Ávila La localidad de Fontiveros ha sido la elegida para la instalación de dos sistemas de medida de calidad de aire que realizan una monitorización tanto de gases como de materia particulada, y que han sido fabricados por los socios tecnológicos del proyecto europeo de cooperación NanoSen-AQM en el que participa la Diputación de Ávila, junto con otras entidades de España, Francia y Portugal.Distintos expertos de la Universidad Extremadura y de las empresas Ray-Ingeniería Electrónica y Cremalabs han sido los responsables de su instalación, quienes han estado acompañados por el diputado responsable del Área de Asuntos Europeos, Turismo y Energía, Armando García Cuenca; el alcalde de la localidad, David Sánchez; los diputados provinciales Félix Álvarez de Alba y José María Manso y la directora de la APEA, Luisa Martín.Tal y como ha explicado García Cuenca, "el proyecto tiene por objetivo desarrollar y validar en campo estos nanosensores de bajo consumo y coste para la monitorización en tiempo real de la calidad de aire ambiental, lo que permite informar al público, también en tiempo real, y de una forma sostenible".Los dos sensores fijos se encuentran en el Centro de Interpretación de San Juan de la Cruz y arrojan datos sobre la presencia de Ozono, Óxido de Nitrógeno, Monóxido de Carbono, Dióxido de Nitrógeno, Partículas PM10 y PM2.5, así como la temperatura y la humedad relativa.

La Diputación de Ávila pone en marcha en Fontiveros un proyecto de control de calidad del aire con nanosensores

26 mayo, 2021 19:07

La localidad de Fontiveros ha sido la elegida para la instalación de dos sistemas de medida de calidad de aire que realizan una monitorización tanto de gases como de materia particulada, y que han sido fabricados por los socios tecnológicos del proyecto europeo de cooperación NanoSen-AQM en el que participa la Diputación de Ávila, junto con otras entidades de España, Francia y Portugal.



Distintos expertos de la Universidad Extremadura y de las empresas Ray-Ingeniería Electrónica y Cremalabs han sido los responsables de su instalación, quienes han estado acompañados por el diputado responsable del Área de Asuntos Europeos, Turismo y Energía, Armando García Cuenca; el alcalde de la localidad, David Sánchez; los diputados provinciales Félix Álvarez de Alba y José María Manso y la directora de la APEA, Luisa Martín.

Tal y como ha explicado García Cuenca, "el proyecto tiene por objetivo desarrollar y validar en campo estos nanosensores de bajo consumo y coste para la monitorización en tiempo real de la calidad de aire ambiental, lo que permite informar al público, también en tiempo real, y de una forma sostenible".

Los dos sensores fijos se encuentran en el Centro de Interpretación de San Juan de la Cruz y arrojan datos sobre la presencia de Ozono, Óxido de Nitrógeno, Monóxido de Carbono, Dióxido de Nitrógeno, Partículas PM10 y PM2.5, así como la temperatura y la humedad relativa. Estos datos se recogen en una plataforma que se encuentra en periodo de pruebas, y que puede ser consultada por cualquier ciudadano interesado en las condiciones del aire ambiente.

El diputado provincial ha indicado que, al ofrecer esta información a los abulenses, "se pretende poner en valor y destacar las buenas condiciones de la calidad del aire de la provincia, así como su idoneidad para ser un lugar de referencia a la hora de practicar deportes, ser elegido como destino turístico o lugar de residencia para personas que tengan alguna dolencia a la que afecte directamente el estado y las condiciones del aire".

Además de la instalación de los sensores, que permanecerán todo el verano en Fontiveros, se ha realizado una campaña con equipos móviles, instalados en bicicletas y equipos personales, que vecinos de este municipio han podido probar realizando un recorrido por la localidad.