Salamanca Entre las medidas que ha propuesto Izquierda Unida se encuentra la formación específica sobre los delitos de odio y LGTBIfobia a la Policía Municipal y al personal de atención directa y  proponen que se incluya  en la Ordenanza Municipal sobre Protección de la Convivencia Ciudadana sanciones para los insultos y las muestras de discriminación hacia las personas del colectivo LGTBI. Desde Izquierda Unida se ha propuesto que se realicen actuaciones para fomentar la visibilidad de las personas LGTBI y la lucha contra la LGTBIfobia como elemento conexo al machismo.

Izquierda Unida propone que el Ayuntamiento de Salamanca implemente más políticas de igualdad LGTBI

15 julio, 2021 12:23

En la comisión de Bienestar social, la concejala de Izquierda Unida, Virginia Carrera, ha solicitado que el Ayuntamiento adopte medidas para evitar posibles agresiones lgtbfobicas, esta propuesta ha sido aceptada por el resto de grupos. 

En la comisión todos los grupos se han comprometido a trabajar en ello para que en el próximo curso este compromiso sea una realidad en términos prácticos y reales con medidas concretas.

Entre las medidas que ha propuesto Izquierda Unida se encuentra la formación específica sobre los delitos de odio y LGTBIfobia a la Policía Municipal y al personal de atención directa y  proponen que se incluya  en la Ordenanza Municipal sobre Protección de la Convivencia Ciudadana sanciones para los insultos y las muestras de discriminación hacia las personas del colectivo LGTBI.

Desde Izquierda Unida se ha propuesto que se realicen actuaciones para fomentar la visibilidad de las personas LGTBI y la lucha contra la LGTBIfobia como elemento conexo al machismo.

Los gobiernos locales son instituciones fundamentales para combatir la discriminación por orientación sexual e identidad de género dado que son las instituciones públicas que trabajan más cerca de la ciudadanía y los que pueden desarrollar planes y programas de detección y seguimiento de la discriminación que permitan combatirla y atender adecuadamente a las víctimas. Salamanca ha de ser una ciudad de progreso en la que todas las personas puedan vivir libremente sin esconder su orientación sexual, orientación romántica, sexo, identidad o expresión de género. Ninguna persona de nuestra ciudad debe ser insultada, humillada ni discriminada de ninguna forma por ello.