Salamanca

El Ayuntamiento de Salamanca canaliza la creciente solidaridad ciudadana e impulsa el voluntariado ambiental

11 marzo, 2021 12:27

El Ayuntamiento de Salamanca continúa impulsando la creciente solidaridad de los ciudadanos con la puesta en marcha de una nueva herramienta que servirá para canalizar nuevas vías de participación social y que refleja, además, el consenso ciudadano en torno a la promoción de la labor altruista del voluntariado y su extensión a toda la ciudadanía.

El alcalde, Carlos García Carbayo, ha presentado hoy el borrador del primer Reglamento Municipal del Voluntariado, dando cumplimiento a un compromiso para dotar a la ciudad de un instrumento adaptado a los nuevos tiempos y que contribuirá a mejorar aún más la relación entre los salmantinos y su participación activa en la transformación de la sociedad a través de su implicación y compromiso. Tras un periodo de exposición pública de un mes para recoger posibles aportaciones ciudadanas, el reglamento será aprobado en comisión municipal y posteriormente por el pleno de la Corporación para su entrada en vigor durante este año.

Según ha manifestado, “las instituciones públicas debemos tener un papel importante en este ámbito, no sólo apoyando a quienes deciden conceder su tiempo libre en favor de los demás y sensibilizando al resto de la población, sino también siendo garantes del correcto cumplimiento de las normas para evitar malos entendidos o falsos mitos en torno al papel del voluntariado”.



García Carbayo recordó el orgullo y agradecimiento del Ayuntamiento y de toda la sociedad salmantina por el trabajo de los voluntarios, cuya “visibilidad sin precedentes” con motivo de la pandemia de Covid-19 ha permitido apreciar “la cara más social y solidaria de nuestra ciudadanía,  su entrega y vocación de servicio hacia las personas más vulnerables”. De hecho, en 2020 aumentó un 50% la participación en los cursos y talleres formativos ofertados de forma virtual por la Agencia Municipal del Voluntariado.

Para que “estas virtudes de entrega perduren en el tiempo una vez superada la pandemia y para canalizar todo el altruismo y la ayuda de una ciudad tan solidaria como Salamanca”, nace el Reglamento Municipal de Voluntariado, cuyo principal objetivo es contribuir a eliminar las barreras y desigualdades que generan situaciones de necesidad en diferentes ámbitos. Al mismo tiempo, promueve una acción transmisora de valores sociales a toda la ciudadanía y establece líneas de coordinación con otras instituciones, servicios y recursos de la ciudad que centren su acción en el ámbito del voluntariado.

Además, el alcalde  que la nueva glorieta entre la avenida de Federico Anaya, el Paseo de los Olivos y la avenida de los Cedros estará dedicada a los voluntarios de Salamanca.

VoluntaS: Voluntariado de Salamanca



El primer Reglamento Municipal de Voluntariado del Ayuntamiento de Salamanca viene acompañado por una renovada imagen para toda la acción que desde el año 2013 ha gestionado la Agencia Municipal del Voluntariado. De esta manera, nace ‘VoluntaS, Voluntariado de Salamanca’, donde “una mano, símbolo de entrega, que es todo corazón, como los voluntarios, se  ofrece y da a cualquiera que lo necesite. Una mano que ayuda, pero también un corazón que da la impresión de volar para llegar a todos los ciudadanos”.

El nuevo reglamento orienta su contenido en dos líneas fundamentales: el apoyo a las entidades de voluntariado de Salamanca y el fomento de una ciudadanía activa y comprometida. Así, define el voluntariado como el conjunto de actividades de interés general desarrolladas por personas físicas, siempre que tengan carácter solidario, su realización sea libre, se ejecute fuera del ámbito de una relación laboral o de cualquier otro tipo de relación retribuida, se lleve a cabo sin contraprestación económica y material, y se desarrolle a través de entidades de voluntariado con arreglo a programas concretos.

Al mismo tiempo, concreta las actividades de voluntariado, qué se entiende por persona voluntaria y por persona destinataria de la acción voluntaria, las entidades de voluntariado y los derechos y deberes de las personas voluntarias. En este último apartado, destaca el derecho a ser tratadas en condiciones de igualdad, sin discriminación, respetando su libertad, identidad, dignidad y los demás derechos fundamentales reconocidos en los convenios, tratados internacionales y en la Constitución Española. 

Además de estar cubiertas, a cargo de la entidad de voluntariado, de los riesgos de accidente y enfermedad derivados directamente del ejercicio de la acción voluntaria. En cuanto a los deberes, el reglamento destaca el respeto y cuidado por los recursos materiales que ponga a su disposición la entidad de voluntariado, así como cumplir las medidas de seguridad y salud existentes.

Bolsa de Voluntariado



El alcalde de Salamanca destacó que la programación municipal se centrará principalmente en el voluntariado ambiental, la ayuda a las personas mayores y las actividades deportivas, sin dejar de lado la colaboración con otro tipo de voluntariado que ya prestan en la actualidad las diferentes entidades y organizaciones de Salamanca.

Hasta ahora, la actividad municipal comprendía la información, formación, captación y derivación de personas voluntarias a otras entidades. Con el nuevo reglamento, para integrar y encauzar las solicitudes ciudadanas de participación, a mayores se creará una Bolsa de Voluntariado municipal. Los interesados podrán incorporarse a través del correo electrónico agenciavoluntariado@aytosalamanca.es, la página web www.voluntariadosalamanca.com y el teléfono 660 178 583.

García Carbayo ha recordado que el medio ambiente constituye una política troncal para la acción del Ayuntamiento, pues “la participación ciudadana es una pieza clave para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030, con los que Salamanca está tan comprometida en su aspiración de ser una ciudad más saludable, más sostenible y más preparada para el futuro”.

Dentro de Savia, la Estrategia de Infraestructura Verde de Salamanca, se desarrollarán actuaciones de voluntariado relacionadas con la promoción y fomento de la biodiversidad. Este año está previsto, en primer lugar, el acondicionamiento de zonas verdes públicas y recogida de residuos, así como actividades de recuperación y plantación de especies autóctonas, principalmente en las riberas del río Tormes junto al Puente Romano, el Puente de Enrique Estevan, el Parque de los Jerónimos y La Aldehuela. También se promoverá el cuidado de la fauna con actividades en La Aldehuela para la creación de infraestructuras específicas, principalmente cajas-nido.