León

“La Catedral de Astorga no puede reducirse a un museo”, advierte su obispo

16 agosto, 2021 14:02

La Catedral de Santa María de Astorga acogió hoy la eucaristía de celebración del 550 aniversario de la primera piedra, que se llevó a cabo el 16 de agosto de 1471, durante la que el obispo de la Diócesis, Jesús Fernández, aprovechó la ocasión para invitar a las instituciones a “seguir colaborando en el mantenimiento de la institución y las actividades que realiza”, debido a que “la catedral no puede reducirse a un museo ni destinarse a fines distintos de aquellos para los que fue levantada”.

Durante su celebración, el obispo puso de relieve la misión de “santificar y congregar al pueblo de Dios” de la catedral, algo que aseguró que “se expresa simbólicamente en la cátedra, el ambón y el altar”.

Para Jesús Fernández, la catedral es “fruto precioso del encuentro de la fe y de la cultura”, algo que “se hace manifiesto a través del archivo, el museo y las publicaciones”, que “tienen una intención evangelizadora que no olvida el servicio social y de interés público”, ya que “la visita de personas de distintos credos e ideologías la convierten en un verdadero atrio de los gentiles, un espacio de diálogo y encuentro de gran riqueza para todos”.

Al mismo tiempo, el obispo de Astorga aprovechó la ocasión para invitar a las instituciones a “seguir colaborando en el mantenimiento de la institución y las actividades que realiza”, debido a que “la catedral no puede reducirse a un museo ni destinarse a fines distintos de aquellos para los que fue levantada” al tratarse de “un edificio religioso vivo cuya naturaleza primera es religiosa y litúrgica”, aunque “sin menospreciar los aspectos culturales y artísticos”.

La eucaristía de acción de gracias estuvo presidida por el obispo de la Diócesis de Astorga, Jesús Fernández, y contó con la asistencia de los obispos de las diócesis más cercanas, el cabildo de la Catedral y algunos sacerdotes de la diócesis. También asistieron representantes del Ayuntamiento de Astorga, encabezados por el alcalde, Juan José Alonso Perandones, bajo mazas y con el Pendón de Clavijo, así autoridades autonómicas y provinciales y representantes de asociaciones de la ciudad.

Tras su celebración, el testero de la Catedral, el lugar en el que se encuentra una inscripción conmemorativa de la colación de la primera piedra, el obispo de Astorga y el alcalde del municipio llevaron a cabo una ofrenda floral a los constructores del templo. Asimismo, el obispo entregó la medalla conmemorativa del 550 aniversario a las autoridades presentes.