Salamanca

El PSOE ve a la Junta como un gestor del dinero ajeno que pide más a los demás a la vez que baja impuestos

9 diciembre, 2020 16:32

La portavoz del Grupo Socialista en Economía y Hacienda, Rosa María Rubio, ha acusado a la Junta de Castilla y León de haberse convertido en un "gestor del dinero ajeno" y ha criticado especialmente la estrategia de pedir más a los demás al mismo tiempo que baja impuestos pero exige compensaciones a esa rebaja por su "dinámica perversa".

"Generan problemas pero no ofrecen soluciones", ha aseverado asimismo Rosa Rubio que ha tirado de ironía para achacar al Gobierno conjunto de PP y Ciudadanos que hayan tenido que esperar tres años para salir del "modelo Herreriano" para dar paso a la era Mañueco-Igea que supondrá, a su juicio, una década de oportunidades perdidas en términos económicos.

Tras advertir de que el proyecto de presupuestos de la Comunidad para 2021 es "insuficiente" porque "no está a la altura de las circunstancias", la procuradora socialista se ha mostrado convencida de que de no ser por las "múltiples trasferencias finalistas" que llegan de otras administraciones Castilla y León habría entrado en "suspensión de pagos" y ha aclarado que de los 1.400 millones de euros de incremento del presupuesto 1.398 corresponden al Estado y 911 millones de euros corresponden a las entregas a cuenta adicionales.

"Miente cuando dice que bajan", ha espetado al consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, quien, en su turno de réplica, ha recordado que los recursos no son del Gobierno sino que son de los españoles, con el ejemplo la recaudación del IVA que se "quedó" el Gobierno de la nación.

La socialista ha reivindicado "alto y claro" que las cuentas de la Junta van a percibir 634 millones de euros a fondo perdido del parte del Gobierno central y ha advertido en este punto de las "muy serias carencias" de ingresos propios de las cuentas autonómicas ya que sólo el 6 por ciento del total proceden de tributos de la Comunidad.

Rubio ha considerado "muy triste" y "muy poco serio" que el consejero haya "tirado de chascarrillos" en sus réplicas "sin rigor" y "sin respuestas" a unas preguntas "sencillísimas", como dónde está el importe 448 millones del fondo procedente de la recaudación de impuestos medioambientales desde 2012, y ha advertido del "gran problema" de Castilla y León con las amortizaciones de su deuda.

"Forzaron para que pagasen los siguientes pero los siguientes somos todos", ha sentenciado en referencia a la que se ha convertido en a tercera consejería de la Junta, con 1.423 millones de euros, "muy por encima de la de Familia". "La deuda suma la misma cantidad que el presupuesto de las consejerías de Hacienda y Economía, de Agricultura y de Fomentos juntas", ha añadido.

"Sólo se preocupan de mantener asesores", ha sentenciado la socialista, afirmación que ha sido reprochada en su turno de palabra por el 'popular' Salvador Cruz.

Desde el Grupo Mixto, el leonesista Luis Mariano Santos ha ironizado sobre que el Gobierno conjunto de PP y Ciudadanos haya tardado 18 meses en presentar el proyecto de presupuestos de la Comunidad debido a su "incapacidad" por lo que ha pedido al consejero que no se escude en la pandemia del coronavirus para justificar la demora de unas cuentas que no son del gusto de UPL porque no servirán para salir de la segunda parte de la crisis, la económica.

"Las circunstancias han sido las que son, el presupuesto estaba hecho", se ha reafirmado el consejero en la dúplica en la que no ha negado que León tiene "problemas serios" como consecuencia, ha recordado, del "precipitado" cierre de la minería y de las térmicas. "Vinieron antes los cierres que las alternativas", ha lamentado Fernández Carriedo que no ha dudado al afirmar que "las cosas no pintan bien" respecto al reparto del fondo para la transición justa.

"No puede pretender que estemos contentos", ha aseverado por su parte Santos que ha achacado a la Junta de Castilla y León que haya perpetuado los desequilibrios territoriales con una crítica expresa a que no se haya contemplado un instituto en la localidad leonesa de Villaquilabre.

"Se les tendría que caer la cara de vergüenza", ha espetado el leonesista que se ha hecho eco asimismo del "auténtico fracaso" que ha supuesto el Plan de Dinamización de las Cuencas Mineras a las que se "mantiene en coma pero sin salvar su vida" por falta de fondos adicionales. En este punto, el consejero ha aclarado al leonesista que la Fundación Santa Bárbara tiene futuro.

En el caso de Ciudadanos, la procuradora Blanca Negrete ha ironizado sobre el "cuajo" de los partidos en la oposición por criticar las cuentas de la Junta de Castilla y León tras los apoyos con los que van a salir adelante las del Estado cuando tenía una "vía alternativa y moderada", en referencia al partido que lidera Inés Arrimadas.

Negrete ha preguntado a Fernández Carriedo si la recuperación del PIB en 2021 irá acompañada de la recuperación del empleo, a lo que el consejero ha respondido que la caída suele ser más lenta y la recuperación también, y ha recordado que las próximas cuentas autonómicas, a las que se ha referido como "responsables, útiles y prudentes", pondrán fin a dos años de prórrogas sucesivas y se ha mostrado convencida de que permitirán armonizar y equilibrar dos objetivos, reactivar la economía y blindar el sistema de protección social.

La procuradora liberal ha apelado a la actual situación de Castilla y León, con suspensión de las reglas fiscales, "arritmia económica" y continuos cambios en las en las estimaciones macroeconómicas, para defender la necesidad de contar con unos presupuestos "lo más cercanos a la realidad y a la gente".

"De aquí en adelante, será nuestra responsabilidad, vía presupuestos, de encaminarnos hacia una economía más dinámica, más prospera, más sostenible, que potencie y combine el sector privado con el sector público, que aumente nuestra productividad asociada al conocimiento y que haga de los ciudadanos la verdadera riqueza de nuestra Comunidad", ha sentenciado.

En el mismo sentido se ha pronunciado el portavoz de Economía y Hacienda en el Grupo Popular, Salvador Cruz, que ha aplaudido un presupuesto "realista, prudente, responsable y eminentemente inversor" con prioridad en el gasto social a modo de "escudo social frente a la pandemia" en el proceso de recuperación de 2021 para llegar en 2022 a la situación previa a la crisis.

Cruz ha compartido las críticas del consejero a la subida del impuesto del IVA a las bebidas azucaradas, por su efecto en el sector remolachero, o en el impuesto de matriculación, y ha reivindicado la "fiscalidad favorable" por la que apuesta la Junta frente al "infierno fiscal" que pretenden los partidos en la izquierda, a los que ha acusado también de aplaudir otras cuentas que no están avaladas por la Airef, a diferencia de lo que ocurre con las autonómicas.

Finalmente, ha recordado que el proyecto de presupuestos de la Comunidad para 2021 es "ampliable" ya que la Junta no ha incorporado los fondos europeos de Nueva Generación que llegarán el próximo año. "Se tiende la mano, se podrá mejorar estoy convencido", ha concluido el procurador 'popular'.

"Mano tendida, Castilla y León necesitaría un gran acuerdo de todos los grupos en materia de presupuestos", ha reiterado por su parte el consejero en sus sucesivos turnos de palabra donde ha informado de la incorporación de nuevas propuestas en el documento de los New Generation y de una nueva reunión el viernes para insistir en que los fondos deben llegar donde se necesitan y no por PIB.