado en los últimos años gracias a las películas de Alejandro Amenábar y de Manuel Menchón, a la obra de teatro de José Luis Gómez, etc. Qué importante es el cine, los documentales y el teatro para que todos accedan a la cultura. Nosotros lo hemos visto claramente reflejado en los visitantes. Una población más joven de edad, un público adulto con interés y ganas de hablar, de corroborar, de saber más….Estamos disfrutando mucho en nuestras visitas guiadas.

P-¿Qué estancias y qué piezas o fondos de la Casa-Museo destacaría especialmente por su valor?



R- Es difícil hacer una selección. Desde luego los manuscritos de Unamuno son una joya, así como la correspondencia recibida por personalidades como Machado, Marañón, Ramón y Cajal, Borges, Azaña…así, hasta las 25 mil cartas que custodiamos. Hay retratos interesantes, importantes, pero me quedo con los objetos más íntimos e incluso domésticos, que causan emoción simplemente porque fueron suyo

P-La historia dice que la Casa-Museo era la casa del rector de la Universidad, pero Unamuno murió en la calle Bordadores.,.. ¿Realmente fue así?

R-La Universidad de Salamanca edifica esta casona en el siglo XVIII para los rectores. Miguel de Unamuno la ocupa por este motivo entre 1900 y 1914. En el momento en el que el Estado le aparta del rectorado, debe abandonarla y se traslada con su familia a una nueva casa de alquiler en la calle Bordadores. Aquí vivirá hasta el momento de su muerte en diciembre de 1936, con los paréntesis de los años de destierro y exilio (1924 a 1930).

P-¿Qué opina de los historiadores que ponen en duda en los últimos meses lo que tradicionalmente se ha narrado sobre el famoso incidente en el Paraninfo el 12 de octubre de 1936 entre Unamuno y Millán Astray?

R- Hace poco ha salido a la luz un documento de vital importancia porque cierra este asunto, tan controvertido últimamente, demostrando la tensión vivida y las consecuencias inmediatas en la vida de Miguel de Unamuno. El documento, que ha sido donado a la Casa-Museo Unamuno, fue redactado por Ignacio Serrano. Serrano estuvo presente en el Paraninfo y dejó escrito, a modo de ejemplo: “Las palabras de Unamuno produjeron impresión e indignación”... “Millán Astray estuvo bien pero fue más lejos de lo debido en cuanto afirmó que ciertos profesores morirán. Estas afirmaciones viniendo de quien vienen y dichas delante de un público juvenil excitado a seguir ese camino pueden ser peligrosas”... “Unamuno fue imprudente e inoportuno y al final antipatriota pero no todo lo que dijo es censurable, unas cosas porque son verdad (el público que presencia los fusilamientos) y otras porque son materia opinable (lo de que vencer no es convencer...)” .

P-¿Qué tipo de visitantes recibe la Casa-Museo?

R-Tradicionalmente nuestros visitantes eran personas interesadas, con un conocimiento previo, que venían con las ideas muy claras sobre lo que iban a ver y querían saber. En los últimos años hemos intentado trabajar y atraer a otro tipo de público. Creo que estamos en el buen camino y que lo hemos conseguido. Nuestros investigadores son fundamentalmente hispanoamericanos y europeos, principalmente de Italia. Tanto presenciales como “virtuales”. Trabajamos con algunos profesores de Humanidades de nuestra Universidad para que todos los cursos traigan a sus alumnos y vean “in situ” cómo vivía y trabajaba Miguel de Unamuno, permitiéndoles el acceso a parte de sus documentos.

P-¿Falta mucho por descubrir de Unamuno?

R-Miguel de Unamuno sigue interesando y su pensamiento está más vigente que nunca. Por otro lado, es un autor que debe ser leído por las nuevas generaciones y ellos deben establecer las nuevas vías de investigación. Su carácter, su personalidad, su faceta creadora tan polifacética, hace que pueda ser estudiado desde múltiples puntos de vista y que esté sujeto a nuevas interpretaciones. 

P-¿Cuáles han sido las últimas adquisiciones de la Casa-Museo?

-La zona de investigación se enriquece constantemente con las últimas publicaciones sobre la vida, obra y entorno de Unamuno. Podríamos destacar “La doble muerte de Unamuno” de Menchón y Jambrina, “El resentimiento trágico de la vida” de los profesores Rabaté, “Los Machado y Unamuno” cartas editadas por Pollux Hernúñez o “Retratos a medida. Entrevistas a personalidades de la cultura española” editado por la Fundación Santander. Mantendremos al día nuestro centro de documentación y seguiremos al tanto de las ofertas de las librerías anticuarias donde aparecen ofertas muy interesantes.

P-¿Cómo se han introducido las nuevas tecnologías en la Casa-Museo y en las visitas que hacen los ciudadanos a la misma?

R-Hace unos años hemos introducido como complemento a nuestras visitas el acceso, a través de móvil o tablet, a nuestra audioguía, disponible en varios idiomas. Si bien es cierto, que nuestros visitantes gustan más de oír a nuestro guía y hablar con él. Asímismo, hemos incorporado un nuevo audiovisual de la Casa-Museo y de Salamanca. Ambos son producto de nuestra colaboración con otros servicios de la USAL, en concreto con el Servicio de Actividades Culturales y con el de Innovación y Producción Digital.