Salamanca

Tres localidades de Salamanca se unen al sistema VIOGEN para mejorar la coordinación en los casos de violencia de género

4 noviembre, 2020 12:40

El primer teniente de alcalde de Béjar, José Luis Rodríguez Celador, acudió este martes al acto de adhesión de la Policía Local de la localidad al sistema VIOGEN en un evento presidido por la subdelegada del Gobierno de Salamanca, Encarnación Pérez, y en el que también estuvieron presentes representantes de Alba de Tormes y Peñaranda de Bracamonte, que también se unen al mismo. 

El objeto de este protocolo es regular las formas y procedimientos de colaboración entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que existen en el término municipal de Béjar, destinados a garantizar la seguridad de las víctimas de violencia de género en todas las fases del procedimiento y el cumplimiento de las medidas judiciales, en el caso de que existan, estableciendo los criterios básicos de colaboración y coordinación que permitan optimizar los recursos humanos y materiales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad existentes en el término municipal de Béjar con la finalidad de prestar una atención preferente a dichas víctimas.

El Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén), de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, se puso en funcionamiento el 26 de julio del 2007, en cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, "de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género".

Sus objetivos son aglutinar a las diferentes instituciones públicas que tienen competencias en materia de violencia de género, integrar toda la información de interés que se estime necesaria, hacer predicción del riesgo, realizar seguimiento y protección a las víctimas en todo el territorio nacional, efectuar una labor preventiva, emitiendo avisos, alertas y alarmas, a través del "Subsistema de Notificaciones Automatizadas", cuando se detecte alguna incidencia o acontecimiento que pueda poner en peligro la integridad de la víctima.