León El Ayuntamiento de León, a través de la Oficina de Medio Ambiente dependiente de la Concejalía de Desarrollo Urbano que dirige Luis Miguel García Copete, recuerda un año más las medidas a tener en cuenta por la población durante el verano, especialmente al inicio del período estival, época en la que se pueden alcanzar los valores más elevados de ozono atmosférico.Y es que el ozono en proporciones elevadas resulta perjudicial para la salud y frena el crecimiento de las plantas y árbol ya que penetra por las vías respiratorias y debido a sus propiedades altamente oxidantes provoca irritación de las mucosas y los tejidos pulmonares.

El Ayuntamiento de León avisa del aumento de los niveles de ozono durante el verano

11 julio, 2021 17:02

El Ayuntamiento de León, a través de la Oficina de Medio Ambiente dependiente de la Concejalía de Desarrollo Urbano que dirige Luis Miguel García Copete, recuerda un año más las medidas a tener en cuenta por la población durante el verano, especialmente al inicio del período estival, época en la que se pueden alcanzar los valores más elevados de ozono atmosférico.

Y es que el ozono en proporciones elevadas resulta perjudicial para la salud y frena el crecimiento de las plantas y árbol ya que penetra por las vías respiratorias y debido a sus propiedades altamente oxidantes provoca irritación de las mucosas y los tejidos pulmonares. Los principales efectos observados son irritación de los ojos, tos, dolor de cabeza, dolores en el pecho, entre otros. En el caso de concentraciones que sean muy elevadas, puede llegar a provocar inflamaciones pulmonares, afectando gravemente a la función respiratoria.

Población sensible

Hay que destacar que los grupos de población más sensibles al ozono son niños, adultos que realizan actividades físicas prolongadas en el exterior y personas con enfermedades respiratorias como asma y bronquitis crónica.

Durante esta época del año correspondiendo, con el principio del verano, se alcanzan los valores máximos de ozono, debido fundamentalmente a que la radiación solar es máxima, las altas temperaturas así como la actividad de las plantas y por otra parte a una intensificación del tráfico rodado.

Los niveles más altos de ozono, se registran preferentemente en presencia de condiciones de estabilidad atmosférica, por lo que el verano resulta el periodo más propicio.