Salamanca

Carbayo agradece a los servicios de limpieza y de seguridad su esfuerzo en la gestión de los efectos de Filomena

15 enero, 2021 17:55

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha trasladado hoy a los servicios municipales de limpieza, así como a la Policía Local y al Cuerpo de Bomberos, el agradecimiento por su implicación en el desarrollo del dispositivo de actuación contra la tormenta Filomena, que azotó a España en los días pasados y cuyos efectos se siguen percibiendo con fuerza en muchos puntos del país.



En una visita al parque de maquinaria del servicio municipal de limpieza, acompañado por los concejales de Medio Ambiente y de Protección Ciudadana, Myriam Rodríguez y Fernando Carabias, respectivamente, García Carbayo ha subrayado que el trabajo realizado por el conjunto de efectivos evitó en todo momento el colapso de la ciudad.



Según ha dicho, la capacidad de trabajo, de reacción y de planificación de los servicios municipales impidió que en Salamanca se vivieran episodios de caos como los que se han podido vivir en otros puntos del país, donde la intensidad de la tormenta no fue tan importante como la que padecimos este fin de semana en esta ciudad. En Salamanca, quedó garantizado en todo momento el acceso a hospitales, centros educativos, precisamente en el día de reanudación del curso escolar, entradas y salidas de la ciudad, vías principales y aceras.



Tal y como ha explicado, aún se están eliminando en la ciudad algunos resquicios del paso de este temporal, que se ha considerado como uno de los más fuertes que ha pasado por España en los últimos 50 años. Las tareas para la retirada de hielo continúan, ha comentado y, al respecto, ha reiterado la petición a los vecinos de que tengan cuidado para evitar caídas y resbalones.



Hasta el día de hoy, los servicios municipales de limpieza han esparcido por la ciudad un total de 153.000 toneladas de sal. A lo largo de esta mañana, ha dicho, llegarán otras 17.000 toneladas que se utilizarán para continuar eliminando el hielo, una tarea en la que además se ha implicado la policía local, así como los bomberos, quienes se encargan, fundamentalmente de eliminar carámbanos y bloques de hielo en techos.

Cabe señalar que en el dispositivo contra la nevada se han implicado 400 operarios de limpieza, organizados por turnos, en los que han llegado a participar hasta 250 efectivos diarios.