Ávila

La Diputación de Ávila pone en marcha en Fontiveros un proyecto de control de calidad del aire con nanosensores

26 mayo, 2021 19:07

La localidad de Fontiveros ha sido la elegida para la instalación de dos sistemas de medida de calidad de aire que realizan una monitorización tanto de gases como de materia particulada, y que han sido fabricados por los socios tecnológicos del proyecto europeo de cooperación NanoSen-AQM en el que participa la Diputación de Ávila, junto con otras entidades de España, Francia y Portugal.



Distintos expertos de la Universidad Extremadura y de las empresas Ray-Ingeniería Electrónica y Cremalabs han sido los responsables de su instalación, quienes han estado acompañados por el diputado responsable del Área de Asuntos Europeos, Turismo y Energía, Armando García Cuenca; el alcalde de la localidad, David Sánchez; los diputados provinciales Félix Álvarez de Alba y José María Manso y la directora de la APEA, Luisa Martín.

Tal y como ha explicado García Cuenca, "el proyecto tiene por objetivo desarrollar y validar en campo estos nanosensores de bajo consumo y coste para la monitorización en tiempo real de la calidad de aire ambiental, lo que permite informar al público, también en tiempo real, y de una forma sostenible".

Los dos sensores fijos se encuentran en el Centro de Interpretación de San Juan de la Cruz y arrojan datos sobre la presencia de Ozono, Óxido de Nitrógeno, Monóxido de Carbono, Dióxido de Nitrógeno, Partículas PM10 y PM2.5, así como la temperatura y la humedad relativa. Estos datos se recogen en una plataforma que se encuentra en periodo de pruebas, y que puede ser consultada por cualquier ciudadano interesado en las condiciones del aire ambiente.

El diputado provincial ha indicado que, al ofrecer esta información a los abulenses, "se pretende poner en valor y destacar las buenas condiciones de la calidad del aire de la provincia, así como su idoneidad para ser un lugar de referencia a la hora de practicar deportes, ser elegido como destino turístico o lugar de residencia para personas que tengan alguna dolencia a la que afecte directamente el estado y las condiciones del aire".

Además de la instalación de los sensores, que permanecerán todo el verano en Fontiveros, se ha realizado una campaña con equipos móviles, instalados en bicicletas y equipos personales, que vecinos de este municipio han podido probar realizando un recorrido por la localidad.