Ávila

El alcalde de Ávila dice sentir "vergüenza" por la polémica del toque de queda y pide "un confinamiento total de 15 ó 20 días"

18 enero, 2021 16:37

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, sentir “vergüenza” ante la polémica creada entre la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España por el adelanto del toque de queda en la región, y exigió “un confinamiento total de 15 ó 20 días” para frenar el avance de la pandemia.

Sánchez Cabrera, a preguntas de los periodistas, dijo estar “avergonzado con lo que está pasando entre las comunidades autónomas y el Gobierno de España. Me parece surrealista que en el peor momento de la pandemia estén tirándose los trastos a la cabeza”. El alcalde de Ávila, de la formación política de Por Ávila, pidió “al Partido Popular y al PSOE que dejen a un lado los intereses de los partidos, los intereses electoralistas y por favor asuman la responsabilidad que tenemos todos para conseguir frenar el avance de la pandemia. Están muriendo muchísimos españoles como para que estemos jugando con que si a las ocho o a las diez o a las seis”.

El regidor abulense lamentó que “ya nadie sabemos cuándo tenemos que irnos a casa y eso es algo vergonzoso”. De hecho, comentó que “a mí me pregunta la gente por la calle y no sé qué decirles como alcalde. No sé si es legal lo que ha aprobado la Junta de Castilla y León, no sé que está haciendo el Gobierno de España que no lo ha frenado desde el primer momento. Me parece de vergüenza y creo que en este caso se están equivocando”.

La postura del Ayuntamiento de Ávila ante esta situación es de “la mayor lealtad y vamos a estar siempre al lado de todas aquellas medidas para frenar el avance de la covid-19, pero en este caso les pido responsabilidad tanto al Ministerio como a los responsables de las comunidades autónomas, en este caso al Gobierno de la Junta de Castilla y León”.

Sánchez Cabrera afirmó que en la reunión del pasado viernes del Gobierno de la Junta con presidentes de Diputación y alcaldes de más de ciudades de más de 20.000 habitantes, “tal cual no nos dijeron que se adelantaba a las ocho de la tarde el toque de queda. Nos dijeron que se estaba contemplando esta posibilidad de solicitar un adelanto del toque de queda, pero nada más. Nos pilló de sorpresa”.

Para el alcalde de Ávila, “en este momento hay que coger el toro por los cuernos y optar por un confinamiento total de 15 ó 20 días, lo que digan los expertos para frenar el avance del coronavirus de una vez y luego volver a respirar porque si no, no vamos a conseguirlo”. Para Sánchez Cabera, “lo que están haciendo ahora mismo el Gobierno y la Junta de Castilla y León son medidas a medias, unos porque no pueden legislativamente y otros porque no quieren. Por eso me pregunto que si no estamos todos juntos luchando contra el virus, ¿no es el enemigo?, ¿qué estamos haciendo?. Invito a reflexionar a los responsables públicos de lo que tenemos que hacer todos. Es fundamental”.

Sánchez Cabrera considera que “es un error el estar tirando cada uno por un lado, que las 17 comunidades autónomas vayan por un lado y el Gobierno por otro” e insiste en que “un confinamiento total evitaría un mayor daño a todos". "Quiero acordarme de la economía, de la hostelería, de los comercios… en una ciudad como Ávila cómo va a trabajar la hostelería en las terrazas con este tiempo, es imposible. Es mejor un cierre total y que puedan recurrir a las ayudas a tenerles como les tienen. Hay que tomar medidas contundentes acompañadas de medidas económicas para estos sectores”, señaló.

Desde el Ayuntamiento de Ávila se ha denunciado a cinco personas “que se estaban burlando de esta medida en una plaza pública”, confirmó el alcalde, quien confirmó que se les había sancionado aunque mostró sus dudas sobre si finalmente pagarán si acuden a los tribunales". En este sentido, señaló que los cuerpos policiales están haciendo principalmente una labor de información, aunque reconoció que con las bajas temperaturas hay poca gente en la calle a la hora del toque de queda. "El Ayuntamiento siempre va a estar a lo que diga la Ley y lo que se publique en el Bocyl nosotros lo vamos a cumplir y lo que se publique en el BOE también, lo que pasa es que, visto lo visto puede llegar el caso de que el Bocyl publique una cosa y el BOE otra, y así es muy difícil”, remarcó.