Región Entiendo que es complicado, porque luego hay medidas que hay que acordar con el Estado, pero en otras eres autónomo y puedes hacerlo, y lo primero que hay que hacer es consensuar con todas las fuerzas, con los que están en la calle trabajando, con los que tienes en contra y a favor.

Pedro Pascual (XAV): "Si Ábalos me hubiera ofrecido para Ávila peaje gratis y tren en una hora a Madrid, yo hubiera votado al PSOE"

10 julio, 2021 07:00

El fin del bipartidismo supuso la entrada en escena de nuevas opciones políticas, algunas escisiones de partidos mayoritarios, y también formaciones de corte regionalista o provincial, que enarbolaron la bandera de la defensa de los intereses de territorios olvidados de las grandes políticas aprobadas en el Congreso o en las Cortes de Castilla y León. Una de estas nuevas opciones políticas es Por Ávila (XAV), cuyo éxito electoral sorprendió incluso a sus muñidores, y ahora, gracias a su escaño en el parlamento regional, se ha convertido en pieza clave para la aprobación de las iniciativas legislativas tras la pérdida de la mayoría absoluta de la coalición PP-C's que le arrebató la moción de censura socialista.

Siguiendo la estela del Partido Regionalista de Cantabria o de Teruel Existe, Por Ávila sueña con tener voz en la política nacional. De momento ha conseguido hacerse con la alcaldía de Ávila, con Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y además ocupar un escaño que a partir de ahora será decisivo en las Cortes de Castilla y León. Pedro Pascual Muñoz es el representante autonómico de esta fuerza abulense de nuevo cuño, y recorre los casi 120 kilómetros que separan Ávila y Valladolid compatibilizando su dedicación a la medicina -fue director médico del Complejo Asistencial Ávila y ahora es el coordinador médico de la UME Ávila- con sus obligaciones en el parlamento castellano y leonés. Casado, y padre de dos hijos, se confiesa un enamorado de Ávila, de donde nunca ha querido moverse a pesar de las ofertas profesionales que le ha brindado su trayectoria profesional. Cree que el bipartidismo no volverá, y que el problema de la democracia es la partitocracia y que no haya listas abiertas. Y que haya políticos que vivan solo de la política.

Pregunta: ¿En qué han fallado los partidos mayoritarios para que tengan que surgir opciones tan locales para reclamar un trato igualitario?

Respuesta: Ávila ha sido siempre un feudo del PP. De aquí han salido grandes nombres como José María Aznar, Ángel Acebes, Pablo Casado.. por nombrar a algunos. El PP pensó que era una plaza que tenía segura y el PSOE que en Ávila no iba a ganar nunca. Con lo cual nos han dejado de lado todos. Para ir a Madrid tenemos un peaje que cuesta 22 euros, un tren que, si antes tardaba 1 hora y 20 minutos, ahora tarda dos horas y con muchas paradas. Antes, todo lo que salía de Madrid para Irún y Cantabria pasaba por Ávila, ahora ya no. Si quiero ir al País Vasco o a Cantabria o a Galicia tengo que hacer trasbordo en Valladolid. Son muchas cosas. Y la Nissan... ¡anda que no ha dado juego a los políticos! Pero eso no vale para nada.

P: ¿Cree que en Castilla y León hay territorios de primera y de segunda fila?

R: No entiendo por qué tiene que estar todo en Valladolid, y por qué no puede haber una consejería en cada provincia, más que nada por integrarnos como comunidad. La solución, que nos sintamos todos castellanos y leoneses, y ¿cómo? Participando de Castilla y León. Hablo por Ávila, pero le pasa a otras provincias: estamos muy olvidadas, y más las que somos limítrofes con comunidades como Madrid, que tienen mucha fuerza y son el corazón de España. Nosotros siempre hemos mirado a Madrid, de hecho hay más abulenses allí que en la provincia de Ávila. Yo no pido para Ávila más que para nadie. 

Si en mis manos está cambiar un gobierno después de treintaitantos años al otro lado, aquí, en Ávila, me corren a gorrazos

P: ¿Qué se puede hacer para mejorar ese declive?

R: Madrid está saturada y el atasco que se monta cuando vienen transportes para el sur es monumental. Si aquí nos hacen la A-40, siempre tan prometida, ya no tendrían que pasar por Madrid, enlazarían con Andalucía por Ávila y algo dejarán en el corredor. Pues bien, ni eso está contemplado. También la Ávila-Maqueda, que se ha quedado en nada, y el tren, que es del siglo XVIII. Y luego se nos llena la boca con la despoblación.

Se van a aburrir, porque van a oír hablar de Ávila lo que no han oído en estos años



P: ¿Han llegado a algún acuerdo con PP-Cs para dar estabilidad al gobierno de la Junta?

R: Gente del partido se sentó con el PP, pero no se ha llegado a ningún acuerdo; y con Ciudadanos, muy buenas palabras pero tampoco. Yo creo que se puede llegar a acuerdos puntuales, hay asuntos que vamos a apoyar, porque son de sentido común y buenos para los castellanos y leoneses, pero yo no voy a entrar, y lo saben, en que porque algo lo diga el PSOE voy a decir que no, y si lo propone el PP, que sí. Yo no me he metido en política para eso, yo estoy aquí para decir la verdad, me cueste lo que me cueste, y luchar por Ávila. Si consigo algo, bien, y si no, por lo menos se van a aburrir, porque van a oír hablar de Ávila lo que no han oído en estos años. Lo que no entiendo es que, cuando hacemos campaña electoral todos los partidos quieren lo mejor para Ávila, pero luego, basta que otro tenga una buena idea para hundirlo. ¿No habíamos dicho que queremos lo mejor? Pues vamos a sentarnos, que seguro que llegamos a algún acuerdo. 

A mí me dice ERC que necesita mi apoyo para gobernar y me hace la A-40, gratis el peaje y surco ferroviario, y apoyo a ERC

P: Por Ávila anunció que "primarán los intereses de los abulenses" en el sentido de su voto en la moción de censura. ¿Qué les ofreció el PSOE?

R: -Cuando se me planteó apoyar la moción de censura, sabéis que Ávila es eminentemente de centro derecha. Si en mis manos está cambiar un gobierno después de treintaitantos años al otro lado, aquí, en Ávila, me corren a gorrazos. A mí no me hubiera importado si hubiera conseguido algo muy importante para Ávila. Si a mí me plantea el PSOE que el peaje sea gratis, o que hacen para Ávila un surco ferrovario de cercanías, y me aseguran que el tren llega en una hora a Madrid, con esas dos cosas, me dice Ábalos que firmamos y yo doy el voto al PSOE. Porque puedo defenderlo, es algo importantísimo para mi provincia. Al margen de ideas de derechas, izquierdas, centro, es por lo que estoy aquí, para luchar por Ávila. Ante todo está el interés de los abulenses, y esas dos comunicaciones son decisivas para el desarrollo de la provincia. Y si a mayores me aseguran que la A-40 se hace... ¿dónde hay que firmar? Yo no soy independentista, soy abulenses, castellano y leonés y español, pero a mí me dice ERC que necesita mi apoyo para gobernar y me hace la A-40, gratis el peaje y surco ferroviario, y apoyo a ERC. Y no estaré de acuerdo, pero me importa Ávila.

Yo he tenido amenazas, verbales las que quieras, y nombrando a mi padre muchas veces

P: ¿Y el PP?

R: No creo recordar, el PP tenía muy seguro que no iba a salir desde el momento en el que hubo solo un desmarque. El PSOE sí que veía posibilidades, o lo tendría apalabrado. Nosotros siempre hemos sido muy legales, y ya antes del lunes dijimos que nos íbamos a abstener, yo no quería llegar allí sin haberlo decidido. Yo he tenido amenazas, verbales las que quieras, y nombrando a mi padre muchas veces, anónimas y de gente que conozco. Pero tengo unas espaldas… y no tengo ningún problema, con la verdad se va a todos los sitios.



P:¿Qué lleva a un médico a meterse en política?

R: Siempre he sido muy guerrero, era delegado de clase; luego, en la Facultad, alumno claustral y estaba también en la junta de Facultad, siempre he estado metido en todos los berenjenales y siempre he cogido todos los trenes. En todos me subo, para bajarme siempre hay tiempo. Gente que me conocía se puso en contacto conmigo porque necesitaban a alguien para coordinar el tema sanitario en Por Ávila, y entré por echar una mano. A mí también me duele que tengo dos hijos y ninguno va a quedarse en Ávila. Hay gente muy  joven, con niños, que tienen esa ilusión y me la transmitieron. Y de hecho, yo he tenido muchas oportunidades laborales y no me he movido nunca de Ávila porque soy un enamorado de mi provincia.

P: ¿Imaginaban el resultado electoral?

R: Pensábamos que no íbamos a salir, pero luego durante la campaña veías que la gente estaba ilusionada, pero de ahí a tener el número de concejales en el Ayuntamiento que sacamos y además el procurador… lo veíamos muy dificíl, pero eso te hace seguir con la ilusión, a pesar de que luego ha venido la pandemia con toda su dureza.

P: ¿Piensa repetir?

R: No lo sé, a veces te desilusiona muchísimo que, pudiendo llegar a acuerdos, no se alcancen por enfrentamientos políticos. Vengo muchas veces de las Cortes muy asqueado. No entiendo esos tonos, es una monotonía… se ponen a parir y luego por los pasillos nos llevamos todos bien. El otro día me emocionaba cuando llegó el consejero de Agricultura después de tantos meses en la UCI y todos a aplaudir. ¿Por qué no podemos hacerlo por todos los castellanos y leoneses? Desde luego yo no voy a hacer nada diferente por salir elegido otra vez. Empalmo guardias con estar allí, pero eso me hace estar al día y estar en la calle y no vivir en una burbuja política, no estoy liberado. Yo estoy tan a gusto en mis emergencias, soy más feliz que una perdiz, y nadie me ha obligado a meterme en este charco, ha sido porque yo he querido.

P: Hablando de acuerdos, en el Pacto de Reconstrucción poco ha durado este respaldo mayoritario alcanzado hace justo un año... 

R: Lo que pasa muchas veces en política es que falta palabra. Vamos a hacer un seguimiento de ese pacto, que creo que deberíamos haberlo firmado todos. En el momento en el que se quiere sacar rédito político pasa lo que pasa, que se rompe.

P: ¿Podría hacerse más?

R: Creo que se pueden hacer muchas cosas, y más ahora que viene mucho dinero. Por ejemplo, me molesta mucho que se utilice políticamente la sanidad. A la gente hay que darle confianza, y de verdad que se puede confiar en la sanidad de Castilla y Léon, tenemos un sistema que no debemos perder. Con esta pandemia en EEUU o en sistemas de otro tipo te puedes arruinar. En este país somos privilegiados. Lleguemos a acuerdos con los sanitarios, no tomemos decisiones de despacho sin contar con ellos, como ocurrió con el decreto.

P: La encuesta de Sigma Dos les quita el procurador en las Cortes, ¿qué opinión le merece?

R: Es muy difícil esa encuesta. ¿Cómo es posible, si del Grupo Mixto el más valorado soy yo? Creo que la encuesta no es valorable, porque yo voy sólo por Ávila. La política en provincias pequeñas como la nuestra es de decisiones. Tengo mucho aprecio por los procuradores de otras formaciones, pero hay una disciplina de partido y tendrán que estar toreando, y a veces votar en contra de su propia provincia.

Me gustaría que hubiera uno como yo que diera guerra en Madrid por Ávila

P: ¿Aspiran a obtener representación en las Generales?

R: Sería la leche, aquí hay uno del PP, que por mucho que quiera hacer la diputada, que me consta que además quiere mucho a Ávila, en un partido tan grande se la comen. A la del PSOE, lo mismo. Pero es que encima la del PP es de Ávila, la del PSOE, Margarita Robles, y la de VOX, Georgina, tampoco es de aquí. Por lo menos que sean de Ávila, es que esto de los paracaidistas no me va. Me gustaría que hubiera uno como yo que diera guerra en Madrid por Ávila.



P: Como médico, ¿cómo valora la gestión que ha hecho la Junta de la pandemia?

R: Cuando hacen gestión sanitaria, como médicos, chapeau, cuando meten la política de por medio… hay que hacer política sanitaria, pero no sanidad política. Y a veces se han tomado decisiones políticas y no sanitarias. Entiendo que es complicado, porque luego hay medidas que hay que acordar con el Estado, pero en otras eres autónomo y puedes hacerlo, y lo primero que hay que hacer es consensuar con todas las fuerzas, con los que están en la calle trabajando, con los que tienes en contra y a favor. Y eso a veces no se hace, las sorpresas son lo peor en sanidad, y al paciente le gustan menos aún.

Si pienso con malicia, que siga San COVID y acabo con las listas de espera

P: ¿Se está recuperando la sanidad de todo esto?

R: Echo de menos un estudio en salud, que nunca se hacen, se hacen encuestas. Hay que ver si la gente tiene mejor calidad de vida por la sanidad o porque tiene lavadora, aire acondicionado, calefacción, por qué la gente vive más y mejor, que es nuestro fundamento. No que viva más y peor, yo no he estudiado medicina para prolongar las enfermedades, sino para prolongar la calidad de vida. Y a mí me gustaría saber ahora qué es lo que se ha quedado por atender. Que haya menos ictus y menos infartos, no lo entiendo. O hemos atendido infartos más pasados y los pacientes ya se han muerto, y con los ictus pasa lo mismo, con las patologías tiempo-dependientes. Y con las listas de espera pasa igual. Si seguimos esperando más, se acaban. Si pienso con malicia, que siga San COVID y acabo con las listas de espera y luego ya reestructuro todo.

P: ¿Se puede aprender de lo vivido?

R: Tenemos que aprovechar la coyuntura y de todo aprendemos: que vaya al médico quien realmente tenga que ir al médico, para eso la cita previa, perfecto. Y la teleconsulta entre facultativos, perfecto. Pero de ahí a la teleconsulta, no.



P: ¿Qué futuro le ve a Por Ávila?

R: A los que están en cargos los veo con la misma ilusión de siempre, lo que tenemos que recuperar es la ilusión de la gente que estaba apoyando alrededor, es lo que echo de menos . Yo no quiero ser más de lo mismo. Y la idea es que quedan muchas cosas que hacer.

Hay que rodearse de gente buena y que te discuta, no de sumisos, ese partido es una mierda

P: El centro derecha ideológico se ha ido desgajando hasta llegar a la fragmentación actual. ¿Cree que en algún momento volverán a confluir?

R: Espero que no. No me gusta la partitocracia, hay que hacer partidos en los que la gente no quiera estar figurando, y si soy presidente del partido pongo a gente de mi confianza porque no quiero que me quiten el sillón. Al final es muy parecido a Roma, la puñalada trapera está por todos los lados. Pienso que hay que rodearse de gente buena y que te discuta, no de sumisos, ese partido es una mierda. Prefiero gente con más experiencia que yo, y no estoy hablando de cultura, sino también de la gente mayor. Yo he aprendido muchísimo en Atención Primaria de los abuelos, de personas que habían estudiado la ‘encicopledia', que apenas sabían escribir y contar con los dedos, pero la experiencia de vida que tenían te enseñaba cosas. Yo me quedaba embobado escuchando. Y también de gente joven con mucha formación, lo que no tiene sitio es que estés en política sin experiencia ni formación, porque eso desprestigia a un país.