Palencia

El PP defiende en Paredes de Nava el carácter estratégico de los lavaderos de lana y demanda al Gobierno fondos europeos para sostener su actividad

6 agosto, 2021 17:48

El Partido Popular defendió hoy, en la localidad palentina de Paredes de Nava, el carácter estratégico de los lavaderos de lana y demandó al Gobierno fondos europeos para sostener su actividad. Dieron a conocer la Moción registrada ante la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Senado, para solicitar la colaboración del Ejecutivo nacional en el mantenimiento de este "sector esencial".

El texto, que será debatido en septiembre, propone que se firmen convenios con los tres municipios (Paredes de Nava y Villalón de Campos, en Castilla y León, y Mota del Cuervo en Castilla-La Mancha) en los que radican los lavaderos, con cargo a los fondos europeos 'Next Generation'. 

Los senadores por Palencia, Rodrigo Mediavilla, Jorge Domingo Martínez y Carmen Fernández, consideraron que "estas instalaciones son básicas en la cadena de valor de la ganadería para toda la nación, por lo que se cumplen los criterios para que reciban financiación del Gobierno”. Recordaron que estos fondos “proceden de la solidaridad de todos los europeos y están destinados a definir un nuevo modelo productivo”. 

Por ello, indicaron que “los lavaderos de lana contribuyen a luchar contra la despoblación y son una fuente de riqueza por su conexión con explotaciones de todo el mundo”. Por su parte, el diputado nacional por Valladolid y alcalde de Villalón de Campos, José Ángel Alonso, ha mostrado “el interés de Villalón en esta iniciativa, al contar con el lavadero más grande de la península”, quien recalcó los beneficios de una actividad “muy importante tanto para los ganaderos como para conservar el empleo local, ya que genera ingresos en la comarca con el gran movimiento logístico que conlleva”.

En la actualidad, estos lavaderos reciben lana de toda España y desempeñan un papel básico para garantizar la ganadería ovina ya que, sin la posibilidad de tratar estos residuos, muchos ganaderos se verían abocados a la desaparición. La lana no arde, es ignífuga y no es fácil de destruir, por lo que su correcto tratamiento forma parte del cambio de modelo productivo y del desarrollo sostenible que persigue el Plan de Recuperación financiado por Europa, detallaron los populares.

La actividad se enfrenta a unos elevados costes derivados del tratamiento de aguas, extremo que ha suscitado que algunos ayuntamientos en los que se ubican los lavaderos hayan firmado convenios de colaboración, que suponen hasta 100.000 euros al año.

Una cifra que plantea dificultades para consistorios de entre 800 y 1.900 habitantes. Los populares reconocieron los esfuerzos que realizan los titulares de estas explotaciones para reducir su huella medioambiental. De hecho, el lavadero de Paredes está homologado para el tratamiento de lana ecológica, sentenciaron.