Salamanca

El DA2 de Salamanca anima a pasear por "las teorías de la evolución humana" de María Bleda y José María Rosa

15 enero, 2021 00:00

El centro de arte contemporáneo de Salamanca (DA2) muestra hasta el 25 de abril la exposición 'Origen. Un paseo por las teorías de la evolución humana', una muestra con fotografías de María Bleda y José María Rosa que recorren algunos de los lugares donde en algún momento se situó el primer hombre.

Por ejemplo, con 17 imágenes en gran formato y con 14 láminas enmarcadas, abren las puertas del valle de Neander en Alemania, el lago Turkana en Kenia, la garganta de Olduvai en Tanzania, el río Solo en la isla de Java o la sierra de Atapuerca en España.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Salamanca, María Victoria Bermejo, ha presentado esta propuesta, comisariada por Sema D'Acosta, que consta de 17 fotografías de gran formato de la serie 'Origen' (2003) y 14 láminas enmarcadas de 'Atlas Vertebrae' (2018), en las salas 6 y 7.

La representación del territorio como lugar de memoria es uno de los ejes centrales del trabajo de estos dos artistas, que obtuvieron el Premio Nacional de Fotografía en 2008, según la información facilitada por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes durante su presentación.

'Origen' es una de sus series más conocidas, un proyecto iniciado en el año 2003 que todavía sigue en proceso. Su planteamiento propone un recorrido físico por las diferentes teorías de la evolución humana desarrolladas desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad.

AUTORES



María Bleda (Castellón, 1968) y José María Rosa (Albacete, 1970) se han consolidado como "una de las referencias más destacadas de la fotografía española contemporánea", ha reseñado la documentación aportada por el consistorio salmantino.

El núcleo fundamental de su trabajo es la representación del territorio, con el que buscan resaltar el cruce de culturas y tiempos que lo conforman. Transforman de esta forma el género del paisaje en imágenes con "un alto poder de evocación", donde "se manifiesta su propia experiencia sobre los lugares que fotografían".

Así, Bleda y Rosa han consolidado una propuesta que registra la historia latente que habita en los espacios, un pasado que ellos exploran activando el imaginario y la memoria; y su trayectoria ha ido haciéndose "más compleja" mediante la incorporación progresiva en sus trabajos de "una profunda reflexión sobre la construcción del espacio fotográfico y las relaciones entre naturaleza y cultura".