Salamanca La consejería de Cultura y Turismo de la Junta y la Fundación Iberdrola España han finalizado la actuación en la cubierta de la iglesia de San Martín de Tours en Salamanca, dirigida a garantizar la seguridad y estabilidad del edificio.

Concluyen las obras para redistribuir el peso de la cubierta de la iglesia de San Martín de Tours de Salamanca

24 septiembre, 2020 16:47

La consejería de Cultura y Turismo de la Junta y la Fundación Iberdrola España han finalizado la actuación en la cubierta de la iglesia de San Martín de Tours en Salamanca, dirigida a garantizar la seguridad y estabilidad del edificio.

Los trabajos se han centrado en redistribuir el peso de la cubierta, además de que se mantiene la monitorización del inmueble para facilitar su conservación y se ha presentado el proyecto para la restauración e iluminación del interior del templo, que se llevará a cabo en lasiguiente fase.

La intervención forma parte del Plan Románico Atlántico, un proyecto de cooperación transfronteriza y colaboración público-privada, para conservar, restaurar y poner en valor el patrimonio cultural de las provincias de Zamora y Salamanca y las regiones fronterizas dePorto, Vila Real y Braganza.

La iglesia de San Martín de Tours cuenta con la declaración de Monumento Histórico-Artístico y es junto con la Catedral Vieja el edificio románico más significativo de la capital.

Las deformaciones existentes en pilares, arcos y bóvedas de las tres naves del edificio, fruto de la propia construcción y de diferentes modificaciones a lo largo de su historia, justificaron un estudio completo de su secuencia constructiva dentro del Plan Románico Atlántico, que incluyó un análisis de la evolución de su arquitectura.

El análisis se completó con la monitorización del edificio, mediante la colocación de diferentes sensores. De este modo, con la información aportada por la monitorización y los estudios e informes quese han ido realizando de forma paralela, pudo confirmarse que las cargas que soportaban los muros románicos del edificio estaban descompensadas y era necesario realizar una redistribución para mejorar el margen de seguridad estructural.

La actuación, que ha contado con cofinanciación de fondo FEDER, se ha centrado en la cubierta del templo, modificando sus puntos de apoyo para distribuir mejor su peso sobre los muros románicos, trasladando y centrando las cargas. Los trabajos comenzaron a finales de 2019 y sehan prolongado hasta finales de verano.

Se completa, de este modo, la consolidación estructural del edificio y, en la siguiente fase se abordará la restauración y adecuación interior.