Salamanca

Los 40 pueblos de Salamanca que servirán de 'prueba' para el resto de la provincia

11 mayo, 2020 09:14

Hasta 40 pueblos de Salamanca pasan este lunes ya a la fase uno ante la prudencia mostrada por la Junta de Castilla y León que, incluso, ha provocado que la propuesta de ampliar las zonas llegara tarde. 

De esta manera, finalmente han sido Robleda, Aldeadávila de la Ribera, Lumbrales y Miranda del Castañar y los pueblos dependientes de estos en lo sanitario los que dan un paso más en la desescalada de Salamanca, mientras que otros que iban a incluirse como Fuentes de Oñoro, Matilla de los Caños, Calzada de Valdunciel y Cantalapiedra se han quedado fuera aunque, por ejemplo, esta última lleve más de una semana sin casos, algo que no ocurre en Robleda o Aldeadávila de la Ribera. 

Así, a la espera de que este lunes vuelven a pedir la inclusión de estos, según avanzó la consejera de Sanidad este pasado sábado, apenas centenares de salmantinos comenzarán algo que puede considerarse como un experimento. Será en esas zonas que no cuentan con casos positivos oficiales en mucho tiempo y apenas dos, como mucho, de los llamados posibles o sospechosos. 

Aún con unas extremas medidas de higiene y distanciamiento social, algo en lo que se debe incidir, esta semana y su evolución, junto con el resto de los lugares que pasan a la fase uno, será esencial para conocer el futuro de los que aún nos encontramos en fase cero. Si no hay un repunte, se sabrá que las medidas personales pueden ser bastantes para contener al virus. Si lo hay, vuelta a empezar y hasta endurecimiento de las medidas para pasar de fase. 

Y es que, actualmente, se miden varios criterios. Desde el punto de vista de la transmisión, el número de reproducción (que hace tiempo está por debajo de uno), los casos confirmados por PCR (en Salamanca pocos), incidencia acumulada en los últimos siete días, número de casos posibles o sospechosos (es donde Salamanca tiene menos opciones de pasar), el porcentaje de estos a los que se le ha hecho PCR y los positivos de estos. Es decir, si se llegara a todos los sospechosos y los positivos fueran menos de los pensados, Salamanca estaría en fase uno. 

Porque el resto de criterios sí los cumple. Los fallecidos siguen bajando, al igual que hospitalizados y en la UCI, mientras que el hospital, como ya ha demostrado, tiene una gran capacidad para triplicarse en caso de que fuera necesario.