Salamanca El Grupo Municipal Socialista respalda todas las reivindicaciones mencionadas anteriormente con el compromiso de seguir exigiendo en todos los órganos municipales actuaciones que den vida a Puente Ladrillo y respondan realmente a las necesidades existentes, para lo que considera imprescindible que el equipo de Gobierno del PP, además de escuchar a los vecinos, cuente con ellos en el diseño de proyectos, ponga en valor sus iniciativas y su colaboración permanente para la mejora del barrio y, en definitiva, lleve a cabo soluciones de una forma planificada y participativa.

El PSOE pide al alcalde de Salamanca que habilite una biblioteca en el barrio de Puente Ladrillo

28 mayo, 2021 13:11

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca reclama al equipo de gobierno de García Carbayo que proyecte y habilite una biblioteca pública en Puente Ladrillo sin más demora, ya que se trata de una de las principales carencias que presenta este barrio de la ciudad, sumado a la falta de mantenimiento de las zonas comunes, a problemas relacionados con el tráfico o la seguridad y a los obstáculos que impiden fomentar la participación.

En un nuevo encuentro presencial con representantes de la Asociación de Vecinos ‘Puentelave’, los concejales del PSOE han vuelto a comprobar las demandas y necesidades de esta zona de la ciudad, muchas de ellas, sin solución desde hace tiempo por la inacción del Gobierno municipal del PP y por la falta de un modelo de barrio sólido y un plan integral que permita realizar actuaciones de manera estratégica, eficaz y participativa, en vez de abordar las deficiencias existentes con parches y sin planificación.

Además de la necesidad de contar con una biblioteca municipal, infraestructura que a día de hoy no está ni siquiera programada o proyectada, entre los problemas detectados en Puente Ladrillo destaca la falta de mantenimiento de las zonas verdes y las zonas comunes, con solares sin desbrozar ni limpiar que pueden provocar incendios en los meses de verano, bancos rotos que no se arreglan o sustituyen, grietas y baches en el asfaltado, escasez de papeleras en lugares como la plaza del Alcalde Prieto Carrasco o zonas de juegos infantiles que necesitan una renovación o, al menos, un adecentamiento como la ubicada en la calle Juan Manso.

A todo lo anterior hay que añadir cuestiones relacionadas con la movilidad, el tráfico y la seguridad. En este sentido, los socialistas reclaman la puesta en marcha de la denominada policía de barrio como una figura de proximidad para los vecinos, ya que en zonas como Puente Ladrillo la presencia policial de manera habitual es nula. Igualmente, otras demandas vecinales son la construcción de una rotonda en la intersección de la avenida Santiago Madrigal y la calle Eduardo Lozano Lardet, la apuesta por la movilidad ciclista a través de carriles bici con una conexión lógica y útil para los desplazamientos diarios y la instalación de nuevos pasos de cebra en puntos como la calle Jesús Arambarri.

Por otra parte, cabe señalar que el Gobierno municipal del PP sigue sin resolver la petición de ‘Puentelave’ para dotar a la asociación y a los colectivos del barrio de un espacio propio para el desarrollo de su actividad, ya que en la actualidad están limitados por el horario de apertura del Centro Municipal Integrado y no pueden hacer un uso libre de esta instalación, hecho que dificulta la participación ciudadana. En esta línea, los vecinos también reclaman más actividades culturales y de ocio para el encuentro y la convivencia social, así como un cambio en las líneas de autobús urbano 4 y 10 para avanzar en la construcción de la identidad de barrio, de tal manera que empiecen a conocerse como Cementerio-Puente Ladrillo y Puente Ladrillo-Vistahermosa, respectivamente.

El Grupo Municipal Socialista respalda todas las reivindicaciones mencionadas anteriormente con el compromiso de seguir exigiendo en todos los órganos municipales actuaciones que den vida a Puente Ladrillo y respondan realmente a las necesidades existentes, para lo que considera imprescindible que el equipo de Gobierno del PP, además de escuchar a los vecinos, cuente con ellos en el diseño de proyectos, ponga en valor sus iniciativas y su colaboración permanente para la mejora del barrio y, en definitiva, lleve a cabo soluciones de una forma planificada y participativa.