León

El equipo de Gobierno de Ponferrada responde a los “berrinches trumpianos” de Folgueral tras las críticas de USE Bierzo a la gestión municipal

10 noviembre, 2020 18:50

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ponferrada respondió hoy a las acusaciones y sospechas de ilegalidad sobre la gestión municipal lanzadas ayer por el portavoz de USE Bierzo y exalcalde de la ciudad, Samuel Folgueral, al que calificaron como “verdadero experto en contratos y gestión oscura”. “Su tiempo y su forma de hacer política ha pasado y no podemos entretenernos en contestar a sus berrinches trumpianos”, afirmaron los responsables del Consistorio, que avanzaron que el pleno ordinario de final de mes servirá para ofrecer a Folgueral “una clase acelerada de matemáticas y de gestión de problemas reales”.



Al respecto, los representantes municipales reprocharon al exregidor que no hiciera nada durante su mandato para solucionar la situación de alegalidad del contrato de transporte urbano, caducado desde 2012 o para modernizar las flotas de autobuses o de camiones y maquinaria para la recogida de la basura. En el mismo sentido, valoraron el trabajo llevado a cabo hasta el momento para “normalizar la situación” del ‘macrocontrato’ de basura, limpieza viaria y mantenimiento de zonas verdes licitado en 2014, que calificaron de “lacra para esta ciudad y sus pueblos”.



Igualmente, el equipo de Gobierno destacó la aprobación del acuerdo marco y el convenio colectivo de la plantilla municipal, así como los avances en la elaboración de la relación de puestos de trabajo (RPT) a que obliga la ley. Además, recordaron el “intenso trabajo” llevado a cabo para “acabar con sociedades fantasmas municipales constituidas única y exclusivamente para huir del derecho administrativo”, como Pongesur, la Fundación de Deportes o la empresa mixta Turismo Ponferrada.



Respuesta al PP



Por otro lado, el equipo de Gobierno también quiso aclarar la situación de la obra de la calle Juan de Austria, en la zona de Navaliegos. El portavoz del PP, Marco Morala, y el concejal ‘popular’ Carlos Cortina, exigieron esta semana la retirada de las vallas que desde el mes de enero dificultan la circulación de peatones en este punto.



Sin embargo, según los responsables municipales, “en estos momentos no se pueden retirar las vallas porque existe un peligro de hundimiento de la calle”, después de que el constructor del solar contiguo vaciase el terreno por debajo del nivel de la calle, lo que causó la rotura de la conducción que provocó el inicio de las obras. “La cuestión que hay que dilucidar es si ese arreglo corresponde al Ayuntamiento o al propietario del solar”, señalaron los representantes del Consistorio, que confirmaron que se ha abierto el proceso de requerimiento al propietario del solar para que proceda al arreglo y consolidación del terreno.