Despoblación y envejecimiento en un pueblo de La Raya de Salamanca

Despoblación y envejecimiento en un pueblo de La Raya de Salamanca

Región Economía

La Junta concede la mitad de los fondos de la UE para La Raya a provincias de interior

El 50% fueron destinados a las provincias fronterizas con Portugal (Zamora y Salamanca), pero la otra mitad fueron a parar a provincias que no son de la Raya, como Valladolid

5 diciembre, 2021 06:30

Noticias relacionadas

El Parlamento Europeo aprobó el pasado 23 de junio tres fondos europeos, dotados con un total de 243.000 millones de euros, para reforzar la cohesión económica, social y territorial en la Unión. Uno de estos fondos es Interreg, para apoyo a proyectos transfronterizos y cooperación en las regiones vecinas de la Unión. Concretamente, a la cooperación territorial europea se dedicarán 8.050 millones de euros (a precios de 2018) para el período 2021-2027 —el 3% más que de 2014 a 2021-—, con una tasa de cofinanciación del 80% del total (85% para las regiones ultraperiféricas).

Este dinero viene del Fondo para Desarrollo Regional. El 72,2% de estos recursos irán a la cooperación transfronteriza, en tanto que la cooperación transnacional, interregional y de las regiones ultraperiféricas recibirán el 18,2%, el 6,1% y el 3,5%, respectivamente. Hasta el 20% de los fondos de un programa Interreg podrán destinarse a proyectos pequeños.

Esa es la teoría del acuerdo, que se pondrá en marcha para el periodo 20-27, pero la realidad dista mucho de ese planteamiento. Conviene recordar que en 2020, la Comunidad celebró 30 años de Interreg y de cooperación en todas sus formas. "Como segundo pilar de la política de cohesión, Interreg está en el corazón del espíritu europeo, porque anima a las regiones y países a abordar desafíos que solo pueden resolver trabajando juntos", dicen desde la CE.

La situación contrastada en periodos anteriores refleja que la mitad de los fondos europeos del programa Interreg 2014-2020, que ha gestionado la Junta de Castilla y León para la cohesión de zonas fronterizas, se han destinado a provincias de la Comunidad Autónoma que no tienen límites geográficos con Portugal. Es más, la atención que una provincia sin frontera, como es Valladolid, reciba más fondos (3,8 millones de €), que la provincia de Zamora (3,4 millones de €). Y esta es la cuestión que levanta muchas críticas en los agentes sociales y económicos, como también en los representantes municipales de las comarcas afectadas, como el sur de León, Sanabria, Aliste y Sayago en Zamora, y La Ribera, Abadengo, Campo de Argañán, Campo de Robledo y El Rebollar en la provincia de Salamanca. Todas ellas frontera natural con Portugal.

La Junta le echa la culpa a Pedro Sánchez

La realidad es la que es: Zamora menos fondos europeos para desarrollar las zonas de la frontera con Portugal que la provincia de Valladolid. Algo que no tuvo en reconocer el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en unas declaraciones realizadas el pasado mes de abril, durante la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, considerándola como "una paradoja", pero echándole la culpa al Gobierno de Pedro Sánchez por el reparto de fondos europeos.

No es menos cierto que la administración que ha gestionado los fondos Interreg 2014-2020 ha sido la propia Junta de Castilla y León. Lo que ha conducido que la mitad de los fondos del programa 14-20 se han invertido en proyectos de provincias que no tienen frontera con Portugal. Por cierto, unas provincias, como Valladolid o Burgos, que no tienen los problemas económicos y de población de los territorios rayanos de Salamanca y Zamora. Todo ello ha llevado, por ejemplo, a que la provincia de Zamora ha recibido estos seis años 3,4 millones de euros de Interreg, mientras que Valladolid se ha llevado 3,8 millones.

BIN-SAL, buena voluntad que no concretiza acciones de desarrollo

El Convenio de Colaboración Transfronteriza BIN-SAL (Beira Interior Norte-Salamanca) pretende "aprovechar fondos" de la Unión Europea para "propiciar oportunidades a ambos lados de la frontera entre España y Portugal", así se explicaba el presidente de la Diputación salmantina, Javier Iglesias, en la presentación de este programa. Un proyecto que languidece "sin futuro, sin concretar desarrollo y con acciones que no desarrollan el territorio", aseguran a este diario dirigentes consultados de ambos lados de la frontera. Es más, en los últimos diez años se han aproado 12 proyectos financiados con fondos Interreg y otros cuatro del Programa de Cooperación Transfronteriza entre España y Portugal, que no han creado "ni una sola industria, mejorar el sector agroganadero y menos asentar población".

Por Decisión del Comité de Gestión del INTERREG VA España – Portugal (POCTEP) en su reunión del 6 de abril de 2017 en Faro, fueron aprobados en la primera convocatoria 5 Proyectos de cooperación. Cuatro de ellos directamente a la Diputación de Salamanca, y un quinto en el marco de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial AECT-ZASNET. Fueron proyectos que no llegaron a implantarse en el desarrollo de los municipios de frontera:

BIN-SAL Empreende: una raia empreendedora

BIOFRONTERA BIN-SAL: lucha y prevención de incendios.

CRECEER. Creación de redes de cooperación empresarial en los entornos rurales transfronterizos en los sectores agroalimentarios (gurmé) y turístico.

DESTINO - FRONTERA: Estrategia de desarrollo turístico de la frontera ibérica.

Así, desde hace 15 años han llegado fondos europeos por un valor de 50 millones de euros para diferentes programas transfronterizos, según explicaba Javier Iglesias. Entre los proyectos que destacaba, por su cuantía económica aunque, estaba a la espera de ser aprobados, figuraba el proyecto Ferronatura, de 3,5 millones de euros, que consiste en recuperar la línea férrea internacional en Las Arribes del Duero, entre La Fuente de San Esteban (Salamanca) y Pocinho (Portugal). Una cuestión que pasó a mejor gloria, en cuanto que España no tiene pensado recuperar esta línea férrea, en contraposición con los intereses de la comarca de Los Arribes y Yeltes. Sí se han concretado, mejor o peor, planes como el Biofrontera Bin Sal, de 1,8 millones de euros para la lucha y prevención de incendios. En cuanto al resto de proyectos, nada más que la Feria de Ecoraya-Ecoraia, que desde 2018 lleva sin celebrarse, donde se exponen y promocionan productos autóctonos de emprendedores rayanos.

Malestar en las provincias de Salamanca y Zamora

El reparto de los más de 16 millones del programa 14-20, por parte de la Junta de Castilla y León, ha ocasionado mucho "malestar" en sectores económicos y políticos locales de municipios rayanos de Salamanca y Zamora, un zona que califican como "desierto demográfico". Desde donde observan incrédulos cómo los fondos, que deberían llegar a su territorio, se emplean en ciudades y provincias que nada tienen que ver con los problemas de despoblación y abandono de los pueblos de La Raya.

La ejecución del Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg España-Portugal (POCTEP) del periodo 2014-2020 ha repartido 16,2 millones de euros de fondos Feder de la Unión Europea, y de esa cantidad tan sólo 8,5 millones se han destinado a Zamora y Salamanca.

Los datos provincializados, obtenidos de la Consejería de Transparencia de la Junta de Castilla y León, recogen que la provincia de Salamanca ha llegado 5,1 millones del último Interreg, mientras que Valladolid es la segunda provincia que más dinero transfronterizo ha recibido en este periodo, unos 3,8 millones de euros, más que los 3,4 millones de Zamora. También se benefician, como provincias "circundantes" a las zonas de frontera, León (2,3 millones de euros) y Ávila (1,3 millones).

Esta política de distribución de fondos del POCTEP, por parte de la Junta de Castilla y León, ha originado un gran rechazo en los pueblos rayanos. Donde se constata, en un viaje por la frontera, que los pueblos siguen despoblándose, que no hay nuevos negocios, que el emprendimiento es casi nulo, que las comunicaciones no mejoran, que no hay tren, que escasea el servicio de transporte, que no llega Internet, la telefonía móvil y menos la fibra óptica.

Cierran consultorios médicos, que los jóvenes no quieren continuar con los negocios familiares por la falta de perspectivas de futuro y servicios en los pueblos. Por eso, el secretario general de la ACT Duero-Douro, José Luis Pascual, tildó de "escandaloso" el análisis de beneficiarios del programa. Quien también dejó claro que el desarrollo de la frontera "se maquilla al decir que se destinan fondos, pero no es real".

 Reparto de fondos europeos POCTEP gestionados por la Junta de Castilla y León (Fuente: Dirección General de Presupuestos y Estadística. Consejería de Economía y Hacienda):

Convocatoria

Provincia

Primera Segunda Cuarta Total (€)

SALAMANCA

2.117.742,65

2.621.849,97

366.450

5.106.042,62

ZAMORA

1.89.1454,32 1.183.182,89 366.450 3.441.087,21

VALLADOLID

1.602.009,17 1.877.775,38 366.450 3.846.234,55

LEÓN

997.282,49 967.536,94 366.450 2.331.269,43

ÁVILA

491.259,47 452 189,31 366.450 1.309.898,78

OTRAS

140.974,02 107.967,55 0 248.941,57

TOTAL

7.240.722,12 7.210.502,04 1.832.250 16.283.474,16

Proyectos de las diputaciones de Salamanca y Zamora

La Consejería de Presidencia de la Junta de Castilla y León publicó la primera convocatoria POCTEP 2014-2020 para la consecución de fondos comunitarios transfronterizos, allá por febrero de 2016.

La Diputación de Salamanca presentó un total de 10 proyectos, 8 de ellos con diferentes instituciones y organizaciones hispano lusas como socios, y otros dos en los que el único beneficiario es la Agrupación Europea de Cooperación Transfronteriza Zasnet. El presupuesto total de estas 8 iniciativas ascendía a 15,7 millones de euros, de los que 4,4 millones de euros le correspondían a la Diputación de Salamanca. La financiación de los mismos será al 75 por ciento con fondos europeos y al 25 por ciento por parte del resto de los socios.

Entre los diez proyectos presentados en esa nueva convocatoria destacaban el denominado Ferronatura, para poner en valor los recursos naturales y patrimoniales de la zona que articula la línea férrea La Fuente de San Esteba-Almendra, del que ya se ha afirmado que fue desestimado por la Unión Europea. La Diputación de Salamanca ejecutó una inversión cercana a 1,2 millones de euros en la adecuación de este proyecto reconducido al Camino de Hierro, entre La Fregeneda y la frontera. Mientras que Portugal, sí continua adelante con el tramo ferroviario entre Pocinho y Barca d'Alva. Las diferencias de un lado y otro.

Otro proyecto que salió adelante fue Zasnet Meseta Ibérica con la marca de calidad de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza, que alcanzó la declaración de Marca Comunitaria, por lo que los productos y servicios adscritos a ella podrán ser comercializados con el nuevo marchamo en todos los países de la Unión Europea.

Por su parte la Diputación Provincial de Zamora lideraba el proyecto 'Iberlobo', cuyo objetivo es convertir el lobo ibérico en un destino turístico de interior, proyecto de cooperación transfronteriza cuya candidatura optaba a la obtención de fondos europeos para invertir más de 2,5 millones de euros en actuaciones en torno a la Reserva de la Biosfera y al lobo.

También liderado por la Diputación de Zamora se ha presentado a esta primera convocatoria el proyecto 'Frontur', para potenciar iniciativas y actuaciones de gestión coordinada de los recursos e itinerarios turísticos para la promoción conjunta de la frontera, a cargo de la 'Comunidade Intermunicipal Terras de Trás-os-Montes (CIM TTM)'. De los 435.117,33€ de presupuesto del proyecto, la Diputación de Zamora cuenta, para la ejecución del mismo, con un presupuesto aprobado de 313.900€, de los cuales el 75% (235.425€) corresponde a la ayuda del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, siendo el 25% restante (78.475€) aportación propia de la Diputación de Zamora. Un proyecto que prevé actividades de fomento del turismo de interior transfronterizo.

Asimismo participa en un proyecto liderado por la Comunidad Intermunicipal de Tierras de Tras Os Montes que promueve la organización de actividades deportivas transfronterizas ligadas al medioambiente y a los recursos turísticos a ambos lados de La Raya y cuyo presupuesto ronda los 200.000 euros y también en el denominado 'Ignis', capitaneado por la Associação de Municipios da Terra Fria do Nordeste Transmontano para la adquisición de equipamiento diverso para los servicios de prevención y extinción de incendios.

"Quitan los fondos de las zonas realmente necesitadas"

"Es inaudito", para los sectores de La Raya consultados por este diario, como el diputado y alcalde de Hinojosa de Duero, José Francisco Bautista, que estos fondos europeos, definidos con claros objetivos para el desarrollo transfronterizo, tales como potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico, la innovación, la mejora de la competitividad de las pequeñas y medianas empresas, promover la adaptación al cambio climático en todos los sectores, y más particularmente, promover el aumento de resiliencia territorial, o proteger y promover el medioambiente y la eficiencia de los recursos, y fijar población, "sean destinados a otras provincias y otros municipios o ciudades, sin necesidades transfronterizas, quitando los fondos de las zonas realmente necesitadas, prácticamente incomunicadas por carretera, sin implantación de nuevas tecnologías y sin apoyos a emprendedores".

Es más, en concreto en el territorio de la comarca salmantina de Arribes del Duero, solo sean visibles los fondos europeos en una red de miradores sobre el Duero, "que están bien", pero que "no se traducen en mejoras de las comunicaciones, ni fijar población, o crear empresas que ofrezcan empleo, salvo algunas casas rurales realizadas, 'de aquella manera', que en muchas ocasiones están hasta cerradas", explica un alcalde de la zona.

Proyecto nuevo Mirador del Fraile

Proyecto nuevo Mirador del Fraile